¬ęLa Renta Fija domina¬Ľ An√°lisis de Juan Manuel Vicente Casadevall EAFI, en el mensual de fondos de Cinco D√≠as

Los rembolsos que sufri√≥ la industria de fondos de inversi√≥n dom√©stica en el mes de abril, tras un primer trimestre del a√Īo relativamente positivo, tuvo su continuidad en mayo al calor de unos mercados financieros donde se intensificaron los problemas y donde Espa√Īa en particular se situ√≥ en el ojo del hurac√°n. As√≠, mientras que en abril las salidas netas de la industria de fondos fueron de unos 800 millones, la cifra (seg√ļn los datos de Inverco) se elev√≥ en mayo hasta los 1.359 millones de euros. Ello convierte al pasado mes en el peor del a√Īo en lo que concierne a ventas netas.

Los rembolsos siguen concentr√°ndose fundamentalmente en tres categor√≠as de fondos: los garantizados de renta variable que pierden atractivo con las ca√≠das burs√°tiles europeas y nacionales, los fondos de retorno absoluto, ante las minusval√≠as que afectan a una buena parte de ellos, y los monetarios en euros, que a pesar del ‚Äúvaciado‚ÄĚ que han sufrido estos √ļltimos a√Īos siguen perdiendo patrimonio por efecto de la intensificaci√≥n de la crisis de la deuda espa√Īola y el euro.

En lo que respecta a este peque√Īo ejercicio de comparaci√≥n con la situaci√≥n europea que realizamos casi todos los meses nos encontramos con el contraste habitual. No obstante, en este caso, seg√ļn los datos de la consultora Lipper relativos al mes de abril, los inversores europeos apenas insuflaron dinero en fondos de inversi√≥n (1.600 millones de euros de entradas netas) como resultado en buena medida de los rembolsos de 8.000 millones en fondos de renta variable. Los fondos de retorno absoluto siguen siendo uno de los l√≠deres a la hora de atraer el dinero de los inversores y en abril disfrutaron de entradas netas de 1.200 millones y acumulan ya en los cuatro primeros meses del a√Īo m√°s de 5.000 millones de euros de suscripciones netas. El contraste con la industria dom√©stica es radical en este caso pero, seg√ļn nuestro an√°lisis, los resultados medios de un grupo de fondos y otro debiera explicar en buena parte las diferencias.

El repaso a las rentabilidades pone de manifiesto que los fondos de renta fija siguen reinando. Tras un 2011 donde el dominio de los fondos de deuda fue ya muy claro nosotros apost√°bamos que en 2012 no cambiar√≠a la tendencia y por el momento los datos van por ese camino. No obstante, dentro de la renta fija existen todo tipo de categor√≠as de fondos por lo que la rentabilidad media simple para todo el conjunto de fondos de deuda de casi un 2% en mayo o de casi un 5% en lo que va de a√Īo no dice mucho. Los grandes ganadores del mes y por tanto importantes contribuidores a los excelentes guarismos medios registrados fueron los fondos de renta fija internacional, en gran parte como resultado de la debilidad de la divisa √ļnica europea.

Destacan los fondos de renta fija en dólares que se apuntaron rentabilidades medias en euros entre el 5% y el 7% dependiendo de la categoría concreta (agregados, corporativos, high yield, etc.). Los otros ganadores fueron los fondos de renta fija de la zona euro o en euros de vencimientos largos, ante la fuerte caída de los rendimientos de la deuda de los países centrales, en particular Alemania. Como muestra, los fondos pertenecientes a la categoría Lipper de renta fija de la zona euro de largo plazo obtuvieron una plusvalía media del 2,55%. Por el contrario, como pudiera esperase ante el aumento de la aversión al riesgo, los grandes perdedores del pasado mes fueron los fondos de renta fija de alto rendimiento (o high yield) europea y denominados en euros. La rentabilidad media negativa para esta clase fondos fue del -1,7%.

Los fondos de renta variable tuvieron un mes terrible en general que no pudo ser compensado en las categor√≠as de bolsa internacional siquiera por la fuerte apreciaci√≥n de las principales divisas con respecto al euro. Efectivamente, la minusval√≠a media en euros del conjunto de todos los fondos de bolsa disponibles en el mercado espa√Īol fue del -4,3%. En lo que va de a√Īo la rentabilidad media se mantiene todav√≠a confortablemente positiva (en euros) gracias al buen comportamiento relativo de los fondos de bolsa norteamericana y emergentes asi√°ticos y gracias a la apreciaci√≥n de las principales divisas con respecto al euro. No obstante, a un a√Īo (doce meses) los fondos de bolsa han sido una mala inversi√≥n, con una minusval√≠a media que se sit√ļa cercana al 6%.

En el ranking o clasificaci√≥n de las diferentes categor√≠as de bolsa, los fondos de renta variable espa√Īola, como pudiera esperarse, vuelen a situarse entre los peores, al dejarse en mayo casi un 10,8%. Los fondos de bolsa emergente europea superan ligeramente en sus p√©rdidas a los de bolsa espa√Īola y sufren una minusval√≠a media del 11,2%. En el lado positivo apenas encontramos unas pocas categor√≠as ex√≥ticas, entre las que destaca la del sector de biotecnolog√≠a. Los nueve fondos disponibles para el inversor espa√Īol en esta categor√≠a consiguieron una ganancia media del 5,34%, que se eleva nada menos que al 23% en los cinco primeros meses del a√Īo.

Máxima dispersión

No se trata m√°s que de una an√©cdota en realidad pero si tomamos las categor√≠as de fondos con mejor y peor comportamiento a doce meses nos encontramos con una dispersi√≥n superior al 72%. El peor es desgraciadamente el de nuestra bolsa espa√Īola. Los fondos que invierten en √©sta sufren una minusval√≠a media del 36%. Por el contrario, el √ļnico fondo disponible que invierte en bolsa filipina registra una plusval√≠a del 36%. Otro exotismo, como es el √ļnico fondo de bolsa vietnamita registrado, le sigue con una ganancia del 23%.

Juan Manuel Vicente Casadevall, EAFI
Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero