Renta fija soberana Vs renta fija corporativa

En estos meses de incertidumbre mucha gente se pregunta donde invertir y no tener sobresaltos.

Aunque la prima de riesgo de nuestro país se ha relajado, todavía es alta para invertir nuestro dinero si somos de perfil conservador, así que todas o gran parte de las miradas se dirigen a los países más industrializados como Alemania o Estados Unidos.

Inversores de cariz conservador comentan que quieren estar o están invertidos en deuda alemana  o estadounidense ya que obtiene una baja rentabilidad pero a cambio le ofrece una seguridad que otra deuda soberana no le ofrece y en estos momentos prima en el inversor la seguridad antes que la rentabilidad.

Sin lugar a dudas después de este periodo convulso, el Bund ha sido el producto estrella donde los inversores han buscado refugio, pero sinceramente creo que ese tiempo ya pasó.

Si un inversor conservador quiere buscar un producto de renta fija que tenga una rentabilidad atractiva y con un nivel de riego bajo o asumible tiene que mirar hacia la renta fija corporativa.

Existen empresas que hist√≥ricamente lo han hecho y lo siguen haciendo muy bien, que necesitan financiarse para seguir adelante con sus proyectos y con su crecimiento sostenido. Empresas que sean globales y que no tengan la gran mayor√≠a de sus ingresos en el pa√≠s de origen, sino que la v√≠a de ingresos est√© diversificada, como las espa√Īolas Telef√≥nica, BBVA, etc.

Sinceramente pienso que existen mejores oportunidades dentro de la renta fija corporativa que dentro de la deuda soberana, simplemente es elegir bien la empresa donde queremos invertir nuestro dinero,¬† estemos c√≥modos y nuestro nivel de ‚Äúinsomnio‚ÄĚ sea muy bajo.

Creo que el tiempo de invertir en deuda soberana ‚Äúrefugio‚ÄĚ ha pasado, de hecho algunos gestores de renta fija global¬† est√°n deshaciendo parte o la totalidad de posiciones en bonos alemanes y americanos y est√°n rotando su cartera mirando a los bonos italianos y espa√Īoles.

Salvador Cervilla García EAFI