Carta DiverInvest Septiembre: USA en quiebra y España saliendo de la crisis

diverinvestHoy he aprendido que en toda su historia el Gobierno americano ha “bajado la persiana” diecisiete veces debido al llamado techo de deuda. Por ahora no es grave y parece que Wall Street no está dando importancia a la posibilidad de una suspensión de pagos del Gobierno.

La última vez que esto pasó, Mónica Lewinsky aprovechó la oportunidad para hacerse famosa. Bill Clinton con la privacidad en la Casa Blanca hizo de las suyas. Veremos qué nos deparará este shutdown…. seguramente nada tan interesante!

Por otro lado, España parece estar superando lo peor y cual ave fénix sigue recuperando posiciones. Aunque nuestro ”café con leche en la plaza mayor” no nos ha hecho olímpicos, sí que tenemos una base real de empresarios que están trabajando y luchando contra viento y marea para superar está compleja situación.

No podemos olvidar que aunque los datos macroeconómicos en España todavía no son positivos, las bolsas siempre anticipan y el Ibex está despertando. Por algo será.

Pero más importante para los mercados es adivinar cómo se va a desactivar la bomba de la exuberante liquidez. Creo que un chiste que me contaron el otro día es significativo de la situación actual: “Doctor Bernanke soy alcohólico, ¿Que me recomienda? Dos vodkas y un gin tonic”. El presidente de la reserva y su amigo Draghi siguen dispuestos a mantener la barra libre de liquidez abierta unas horas más.

David Levy
Presidente de DiverInvest Asesoramiento EAFI

Carta DiverInvest septiembre: Ni tan ricos ni tan pobres

Parece que por fin estamos viendo como los políticos están trabajando y tomando decisiones de forma coordinada para abordar con más éxito los problemas de fondo. A pesar de todo van con pies de plomo y ninguno quiere renunciar a nada.

Por otro lado la situación macroeconómica mundial no acompaña y sigue empeorando, incluso ahora vemos flaquear al gigante chino. Lamentablemente la recuperación económica hoy depende más que nunca de las decisiones políticas que se adopten. Las alternativas son complejas y llegan lentamente pero al menos parece que hay buenas intenciones y una decisión global de seguir adelante.

Cada cumbre, cada decisión, cada declaración, cada resolución parece la última. Quizás lo sea ya que es muy difícil saber que pasará y como se van a resolver tantos y tan complejos problemas. Da la sensación que estamos ante un momento histórico donde salvamos a Europa o todo se puede desintegrar.

Recuerdo como hace tan sólo cinco años la economía mundial era robusta y todos vivíamos bajo una burbuja de exuberancia irracional donde todo valía. Hoy, parece que nada vale y debemos destruir todo para seguir adelante.

Estoy convencido que a pesar de que vamos a seguir sufriendo para superar este largo y complejo camino, antes de que nos demos cuenta, las cosas volverán a la normalidad.

No éramos tan ricos, ni ahora somos tan pobres. No me refiero solo en el plano económico, sino también a nivel humano, ideológico, religioso, solidario…un buen momento para la autorreflexión.

Un fuerte abrazo,

David Levy,
DiverInvest Aseaoramiento EAFI