Carta julio 2020 Diverinvest EAF: “La renta variable la ganadora de la Nueva Normalidad”

 

Estimado amigo,
Cuenta la leyenda que hace muchos años se vivió una pandemia mundial…
Resumir en un párrafo todo lo vivido estos últimos meses a nivel financiero es muy sencillo… Lo que han venido haciendo los bancos centrales en los últimos años, ahora lo han repetido y lo van a seguir replicando; pero a partir de ahora, de una forma que podemos llamar “definitiva”: más coordinada, con mayor alcance y a escala masiva.

Hemos vuelto a la dinámica intervencionista de los últimos tiempos con la seguridad de que papá estado estará ahí para sustentar a los mercados.

 

Por lo tanto, cualquier análisis, analistas, o persona racional que en base al sentido común cimiente sus previsiones sobre la evolución de los mercados, queda totalmente en fuera de juego. Hay que reconocerlo, la recomendación: “do not fight the FED” (no luches contra la FED), se cumple siempre.

 

El efecto a corto plazo en los mercados es que, si antes los activos estaban caros, ahora lo estarán aún más. ¿Por qué?

Las valoraciones de los activos se calculan con métodos de descuento de flujos futuros. Con tipos a cero en el denominador, haz la cuenta. Las bolsas se pueden encarecer sin ser un problema. Por eso, un mercado con PER de 25 podría formar parte de la nueva normalidad. Además, si comparas las rentas del S&P500 con la rentabilidad de los bonos, está regalado.

 

Como consecuencia, hoy la renta variable se presenta casi como la única alternativa atractiva y con ciertas perspectivas. Pero, por el mismo razonamiento de antes, los tipos tan bajos pueden producir mucha volatilidad, que en estos momentos sigue por las nubes por encima del 30%, con lo cual quedan muchos capítulos por escribir en un año sin precedentes. De todos modos, aprovechar estos vaivenes para incrementar tus posiciones cada vez tiene más sentido.
Nuestra recomendación es que hay que aceptar y vivir con la nueva normalidad, también en los mercados financieros. Bajo las condiciones actuales el S&P500 puede cotizar a 3.750 sin problema.

Un abrazo fuerte,

David