Carta DiverInvest abril: Sinceridad y codicia

Sinceridad: nadie hubiera soñado un principio de año tan alegre y refrescante. S&P 500 +12.0%, Eurostoxx +6.9% aunque el Ibex 35 –6.5%. Los paquetes de estímulos han tenido efecto y han conseguido aplazar las tensiones financieras. Estamos mucho mejor que hace tan sólo 2 meses.

Hoy, podemos afirmar que los dos principales problemas están controlados y la situación es más estable debido a:

1. Intervención rápida y exitosa del BCE a través del LTRO (operaciones de refinanciamiento). Ha reducido el riesgo de crisis Deuda Europa, calmando los mercados. Europa seguirá!

2. Los datos macro evolucionan mejor de lo esperado, en especial en USA, impulsados por el QE 1 y 2 (políticas monetarias expansivas). El riesgo de una crisis económica mundial se aleja y el miedo a un “hard landing” de China casi ha desaparecido.

De todos modos, la mayoría pensamos que queda mucho por hacer, que hay datos macroeconómicos contrapuestos y que antiguas situaciones vistas como drásticas, como la quiebra de Grecia, parezca un hecho normal. Yo, todavía me levanto por las noches pensándome que todo ha sido una pesadilla.

Siempre hemos recomendado ser cautos. Parece que se consolida una situación con tipos muy bajos por un periodo largo de tiempo y si añadimos tan solo un poco de inflación, obtendremos rentabilidades reales negativas. Hay que poner a trabajar la liquidez.

Actualmente, la renta fija (bonos), por sus bajas rentabilidades, es poco atractiva. Debemos mirar el mercado de renta variable para obtener una rentabilidad adicional. Al menos ahora de forma táctica (3-6 meses). Los inversores con mucha liquidez debemos mirar al mundo con otros ojos, aprovechar la volatilidad que seguirá muy presente, y tomar posiciones. Incluso por momentos volver a sentir la codicia.

Un fuerte abrazo,

David Levy

DIVERINVEST ASESORAMIENTO EAFI

Las preferentes y el asesoramiento financiero

Estamos viendo estos días manifestaciones en la calle de damnificados por la colocación indiscriminada de preferentes por parte de bancos y cajas a inversores particulares que pensaban que estaban comprando libretas a plazo fijo. Ahora son cautivos de su entidad, a la que habían depositado su confianza, que o no les da liquidez o se las canjea por acciones o por otros títulos. La situación es terrible para muchas personas de perfil ahorrador y que se han transformado, de repente, en inversores. Nos podríamos preguntar ¿por qué ha pasado esto?

Los bancos y cajas necesitaban cubrir unas demandas de capital que les exigían los mercados financieros. Por eso emiten acciones o participaciones preferentes para transformar créditos (depósitos de los clientes) en capital. Los ahorradores querían un rendimiento elevado para sus ahorros para superar la inflación, pues los intereses del dinero habían bajado mucho y ésta había subido. Hasta aquí todo lícito. ¿Dónde empieza el desbarajuste? Pues en el momento de la comercialización de estos productos que tal y como algunos prevenimos y advertimos en su día, se han convertido en tóxicos para sus tenedores. Hay que ver la situación desde dos ángulos diferentes antes de llegar a conclusiones. El primero, el del banco como entidad, tiene necesidad de captar capital. ¿Qué más fácil que colocar a sus clientes de confianza unos títulos que ningún inversor profesional les compraría? El segundo el del cliente que, movido por el afán de ganar más, se deja engatusar por los comerciales de su entidad de confianza y suscribe las preferentes.

Como podemos ver el conflicto de interés está servido de manera impecable. Durante todo este proceso ¿qué han hecho los reguladores? Pues tanto el Banco de España como la CNMV han mirado hacia otro lado. De hecho interesaba que los bancos y cajas mejoraran rápidamente sus ratios de capital dada la situación de crisis financiera internacional y la española en particular.

¿Cómo se hubiera podido evitar esta situación? De manera simple, si los ahorradores hubieran contado con un adecuado asesoramiento financiero por parte de su entidad y los reguladores controlando que éste se preste adecuadamente. Lo que parece sencillo y coherente es muy complicado de que se produzca tal como está el sistema financiero español. La norma está, lo que se debería hacer está claro, es velar y procurar, ante todo por el interés del cliente, pero los bancos y cajas están en continuo conflicto de interés: fabrican los productos y los distribuyen a través de la su gran y capilar red de oficinas. Con comerciales incentivados para colocar lo que les digan sus superiores, sin poder cuestionar la bondad del producto para el cliente. Los bancos y las cajas han mirado única y exclusivamente en su beneficio y no en el del cliente.

Les pongo un ejemplo: Si usted está enfermo no se le ocurriría nunca ir a un laboratorio farmacéutico a pedir que les receten y despachen algo para su enfermedad ya que la función del laboratorio es fabricar y vender sólo sus medicamentos. Nunca le recetarían los de otro, aunque éste los tuviera de mayor calidad o más específicos, ya que ellos no los fabrican. Lo que se hace es ir al médico, éste evalúa y diagnostica y le receta lo mejor para su enfermedad y el Ministerio de Salud vela por que los médicos no receten con conflicto de interés.

Es esto lo que hacemos las EAFI (Empresas de Asesoramiento Financiero Independiente), al no tener conflicto de interés, evaluamos al cliente, midiendo su «perfil de insomnio» (que es cuando uno deja de dormir por el riesgo asumido en sus inversiones) y diagnosticamos, recomendando lo mejor para el cliente de lo mejor que hay en el mercado. Si los ahorradores que se han transformado en inversores hubieran sido asesorados por una EAFI, me atrevo a decir que tantas o muchas de las situaciones penosas que estamos viviendo estos días, no se hubieran producido.

Albert Ricart

Administrador de C&R Investment Financial Advisor EAFI

Carta DiverInvest febrero: Paciencia y disciplina

Como vimos en el partido de Copa del Rey entre el Barça y el Madrid, si te relajas un segundo, te marcan dos goles y acabas pidiendo la hora con los recogepelotas en casa! Pues en bolsa, con la volatilidad que reina últimamente (los últimos 10 años), pasa lo mismo. Además, ahora que todos los buenos propósitos para el 2012 (comer sano, hacer ejercicio, ser un inversor responsable,…) están olvidados, tenemos que afrontar dos temas cruciales para Europa:

1.       A corto plazo, financiar a Italia y España.

2.       A largo plazo, crear una unión fiscal.

En un momento de “desapalancamiento” mundial con tipos casi a cero afectando de forma simultánea a las familias, sector financiero y gobiernos. Y con la quiebra de Grecia, que parece obligada y que incluso se habla de que podría llegar a salir del Euro! Podríamos volver a vivir días muy largos.

Sigo pensando que la ruptura de Europa es improbable pero ya no es tabú. Por el momento, mejor evitar la divisa Euro, seguir lejos de invertir en bonos y en acciones europeas. También te recomiendo:

–          Diversifica: invierte de forma global.

–          Sé muy disciplinado a la hora de invertir.

–          No compres cualquier producto que te ofrezcan.

–          Usa estrategias de coberturas, si es necesario.

–          Identifica “distressed opportunities”.

Las incertidumbres financieras y macroeconómicas abren oportunidades. Recuerda tener paciencia y disciplina, se verán recompensadas.

Un fuerte abrazo,

David Levy

DIVERINVEST ASESORAMIENTO EAFI

El Asesoramiento Independiente y sus peculiaridades

En el sector de servicios financieros, la asesoría se ha realizado históricamente por las entidades que proponían sus propios productos sin tener en cuenta que, en dicha situación, se crea un evidente conflicto de intereses: los del cliente y los de la entidad. Los asesores financieros independientes resuelven este conflicto, puesto que no son vendedores de productos, son exclusivamente vendedores de la asesoría adaptada al perfil de cada cliente. Además:

-Están especializados en la asesoría

-No dependen de ninguna entidad financiera cuyos productos puedan ser aconsejados.

-Sus ingresos dependen solo del cliente.

-Analizan para el cliente todo el abanico de los productos que puedan adaptarse a su perfil.

-Facilitan y agilizan la relación cliente-entidades.

Afortunadamente, desde hace tres años están supervisados por la CNMV, aunque la profesión existe desde hace décadas en otros países. La profesión de asesor financiero independiente ha tardado en introducirse en España: oficialmente sólo existe desde hace tres años, aunque Ética la practica desde hace nueve. A día de hoy hay 85 Eafis registradas en la CNMV, cifra ridícula respecto a otros países europeos. En Reino Unido el 76% de la gestión patrimonial está asesorada por independientes. Esto es así por dos razones:

-España es un país, culturalmente hablando, muy influenciado por bancos y cajas, y la ciudadanía percibe, erróneamente, que va a pagar dos asesorías: la de las entidades y la del asesor.

-Algunos bancos españoles, también erróneamente, siguen considerando a los asesores independientes como competidores y muchos profesionales del sector consideran más seguro trabajar para los bancos que lanzarse a ser independiente.

El balance de estos tres años es que la profesión se va haciendo conocer poco a poco y esto es positivo. Dicho esto, los retos son múltiples, simplemente porque el sector financiero está en crisis y el hecho de ser asesor independiente, con características propias, no es óbice para reconocer que los asesores forman parte del sector.

Para hacer comprender el reto al que se enfrentan las Eafis voy a utilizar un símil. En la sanidad están los médicos, las farmacias y los laboratorios. Los médicos analizan el estado del paciente y recetan los medicamentos apropiados, pero no los fabrican, ni pueden recetar medicamentos que no existen. El gran reto que tenemos los asesores financieros independientes es hacer comprender que somos médicos financieros, haya epidemias o no las haya.

Francisco Álvarez Molina

Presidente de Etica Patrimonios EAFI

Carta DiverInvest enero: Recomendaciones para 2012

Dadas nuestras recomendaciones poco optimistas durante el 2011 y con todavía leves señales de progreso, seguimos cautos para el 2012. Queda mucho por hacer y aunque aún hay muchos riesgos, parece que vamos a conseguir evitar la tan temida catástrofe de deuda europea. De todos modos, con un crecimiento global débil, algunas zonas del mundo en recesión y con mucha inestabilidad financiera, va a ser un año muy desafiante para los inversores.
La previsión del crecimiento del PIB mundial para el 2012 es tan solo del 3.5%. Cabe destacar que el teórico crecimiento del PIB de Estados Unidos depende directamente de las ayudas del congreso. Además, Europa ya presenta crecimientos negativos. Los riesgos macroeconómicos no se van a marchar pronto con lo que se espera mucha volatilidad. Esperamos ciclos económicos cortos y violentos, impulsados por paquetes de estímulos presupuestarios y monetarios sin precedentes.
El riesgo de entrar en una recesión global existe. Puede ser causada por la crisis de la eurozona, un «double-dip» en la economía americana o un aterrizaje forzoso de China. Además, viviremos más tensiones geopolíticas y sociales tanto en oriente medio como en países occidentales.
Lo más seguro es que la situación actual mejore según avance el año. Por lo que pensamos que habrá un mejor momento de entrada más adelante y recomendamos seguir posicionado defensivamente.

Os adjunto el detalle de nuestras recomendaciones por clase de activos:

Como sabéis la crisis también abre oportunidades y los que acepten aguantar la volatilidad se verán recompensados. Por ello recomendamos combinar con una estrategia de inversión muy diferenciada:

a) Una gran parte extremadamente conservadora de mucho cash.
b) Una parte más dinámica compuesta por:
Posicionamiento táctico y selectivo en renta variable en vez de una estrategia de comprar y conservar (buy and hold). Para aprovechar los fuertes movimientos de las bolsas ya que estas se moverán dentro de un rango.

2. Dada la alta volatilidad, aprovecharla con estrategias de opciones: mi tema favorito para el 2012!

3. Buscar oportunidades, especialmente en renta fija.

Si queremos aprovechar las oportunidades y la volatilidad, no podemos esperar a que todo esté claro y resuelto. No todas las posibles sorpresas serán negativas.

David Levy

DIVERINVEST ASESORAMIENTO EAFI

Se acabó con las inversiones 100% seguras

La última subasta del Bono Alemán ‘el Bund’ ha destapado algo inédito en la historia: la falta de demanda para cubrir la totalidad del tramo de deuda que Alemania esperaba colocar en el mercado. Un hecho significativo que dejó mas que un inversor, no solo al institucional, con la boca abierta ya que por lo menos hasta hace poco, la deuda alemana era considerada uno de los activos mas seguros en el mundo.

El problema radica en la percepción del efecto de correlación entre la deuda pública de los diferentes países europeos. El riesgo de un solo país tiene amplio potencial para contagiar la percepción de riesgo del otro y viceversa, con lo cual el efecto de diversificación con bonos de diferentes países de la UE en una cartera puede verse reducido de manera significativa. Los últimos meses han demostrado que esta percepción es real, solo que hasta ahora parecía afectar únicamente a Italia, España, Bélgica y Francia (aparte de las ya damnificadas Grecia, Irlanda y Portugal) y no a la ‘segura’ Alemania. Como consecuencia, la deuda pública europea se está convirtiendo en un instrumento de financiación híbrido con carácter y riesgo de contagio solidario (el de otros estados europeos). En otras palabras: el inversor que posee un bono de un estado europeo se enfrenta como es bien conocido al riesgo de contrapartida pero también, siempre en un caso extremo, al riesgo de una quita parcial o total facultativa que por decreto podría convertirse hasta incluso en obligatoria! Es muy probable que este ultimo riesgo todavía no esté suficientemente reflejado en las primas de riesgo de países como Alemania e Holanda con lo cual me hace pensar que las tensiones en los mercados no tardaran en volver por mucho que no se vayan a producir mas quitas en el futuro.

Este cambio en la percepción de riesgo de la deuda pública y la necesidad de la búsqueda de un activo al 100% seguro ha puesto a mas de un inversor y a su asesor en situación de desesperación en los últimos meses. Y en este sentido debo constatar que, en el entorno actual, las probabilidades de hacer algo bien en materia de inversión se han reducido enormemente. En España, dicha percepción no parece haber calado y por desgracia se ha forzado mucho la máquina para colocar bonos patrióticos, pagares y letras del tesoro al inversor minorista. A todo ello se suma que la oferta en súper-depósitos sigue ahí como si nada hubiera pasado. Pensar que estos productos son inversiones al 100% seguros es una ilusión. Seamos realistas, quien invertiría hoy en un súper-deposito si no estuviera ‘teóricamente’ cubierto por el fondo de garantía de depósitos hasta los EUR 100.000 por titular y entidad? Digo teóricamente porque está condicionado a que el fondo de garantía tuviera suficiente liquidez para hacer frente al total de las demandas y cuya última instancia seria el estado español que digamos tampoco está atravesando por su mejor momento. En cuanto a las letras del tesoro, no hay que olvidar de que se trata de un activo que no hace mucho tiempo fue drásticamente evitado (o boicoteado?) por los inversores institucionales por temores de contagio y quitas adicionales. En su lugar tuvo que ser el Banco Central Europeo quien, en una intervención de apaga fuegos de varios meses, comprara estos títulos en completa ausencia de los compradores habituales. Me consta que no son los mejores indicios para un activo que en teoría debería ser de poco riesgo y como para considerarlo apto para un inversor minorista en la situación actual en la que nos encontramos.

Estructurar bien a una cartera se ha convertido en algo mucho mas complejo ya que activos que hace poco considerábamos seguros ya no lo son tanto y puede que algún otro activo que considerábamos de mayor riesgo tampoco lo sea tanto. Para poder acertar, por lo menos en el medio-largo plazo, tenemos que preguntarnos quien es actualmente el enfermo real: Los estados o las empresas cotizadas? El sentido común nos dice que el menos enfermo de los dos son las empresas cotizadas con lo cual deberíamos centrar nuestras inversiones en bonos y acciones bien seleccionadas de  empresas con importante creación de flujo de caja y poco endeudamiento y cuyo modelo de negocio permite obtener ingresos de diferentes mercados internacionales.

Christian Dürr

Director General

ETICA PATRIMONIOS EAFI

Consejos para invertir en momentos de incertidumbre

La volatilidad o riesgo de los mercados se ha disparado en los últimos años, la incertidumbre ha aumentado de tal manera que ha minado la confianza de los inversores. En momentos como los actuales es necesario extremar la precaución y ser disciplinado en el proceso de inversión. Para ello es aconsejable, antes de realizar una inversión, dar una serie de pasos.

Analice bien su perfil de riesgo

En las casi dos décadas que llevamos asesorando a clientes, nos ha tocado conocer a todo tipo de inversores, más o menos arriesgados, y hemos aprendido que lo esencial no es hacerle ganar más o menos sino ajustar bien el riesgo de las carteras al perfil del inversor ya que los problemas surgen cuando un inversor tiene una cartera más arriesgada de lo que debe o viceversa. Para analizar cuál es su perfil, no solo hay que tener en cuenta su apetito por el riesgo o su mayor o menor aversión a este, también hay que tener en cuenta los conocimientos y experiencia inversora, así como la situación financiera y las necesidades de liquidez, a corto y a medio plazo.

No arriesgue más de la cuenta

Aunque parezca una obviedad, es un punto muy importante entender que no hay que correr más riesgos de los necesarios. No es mejor inversor el que gana más, sino el que para ganar lo mismo que otro arriesga menos. Esto es posible con una buena diversificación de la cartera.

Invierta solamente en productos que entienda

Como dice Warren Buffett, reputado inversor internacional, no se debe invertir en productos en los que no se entiende perfectamente su estructura o funcionamiento. La ingeniería financiera ha desarrollado productos muy complejos, como los depósitos estructurados, hedge funds, derivados de renta variable, como CFD’s y Warrants, en los solamente debe invertir quien tenga los suficientes conocimientos financieros. No es una cuestión de riesgo sino de complejidad, a veces es más conveniente invertir en acciones de Telefónica que en un depósito estructurado referenciado a la evolución de este mismo valor. Aunque tenga menos riesgo, si no lo entiende bien es mejor que no invierta en el.

Diversifique para reducir el riesgo

Una correcta diversificación es la mejor manera de reducir el riesgo de una cartera sin comprometer la rentabilidad. No lo apueste todo a una carta, si, por ejemplo, quiere realizar una inversión en renta variable europea a través de fondos, compre fondos con diferentes estrategias y, si es posible de diferentes gestoras, ello reducirá la volatilidad de la cartera.

Tenga en cuenta la fiscalidad de las inversiones

A veces son más interesantes inversiones con una rentabilidad más baja si su tributación es menor. O lo que es lo mismo, si el impacto fiscal de las ganancias de una inversión es alto, ello le obligará a arriesgar más para ganar lo mismo que en otra que sea más eficiente fiscalmente.

Piense siempre en el largo plazo

No hay duros a cuatro pesetas, ni inversiones de corto plazo y alta rentabilidad. Si invierte en activos con riesgo, mantenga una estrategia de inversión de largo plazo, le dará mejores resultados. Si le preocupa la elección del momento para invertir porque no sabe si el mercado está en el mínimo, no espere a comprar todo de una vez, haga varias compras de manera que obtenga un precio medio ponderado. Tenga en cuenta que encontrar el momento más adecuado es muy difícil, este solo se manifiesta cuando ya ha pasado.

Haga un seguimiento periódico de su inversión

No sirve de nada realizar una inversión, por idónea que sea cuando se hace, si no se revisa periódicamente, máxime en el entorno actual de alta volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros. Haga una gestión activa de su cartera, comprar y mantener no es una buena idea, revise la situación de sus inversiones si no quiere tener sorpresas desagradables. También se pueden producir cambios en su perfil inversor que hagan que lo que al principio era idóneo para usted, ya no lo es.

Déjese aconsejar por un experto

Para realizar una buena planificación patrimonial es conveniente solicitar el consejo de un experto. Lo mismo que se acude a un abogado cuando se tiene un problema legal o a un médico cundo se tiene un problema de salud, acuda a un profesional si necesita asesoramiento financiero. No se auto medique.

Carlos García Ciriza

Carlos taberna Senosiain

C2 Asesores Patrimoniales EAFI

¿Empresa familiar o familia empresaria?

Hace unos días, se celebró en Boston la conferencia anual del Family Firm Institute (la organización internacional más importante de asesores de empresa familiar del mundo) que este año, además, cumplía su 25 aniversario. El tema central de las conferencias de esta edición ha sido Next Generation y, como es obvio, todas las ponencias y mesas redondas se han centrado en el relevo de la empresa familiar a la siguiente generación.

Estas jornadas han reunido a más de 40 nacionalidades, académicos de más de 50 universidades, consultores de empresa familiar y miembros de familias empresarias de todo el mundo, y en Arcano Wealth Advisors tuvimos la suerte de ser la única firma española que asistió.

Ha sido muy imponente poder compartir sala, entre otros, con un miembro de la empresa familiar más antigua de EEUU (Zildjian Cymbal. 1.623, 14ª Generación) y con otro miembro de la empresa familiar más antigua de España (Codorniu. 1.551 y 13ª Generación).

La ponencia de Ivan Lansberg, socio fundador de LGA Associates y uno de los fundadores
del Family Firm Institute, se centró en los factores diferenciales del liderazgo en la empresa familiar. Lansberg defendió que la gestión de la familia dentro de la empresa familiar debe ser dinámica y sometida a ciertas reglas que, sin dejar de ser un horizonte para la familia, permitan optimizar los recursos sin despreciar la excelencia que se puede tener en el seno de la propia familia. No podemos encontrarnos en la situación de establecer en nuestro protocolo que ningún miembro de la familia pueda nunca participar en la gestión de la empresa familiar cuando podemos tener el verdadero talento dentro de nuestra casa. Esa conjugación de intereses que propugna Lansberg es la que sirve de modelo de éxito en muchas de las familias que conocemos: planificación, proceso, dinamismo y flexibilidad.

Sin embargo, una de las ponencias más destacables fue la del Profesor Juan Roura, del IESE, que presentó su estudio sobre la capacidad emprendedora de la familia empresaria. La gran pregunta que deben suscitarse las familias que tienen empresas familiares es si son una familia que tienen una empresa familiar o si se trata de una familia empresaria. El concepto es completamente distinto ya que daremos mayor valor y peso a la familia o a la empresa . Si nuestros objetivos son mantener la empresa familiar por encima de cualquier consideración estaremos dejando a la familia en un segundo lugar. Si por el contrario la empresa familiar que hoy posee la familia empresaria es una fórmula de canalización de su vocación empresarial, los planteamientos de familia, de valores y principios familiares serán distintos. En este caso no será lo fundamental mantener la empresa a toda costa. Lo importante será crear valor en la empresa, pero el futuro puede deparar cambiar de sector o de negocio manteniendo siempre dentro del patrimonio negocios que generen valor para la sociedad y la familia pero con una mayor flexibilidad y con un mayor poder de cohesión familiar. Este espíritu con el que muchas veces no “se nace pero se hace” es el que debe insuflarse a las familias empresarias y a sus siguientes generaciones para que se pueda perdurar en el tiempo como una verdadera familia-saga de empresarios.

El mundo de la empresa familiar está evolucionando a una velocidad mucho mayor de la que pensamos, y así se ha puesto de manifiesto en la conferencia anual del Family Firm Institute. Las nuevas generaciones de miembros de las familias empresarias, el mundo en el que vivimos, las nuevas exigencias del mercado y las necesidades de las familias requieren de una mayor preparación por parte de todos sus miembros y un proceso de dinamismo mucho mayor ante la revolución que ya tenemos encima. La empresa familiar puede tener un futuro apasionante si se empeña decididamente en trabajar e invertir en la siguiente generación. Al mismo tiempo, la generación al frente del gobierno de la familia tiene que estar preparada para este cambio asumiendo el reto del verdadero liderazgo.

Iñigo Susaeta

Socio director de Arcano Wealth Advisors, EAFI