¿Qué es un marketplace? Descubre los tipos que hay y las ventajas que aportan.

.

Cuando escuchamos la palabra Marketplace, lo primero que nos viene a la cabeza son las gigantescas plataformas online en las que, a modo de grandes almacenes, podemos encontrar prácticamente cualquier cosa a precios competitivos y con entregas automatizadas sin necesidad de desplazarnos a ningún lugar físico.

En los primeros modelos de Marketplace, cada marca o distribuidor podía vender sus productos de manera independiente a través de una única plataforma, logrando atraer la atención de un público masivo sin barreras físicas y favoreciendo el crecimiento de negocios rápidamente escalables.

La evolución natural de las plataformas online las llevó a convertirse en supermercados gigantescos que pasaron de ofrecer un solo producto (Amazon empezó su andadura como una librería online) a dar acceso a infinidad de bienes, pero también a servicios de cualquier tipo bajo diversas fórmulas que han ido proliferando en función de las necesidades de los clientes.

 

Tipos de Marketplace

En función de los productos o servicios que ofrecen estas plataformas, las podemos clasificar en cuatro tipos principales:

  • Mercados verticales que ofrecen productos de la misma categoría o sector pero que provienen de diferentes proveedores o marcas, como por ejemplo Asos o Zalando, focalizados en el sector de la moda.
  • Mercados horizontales que ofrecen toda clase de productos pero con una o varias caractarísticas similares. Aquí encontramos Wallapop, donde todos los productos comparten un atributo en común: Ser objetos de segunda mano.
  • Mercados globales que no tienen limitaciones y venden todo tipo de productos de diferentes proveedores. Amazon, Aliexpres o Rakuten serían ejemplo de marketplace globales.
  • Mercados híbridos que ofrecen sus propios productos, así como productos de otras compañías, al tiempo que proporcionan una plataforma para que los participantes completen las transacciones (es el caso de Walmart o Carrefour).

En los últimos cinco años han proliferado multitud de soluciones de este último tipo dentro del ámbito de los servicios financieros, que a través de plataformas atraen cada vez a un mayor número, tanto de proveedores de productos y servicios, como de clientes.

Las razones de su multiplicación y éxito son variadas, y obedecen a la propia evolución de los hábitos de consumo, factores demográficos, y también a la búsqueda de eficiencia en costes, tiempo y competencia de los mercados.

 

Ventajas de los Marketplace online

Junto a la comodidad obvia de poder acceder a productos y servicios sofisticados que anteriormente implicaban desplazamientos físicos, trámites burocráticos interminables y esperas prolongadas, las plataformas tipo Marketplace pueden, y de hecho ofrecen, tarifas más bajas, una experiencia de usuario superior, una marca más atractiva, una ampliación de la oferta y competencia entre proveedores y un entorno de aplicaciones más seguro, eficiente y desburocratizado que desborda sin duda el alcance que pudiese tener esa misma oferta despachada en una ubicación física.

Igual de importante que la automatización de los procesos comerciales, y no menos relevante, es la ausencia de burocracia y papeleo que supone el negociar a través de una plataforma, así como el alto grado de transparencia en cuanto a costes justos y adecuados de sus servicios, en beneficio de sus clientes.

 

Marketplaces en el ámbito financiero

De entre todas esas ventajas, y en especial para el ámbito financiero, una de las más relevantes es la de permitir a los clientes el acceso a una mayor variedad de productos, previamente analizados exhaustivamente por los propietarios de la plataforma. Esto supone no solo abrir el abanico de opciones, también que la oferta se ajuste mejor a las características precisas que buscan los clientes.

Además, operar a través de un marketplace FinTech permite acceder a una alternativa de crédito y de inversión tanto a particulares como a empresas, de una forma mucho más eficiente y transparente para todos los agentes implicados.

Finalmente, puede ayudar a moderar las fluctuaciones del ciclo económico, pues disponer de opciones de inversión en economía real, sin intermediarios, permite una mayor descorrelación con los mercados financieros tradicionales.

 

En resumen

Los Marketplace online como Lendmarket están llamados a ser el lugar en el que tanto empresas como particulares pueden negociar bienes y servicios con una seguridad, rapidez y satisfacción muy por encima de la ofrecida por un mercado físico tradicional. Estas plataformas pueden satisfacer prácticamente cualquier necesidad, y especialmente en el ámbito financiero, aportar sana competencia, seguridad, y mayor estabilidad económica para todos los agentes implicados.