REFINITIV Articulo. El estándar de oro del wealth management: Redefiniendo las necesidades de datos de los inversores

.

Con la pandemia del COVID-19 teniendo un impacto profundo en la industria del Wealth Managemet, una nueva encuesta revela información de inversores asesorados y no asesorados sobre la creciente necesidad de datos.

.

Las expectativas de los inversores son radicalmente diferentes desde el inicio del COVID-19 y la creciente necesidad de datos y análisis tendrá consecuencias de mayor alcance.

Con la volatilidad del mercado y la incertidumbre constante en torno a la pandemia de COVID-19, las empresas de Wealth Management se encuentran bajo presión para ayudar a inversores y clientes a entender el comportamiento de los mercados en rápida evolución.

En esta encuesta global realizada a más de 1.000 clientes asesorados y no asesorados, descubrimos las brechas y oportunidades en torno a los datos, insights y valor agregado que reciben por parte de las empresas de Wealth Management.

Acceda al informe completo para descubrir:

  • Cómo el COVID-19 ha impactado en las necesidades y expectativas de los inversores en torno a los datos y la analítica
  • Cómo ha cambiado el apetito de los inversores en cuanto a los canales y formatos de contenido más diversos
  • Dónde hay brechas en datos alternativos, incluidos ESG y análisis de noticias

 

Acceder al informe completo >>

 

«Frente a cambios e incertidumbres sin precedentes, nunca había sido tan importante que las empresas de Wealth Management proporcionen datos y análisis líderes en el mercado, y capaciten a sus clientes para que puedan tomar decisiones con plena confianza.»

Joe Mrak

Global Head of Wealth Management, Refinitiv
.
.

M&G Articulo. Invertir por el bien de todos: en busca de impacto «real»

.

EXCLUSIVAMENTE PARA INVERSORES PROFESIONALES

Ben Constable-Maxwell, Director de inversión sostenible y de impacto en M&G Investments

 

Por favor consulte el glosario para una explicación de los términos de inversión que aparezcan en este artículo.

.

Una búsqueda rápida en Google de «impact investing» (inversión de impacto) arroja más de 300 millones de resultados. Muy pocos de ellos serán relevantes, por supuesto, pero esto muestra que no faltan las opciones si uno desea invertir en busca de rentabilidad y de objetivos adicionales.

Sin embargo, la proliferación de productos presenta un problema. Con tantos entre los que elegir, ¿cómo podemos seleccionar el más adecuado? No obstante, antes de ello existe otro reto a superar: ¿Cómo podemos distinguir entre los fondos de impacto genuinos y los que sencillamente se presentan como tales?

En mi opinión, cuando uno desea tener impacto real con sus inversiones puede buscar varias cualidades clave.

.

Evaluar las intenciones

Un buen modo de empezar es analizar los objetivos de los fondos. Un fondo de impacto auténtico debería tener sus metas no financieras codificadas en su ADN. En lugar de ser una reflexión tardía o una consideración secundaria, los objetivos relacionados con el impacto deberían, como mínimo, tener la misma importancia que los financieros.

Por supuesto, la concentración en el logro de impacto debería verse reflejada en aquello en lo que invierte el fondo. Por lo que respecta a enfoques que invierten en acciones cotizadas, el impacto para los inversores en el fondo dependerá del impacto aportado por las compañías en cartera.

Para seleccionar acciones con impacto, los gestores podrían tratar de medir hasta qué punto las empresas se proponen de forma explícita abordar problemas societarios y medioambientales. Su impacto debería ser intencional, no accidental, y verse reflejado en acciones y no meras palabras.

 

Considerar el proceso

Como en cualquier estrategia de inversión, debería existir un marco sólido y repetible para evaluar de forma consistente los argumentos a favor de inversiones potenciales. Al invertir en renta variable con impacto, esto implica varios pasos.

Un aspecto importante es que no basta con excluir sencillamente ciertos sectores perjudiciales, como el tabaco, o empresas cuyos procesos tienen bajas puntuaciones en medidas no financieras, como la polución o la corrupción. Estas “preselecciones” suelen ser útiles, pero yo creo que son meramente un primer paso.

Los inversores de impacto deberían identificar y medir explícitamente el impacto positivo que proporciona una compañía. Una forma de hacerlo es cotejarlo frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por Naciones Unidas, una codificación universalmente reconocida de los desafíos más apremiantes a los que se enfrentan el ser humano y el planeta, desde la reducción de la pobreza hasta la lucha contra el cambio climático.

Podemos comparar las actividades de una compañía con un Objetivo primario y cualquier Objetivo secundario relevante, y cuantificar su contribución hacia su logro. Creo que no solo deberíamos considerar el avance realizado por las empresas en el marco de los ODS a través de sus productos y servicios, sino también el modo en que permiten a otras empresas tener un impacto positivo.

Así, combinando la tesis de inversión de impacto con la de inversión financiera, las gestoras pueden seleccionar compañías con potencial de generar crecimiento rentable e impacto positivo.

 

Concentrarse en el resultado

Evaluar el impacto de sus inversiones es un principio clave de la inversión de impacto. Creo que los inversores deberían esperar de las gestoras de fondos de impacto que midan e informen sobre el impacto que se ha conseguido.

Dicho esto, medir el impacto de la inversión en renta variable no es una ciencia exacta, y existen varios enfoques diferenciados. Algunos intentan destilar el impacto que puede tener cada suma de 10.000 euros invertida en un fondo, como por ejemplo litros de agua ahorrados o incluso vidas salvadas. En mi opinión, aquí se corre peligro de simplificación excesiva o de conjeturación en las estimaciones.

A no ser que uno invierta de cara al logro de un objetivo de impacto específico, como la disminución de las emisiones de dióxido de carbono, ¿tiene realmente sentido agregar los impactos de las empresas a nivel de cartera? Yo creo que hacerlo es irrelevante en el mejor de los casos, y engañoso en el peor de ellos.

A mi juicio es más útil concentrarse en el impacto de cada compañía específica, evaluando cómo su desempeño está alineado con el ODS más relevante, así como la madurez del negocio. Estableciendo indicadores clave de desempeño pertinentes a la hora de determinar el impacto de esa compañía en el marco de ese ODS, podemos evaluar si realizamos una contribución positiva a través de nuestra inversión.

Con independencia del modo en que las gestoras midan el impacto, la transparencia hacia los inversores es crucial. Compartiendo con ellos lo que consideramos impacto —y desarrollando continuamente el modo en que lo medimos— podemos distinguir de forma más clara entre la inversión de impacto «real» y el mero ecopostureo o «marketing verde».

 


El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Descubre más sobre el producto de Impacto Positivo de M&G aquí.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L‑2449, Luxembourg.

.

M&G (Lux) Global Maxima Fund. Articulo: Combinando lo mejor de los humanos y de las máquinas

EXCLUSIVAMENTE PARA INVERSORES PROFESIONALES

Marc Beckenstrater, gestor del fondo

 

Resumen

  • El M&G (Lux) Global Maxima Fund es un fondo de renta variable con un enfoque activo de compra y retención (long-only) que emplea aprendizaje automático supervisado para seleccionar acciones.
  • Tiene una cartera concentrada de 50 a 100 acciones, optimizada para limitar el riesgo respecto al índice de renta variable global.
  • El fondo está diseñado para superar al mercado de renta variable global en cualquier periodo de cinco años.
  • Desde su lanzamiento en diciembre de 2019, su gestión ha estado en manos de Marc Beckenstrater, codirector del equipo de Estrategias de inversión sistemáticas de M&G.

.

¿Qué es el aprendizaje automático?

El aprendizaje automático es un segmento de la «inteligencia artificial», el estudio amplio del desarrollo de algoritmos que imitan las funciones cognitivas del ser humano (como por ejemplo el reconocimiento de patrones). En lugar de depender de un conjunto predefinido de reglas desarrolladas por humanos para realizar decisiones o predicciones, las técnicas de aprendizaje automático «aprenden» dichas reglas a partir de datos históricos y las aplican en el mundo real para asistir a la toma de decisiones de las personas.
Enfoque de inversión

El M&G (Lux) Global Maxima Fund es un fondo de renta variable de tipo bottom-up, pero a diferencia del proceso tradicional de selección de valores empleado por otros fondos de M&G, el motor de inversión de este producto es una «máquina» entrenada para clasificar acciones en base a su probabilidad de generar rentabilidad superior en el corto plazo.

El proceso de entrenamiento implica analizar enormes cantidades de datos históricos sobre cada empresa en el universo de inversión del fondo y detectar qué características han conducido a menudo a rentabilidades superiores.

Una vez se ha «enseñado» a los modelos de aprendizaje automático, se les proporcionan datos actuales para seleccionar candidatos de inversión. A continuación, el equipo de inversión aplica su propio criterio, junto a las aportaciones del equipo de analistas de M&G, para determinar qué acciones se incluyen en la cartera. El resultado es una cartera concentrada de 50 a 100 compañías ponderadas equitativamente.

 

Las ventajas del aprendizaje automático

El aprendizaje automático es un método escalable para analizar cantidades de datos muy significativas, una labor que resultaría imposible a gestores o analistas individuales.

Cuando se aplica en desarrollos como los coches autónomos, el nivel de precisión que requiere el modelo para rendir mejor que la toma de decisiones del ser humano es muy alto. Muchas aplicaciones prácticas del aprendizaje automático exigen precisiones superiores al 95% para igualar la capacidad de un humano.

Dicho esto, la complejidad de la gestión de inversiones queda reflejada en el hecho de que a la mayoría de las gestoras de fondos les cuesta acertar más del 50% de las veces (es decir, superar al azar). En el mundo de la inversión, el modelo no necesita acertar en todo, sino que puede batir al mercado si logra acertar en algo más de la mitad de sus recomendaciones. La estrategia Maxima persigue niveles de precisión superiores al 53%.

El aprendizaje automático se percibe a menudo como una «caja negra», pero sus modelos son más interpretables de lo que suele creerse. Típicamente, un número relativamente pequeño de características de entrada (fundamentales corporativos) son de gran importancia para el resultado del modelo (en un momento determinado).

 

¿Qué hace especial al M&G (Lux) Global Maxima Fund?

  • Base de datos propia: el equipo de Estrategias de inversión sistemáticas ha construido una base de datos empleada para el análisis de compañías, que reúne información de varias fuentes contrastadas de datos para el análisis de inversiones. Se añade valor combinando fuentes de información relevantes en una fuente única, identificando y eliminando errores de datos y efectuando transformaciones en los conjuntos de datos para mejorar su utilidad para el modelo estadístico. La base de datos cubre en torno a 8000 compañías, abarca más de 20 años de historia y tiene más de 500 millones de datos individuales: fundamentales (beneficio por acción, crecimiento de ventas, etc.), valoraciones (precio/valor contable, PER, rentabilidad por dividendo, etc.) y datos técnicos (por ejemplo momentum). Además, el equipo evalúa constantemente conjuntos de datos nuevos y diferenciados que añadir a la base de datos, incluyendo datos concentrados en ESG y datos no estructurados de análisis textual (empleando técnicas de procesamiento de lenguaje natural).
  • Experiencia en construcción de modelos: construir los modelos de aprendizaje automático, identificar datos valiosos con los que alimentarlos y transformar el conjunto de datos en su forma más efectiva requiere considerables conocimientos y experiencia de inversión. El equipo de Estrategias de inversión sistemáticas es codirigido por Marc Beckenstrater y Gautam Samarth, que aportan 21 y 12 años de experiencia en inversión cuantitativa, respectivamente, y están respaldados por un equipo de científicos de datos. Gracias a sus roles previos, Marc y Gautam también tienen una dilatada experiencia en propuestas de renta variable fundamental más tradicional, lo cual les permite combinar capacidades cuantitativas y cualitativas.
  • Aportaciones del equipo de análisis de renta variable de M&G: Marc y Gautam también aprovechan la labor del equipo de analistas de renta variable de M&G. Aunque el algoritmo Maxima puede identificar patrones en los datos fundamentales, no tiene conocimiento de acontecimientos externos susceptibles de causar anomalías en los precios, algo de lo que el equipo de analistas sí podría ser consciente.

 

Riesgos asociados al fondo:

  • El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.
  • La inversión en mercados emergentes entraña un mayor riesgo de pérdida debido a la intensificación de los riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, normativos y de liquidez, entre otros. Por tanto, podrían presentarse dificultades a la hora de comprar, vender, custodiar o valorar las inversiones en tales países.
  • El fondo puede estar expuesto a diferentes divisas. Las variaciones en los tipos de cambio podrían afectar al valor de su inversión.
  • El fondo podría invertir en Acciones A de China. Las inversiones en activos de la República Popular China están sujetas a condiciones políticas, regulatorias y económicas cambiantes, lo cual podría causar dificultades a la hora de vender u obtener ingresos de estas inversiones. Además, dichas inversiones se realizan a través de los sistemas “Stock Connect”, que pueden ser más susceptibles a riesgos de compensación, liquidación y contraparte. Estos factores podrían generar pérdidas para el fondo.
  • En circunstancias excepcionales en las que no resulte posible valorar los activos a valor de mercado o estos tengan que venderse con descuentos importantes para recaudar efectivo, el fondo podría suspenderse temporalmente en pos de los intereses de todos sus inversores.
  • El fondo podría incurrir en pérdidas en caso de que una contraparte con la que hace negocios se negase a devolver el dinero adeudado al fondo o no fuese capaz de devolverlo.
  • El Folleto del fondo ofrece una descripción más detallada de los factores de riesgo que le afectan.

Tenga en cuenta que:

  • El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

 

 


Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su posterior distribución. Ninguna otra persona o entidad debe utilizar la información contenida en el presente documento. M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G (Lux) Investment Funds 1 nº de inscripción 1551. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto, que incluye una descripción de los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento financiero independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

ASEAFI – NEWSLETTER TRIMESTRAL Nº 16, Marzo de 2021

.

Ya puede consultar el nuevo newsletter trimestral de ASEAFI con los siguientes contenidos:

 

  • ASEAFI y EFPA destacan el valor de la formación para los asesores financieros para la difusión del conocimiento financiero.
  • CASER Asesores Financieros, Asesor financiero, un faro en tiempos de coronavirus
  • V EVENTO ONLINE ASEAFI. Los expertos coinciden en las oportunidades de los mercados emergentes y recomiendan invertir con enfoque ESG y con supervisión profesional.
  • Impacto de IFD/IFR para las empresas de servicios de inversión
  • Infografía SCHRODERS: Panórámica de la economía global en MArzo de 2021.
  • Fin Reg360. La ESMA recomienda cómo adaptar los indicadores de sostenibilidad al reglamento de taxonomía
  • REFINITIV: Se acerca el Reglamento sobre Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR) de la UE
  • Finanzas Sostenibles y Asesoramiento.
  • Nuevos Patrocinadores ASEAFI

 

Puede acceder al newsletter aquí >>

.

 

Impacto de IFD/IFR para las empresas de servicios de inversión

.

.

El marco normativo IFD/IFR, que afecta a todos los tipos de Empresas de Servicios de Inversión (ESI), entrará en vigor el próximo 26 de junio de 2021 y será de aplicación inmediata.

Conscientes del impacto de esta medida en el sector y, principalmente, en las ESI de menor tamaño por la elevación de los requisitos de capital que implica, a principios de año decidimos, desde la Junta Directiva de ASEAFI, contratar asesoramiento profesional especializado con nuestros colaboradores EY. Asimismo, iniciamos conversaciones con la CNMV conjuntamente con el Colegio de Economistas, con el objetivo de conocer de primera mano el punto de vista del regulador y adoptar un papel activo en la búsqueda de soluciones y/o alternativas que eviten las eventuales consecuencias negativas de esta medida.

Tras la reunión mantenida con la CNMV, su posición es favorable a la posibilidad de desarrollar un nuevo marco regulatorio de excepción –de acuerdo al artículo 3 de MiFID II: excepciones a nivel nacional de estados miembro- de carácter voluntario, para aquellas ESI que no deseen/puedan cumplir con los nuevos requisitos. Este nuevo marco, permitiría a estas ESI evitar la aplicación normativa IFD/IFR a cambio de renunciar, principalmente, al pasaporte europeo. En el Resumen Ejecutivo elaborado por EY al que podéis acceder en el botón que aparece abajo, encontraréis un estudio de impacto por tipo de ESI que nos permite tener una visión 360 grados sobre la normativa y cómo se está transponiendo en los diferentes estados miembros.

Todavía pendientes de conocer el proceso y calendario del desarrollo reglamentario mencionado, nuestro compromiso desde ASEAFI es continuar manteniendo un papel activo en este tema y un estrecho contacto con la CNMV y el Tesoro junto a nuestros asesores EY, siempre con el objetivo de defender los intereses de nuestros asociados y encontrar la mejor solución para todos. Nuestro ánimo es desempeñar una labor proactiva en el desarrollo de este nuevo marco regulatorio de excepción para ESI para garantizar que se tienen en cuenta los intereses de nuestro sector, así como facilitar su adopción para aquellas ESI que deseen permanecer bajo la normativa prevista.

 

Descargar Resumen Ejecutivo >>

 

M&G. Articulo: M&G (Lux) Dynamic Allocation Fund Р10 a̱os gestionando la estrategia

Juan Nevado, gestor del fondo

Febrero de 2021

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

  • Comencé a gestionar la estrategia Dynamic Allocation en enero de 2011†. Durante la década transcurrida desde entonces, los inversores han descubierto lo impredecible que puede ser el mundo, con enormes cambios en el entorno económico, el trasfondo político e incluso el panorama de sanidad global que nos han afectado a todos.
  • Aprovechamos para repasar algunas de las decisiones de inversión más significativas que hemos tomado durante este periodo y ver cómo han afectado a la rentabilidad.
  • Consideramos que la década ha sido en general exitosa para la estrategia, aunque no han faltado los momentos difíciles.

.

† El M&G (Lux) Dynamic Allocation Fund fue lanzado el 16 de enero de 2018 como una SICAV para inversores domiciliados fuera del Reino Unido, y el M&G Dynamic Allocation Fund (un OEIC británico) se fusionó con la SICAV el 16 de marzo de 2018. Ambos vehículos aplican la misma estrategia de inversión. La rentabilidad y el posicionamiento de la estrategia mostrados hasta marzo de 2018 corresponden al OEIC británico.

.

Navegando una década de cambio

Cuando me convertí en gestor del M&G Dynamic Allocation Fund en enero de 2011†, los inversores y los mercados financieros se enfrentaban a retos diferentes de los de hoy en día. Un buen ejemplo es la crisis de deuda de la eurozona, sumada a los vívidos recuerdos de la crisis financiera global, todavía muy frescos en la memoria colectiva. Por aquel entonces, algunos de los problemas que se han tornado más apremiantes en los últimos años, como el entorno de inversión con menores rentabilidades, apenas empezaban a hacerse aparentes.
Durante este periodo hemos aplicado con constancia nuestro enfoque fundamental: evaluando las cotizaciones de los activos frente a lo que consideramos como su valor razonable (neutralidad) en nuestro marco de inversión multi-activos, desde una perspectiva estratégica y táctica en función del trasfondo de inversión reinante. Esto nos ha ayudado a navegar los distintos entornos de mercado que se han presentado durante la década, guiados por los mismos principios de inversión ante fases de considerable volatilidad. Ello ha exigido disciplina para reducir nuestras posiciones de riesgo cuando los inversores han pecado de optimismo en sus previsiones, pero también valentía para volver al mercado cuando ha reinado una preocupación en nuestra opinión excesiva. Hemos aprovechado la flexibilidad de la estrategia para buscar rentabilidad de distintas fuentes.

Aunque nuestros principios de inversión generales no han cambiado, la estrategia cotidiana del fondo ha evolucionado con los años, demostrando que podemos adaptarnos cuando es necesario, sin dejar de concentrarnos en nuestro objetivo de generar rentabilidades sólidas. El caso más reciente fue en verano de 2020, cuando pusimos más énfasis en la construcción de cartera y en la asignación táctica de activos. Los desarrollos significativos de los últimos diez años nos han llevado a realizar numerosos ajustes a la construcción de la cartera en busca de la mayor rentabilidad posible. Cuando los precios de los activos se han movido como respuesta a acontecimientos relevantes para los inversores (como la crisis de la eurozona, el «taper tantrum», el Brexit, las tensiones comerciales globales o la pandemia de coronavirus), hemos considerado su efecto probable en las economías y los beneficios corporativos, para luego evaluar si los cambios en las cotizaciones presentaban oportunidades de inversión.

Como muestra el gráfico 1, con los años hemos ajustado de forma dinámica las ponderaciones de los activos en cartera. A continuación pasaremos revista a algunas de las mayores decisiones de asignación de activos tomadas como respuesta a temas cambiantes en el trasfondo de inversión fundamental.

El gráfico 2 muestra el alcance y la distribución de las contribuciones anuales a la rentabilidad de los distintos activos mantenidos en cartera.

El inversor debe ser consciente de que el fondo puede emplear derivados para beneficiarse de una subida o caída del valor de un activo. Si el valor del activo varía de forma inesperada, el fondo podría perder tanto o más que la cantidad invertida.

El fondo pertenece al sector Morningstar Mixtos Flexibles EUR Global. Las clasificaciones por cuartil mencionadas en las secciones siguientes corresponden a este grupo de homólogos. Las rentabilidades anuales se refieren a la clase de acciones A, y la cifra correspondiente al sector aparece en verde.

El fondo se gestiona de forma activa y no tiene índice de referencia. Los inversores pueden evaluar el desempeño del fondo en base a su objetivo de generar una media de rentabilidad total (compuesta de renta y crecimiento del capital) del 5% al 10% por año en cualquier periodo de tres años. Este objetivo es deliberadamente amplio, al depender de los tipos de interés de efectivo reinantes, que en Europa llevan muchos años en territorio negativo. Así, creemos que lograr rentabilidades en el extremo inferior de este rango puede verse como un buen resultado.

2011: Sacando partido a los temores inflacionarios

Clase de acciones C en EUR: 0,4%
Clase de acciones A en EUR: -0,5% (primer cuartil)

Sector: -5,0%

La debilidad del mercado de renta variable a mediados de año obedeció a la preocupación en torno a la inflación en la eurozona y al endurecimiento de la política monetaria. El mayor motor de rentabilidad del fondo fue la deuda soberana occidental a largo plazo, que teníamos en cartera al creer que los temores de los inversores eran exagerados. Estos bonos repuntaron con fuerza durante el verano de 2011, y compensaron con creces la debilidad mostrada por las posiciones en acciones. Más entrado el año, la rotación significativa desde la deuda soberana a largo plazo hacia la renta variable permitió al fondo participar en el rally bursátil del segundo semestre.

Las inversiones en deuda están expuestas a los tipos de interés, a la inflación y a las calificaciones de crédito. Es posible que los emisores de bonos no puedan pagar intereses o devolver el capital principal al inversor, y todos estos acontecimientos pueden reducir el valor de estos títulos en el fondo.

2012: Beneficiándonos de la diversidad

Clase de acciones C en EUR: 10,6%
Clase de acciones A en EUR: 9,5% (segundo cuartil)

Sector: 8,2%

Los mercados de renta variable se recuperaron con fuerza en 2012, y el fondo se benefició de su gran asignación en bolsas con valoraciones atractivas a nivel mundial. La exposición a los diferenciales de crédito también realizó una contribución considerable al resultado, al haber alcanzado niveles elevados a comienzos de año. La deuda soberana proporcionó una valiosa diversificación a la cartera sin mermar la rentabilidad del fondo.

El fondo puede estar expuesto a distintas divisas. Se emplean derivados para minimizar (o eliminar, aunque ello no siempre será posible) el impacto de movimientos de los tipos de cambio.

.

2013: Evaluando el «taper tantrum»

Clase de acciones C en EUR: 7,5%
Clase de acciones A en EUR: 6,5% (segundo cuartil)

Sector: 6,5%

En verano tuvo lugar el llamado «taper tantrum», la «pataleta» protagonizada por los mercados al temer que la Reserva Federal estadounidense se disponía a poner fin a su programa de compras de deuda. Tras la oleada de ventas, en nuestra opinión una reacción excesiva de los inversores, añadimos posiciones en treasuries a largo plazo. Consideramos que las TIR habían subido hasta niveles más atractivos, y nos sentimos razonablemente cómodos aceptando ciertas pérdidas en los meses siguientes (al seguir subiendo) en base a la valoración a largo plazo de estos títulos.

2014: Ganancias diversas

Clase de acciones C en EUR: 10,7%
Clase de acciones A en EUR: 9,8% (primer cuartil)

Sector: 5,2%

Todas las clases de activos contribuyeron positivamente al resultado en 2014, pero sobre todo la posición en bonos estadounidenses a largo plazo añadida tras el «taper tantrum» del verano anterior (que a continuación recortamos cuando las TIR cayeron hasta niveles menos atractivos durante el año) y el ajuste táctico de ciertas posiciones en renta variable.

La exposición a las áreas diversificadas de convertibles globales y propiedad  inmobiliaria fue fuente de ganancias adicionales.

2015: Navegando la volatilidad

Clase de acciones C en EUR: 2,8%
Clase de acciones A en EUR: 2,0% (segundo cuartil)

Sector: 1,2%

La renta variable realizó una contribución positiva a la rentabilidad del fondo, pese a la volatilidad significativa de la clase de activos al temerse un bajón económico liderado por China. Recortamos la asignación hasta mediados de agosto, pero mantuvimos un sesgo hacia la clase de activos, al creer que los temores eran excesivos. Esta decisión fue positiva para el fondo. La exposición a la renta fija fue perjudicial, debido sobre todo a las dificultades en algunos mercados de deuda emergentes y al ensanchamiento de los diferenciales de crédito.

2016: Aumento táctico de la posición en acciones

Clase de acciones C en EUR: 9,6%
Clase de acciones A en EUR: 8,8% (primer cuartil)

Sector: 2,2%

La primera mitad del año fue escenario de varias fases de volatilidad elevada, que aprovechamos para elevar tácticamente la exposición a la renta variable en ciertas áreas.

Esto fue muy favorable en el segundo semestre, cuando los mercados repuntaron con fuerza, y la exposición a la renta variable y al sector bancario estadounidense ayudó particularmente.

En agosto adoptamos una postura de duración negativa a través de posiciones cortas en deuda soberana de países core, decisión que se vio premiada durante la ola de ventas de deuda en la segunda mitad del año. Las posiciones largas en ciertos mercados de crédito (con grado de inversión y high yield de Estados Unidos y el sector minero) también añadieron valor.

2017: Crecimiento global sostenido

Clase de acciones C en EUR: 9,4%
Clase de acciones A en EUR: 8,3% (primer cuartil)

Sector: 6,0%

El fondo se benefició del aumento de la asignación en renta variable durante un periodo sostenido de crecimiento global. Gran parte de las ganancias procedieron de esta clase de activos, especialmente del Pacífico Asiático sin Japón, Europa y la cesta de acciones bancarias. El posicionamiento en deuda soberana de mercados emergentes y periféricos también realizó una aportación significativa, en un entorno favorable para estos activos. En cambio, la exposición a bonos soberanos occidentales mermó la rentabilidad, al incrementar nuestro posicionamiento corto en base a nuestra evaluación del valor a largo plazo de estos títulos.

2018: Temores en torno al crecimiento

Clase de acciones C en EUR: -9,9%
Clase de acciones A en EUR: -10,8% (cuarto cuartil)

Sector: -8,2%

Nuestras posiciones en renta variable acusaron el malestar en torno a la ralentización del crecimiento económico (sobre todo en Europa), a la subida de los tipos de interés en Estados Unidos y a las tensiones comerciales globales. Las acciones de bancos europeos y la bolsa japonesa mermaron el resultado, pero los bonos soberanos estadounidenses y de la periferia europea contrarrestaron esta debilidad. A comienzos de año elevamos la asignación en renta variable tras caídas de las cotizaciones, lo cual volvimos a hacer en el cuarto trimestre tras un nuevo episodio bajista.

2019: Fortaleza de la renta variable global

Clase de acciones C en EUR: 12,4%
Clase de acciones A en EUR: 11,3% (segundo cuartil)

Sector: 11,2%

La exposición del fondo a la renta variable global realizó la mayor contribución al resultado del periodo en un año muy sólido para la clase de activos, pese a varias fases de volatilidad provocadas sobre todo por las turbulentas relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Las posiciones en Europa, Asia excepto Japón y la «cesta» de bancos estadounidenses fueron los principales motores, y el posicionamiento en renta fija también fue favorable. La exposición larga a mercados emergentes fue especialmente positiva, en el marco de la debilidad del dólar estadounidense. En cambio, las posiciones cortas en deuda soberana del Reino Unido Japón, Alemania y Francia mermaron el resultado, pues sus precios alcanzaron niveles sin precedentes antes de retroceder.

Tenga en cuenta que invertir en mercados emergentes conlleva una mayor probabilidad de pérdidas debido a mayores riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, regulatorios y de liquidez, entre otros factores. Podrían surgir dificultades en la compra, venta, custodia o valoración de inversiones en tales países.

2020: Navegando el COVID-19

Clase de acciones C en EUR: 1,4%
Clase de acciones A en EUR: 0,4% (tercer cuartil)

Sector: 3,3%

Tras mostrarse animados inicialmente por un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, los inversores huyeron de los activos de riesgo cuando el nuevo coronavirus se propagó por todo el mundo. Los gobiernos cerraron sus economías para intentar contener la pandemia, lo cual provocó el bajón económico más pronunciado que se recuerda. Con su ponderación relativamente elevada de la renta variable y su sesgo cíclico, el fondo perdió un valor considerable. Al mismo tiempo, la debilidad de las divisas pesó sobre nuestros bonos de mercados emergentes. Durante el periodo diversificamos la exposición a la renta variable reduciendo la concentración en el sector financiero, y ampliamos las posiciones de deuda corporativa para elevar la flexibilidad y aprovechar unos diferenciales extremadamente anchos. Mientras que nuestros treasuries estadounidenses aguantaron mejor el tipo durante la caída de las acciones, supusieron un obstáculo cuando los niveles sin precedentes de respaldo de gobiernos y bancos centrales condujeron a una recuperación de los activos de riesgo. Las nuevas rachas de volatilidad nos llevaron a añadir significativamente más riesgo a través de acciones en septiembre y octubre, pero manteniendo posiciones considerables en deuda soberana estadounidense. Esto nos aportó mucha rentabilidad en el cuarto trimestre.

El fondo está expuesto a distintas divisas. Se emplean derivados para minimizar (o eliminar, aunque ello no siempre será posible) el impacto de movimientos de los tipos de cambio.

.

Rentabilidad del fondo

El fondo se gestiona de forma activa y no tiene índice de referencia. Los inversores pueden evaluar el desempeño del fondo en base a su objetivo de rentabilidad total del 5% al 10% por año en cualquier periodo de tres años.

 

Rentabilidad frente a objetivo

El M&G (Lux) Dynamic Allocation Fund se lanzó el 16 de enero de 2018 como una SICAV para inversores domiciliados fuera del Reino Unido, y el M&G Dynamic Allocation Fund (un OEIC británico) se fusionó con la SICAV el 16 de marzo de 2018. Al mismo tiempo, el objetivo de rentabilidad del fondo pasó a formar parte de su objetivo oficial: proporcionar una media de rentabilidad total (la combinación de rentas y de crecimiento del capital) del 5% al 10% por año en cualquier periodo de 3 años. Aunque el fondo no había cumplido ese objetivo en los tres años hasta fin de 2020, sus rentabilidades más recientes nos parecen alentadoras en el marco del difícil entorno. La rentabilidad acumulada del fondo ha superado con creces a la de sus homólogos en los últimos 10 años (gráfico 3).

Responder a un entorno cambiante

En los últimos años, la necesidad de adaptarse a un entorno de inversión cambiante se ha hecho más patente. Las rentabilidades proyectadas de los fondos equilibrados tradicionales (60/40) no habían sido tan bajas en muchos años.

Esto ha obedecido al descenso de las rentabilidades al vencimiento (TIR) en la última década, sobre todo en la deuda soberana. En 2011, por ejemplo, cuando asumí la gestión de la estrategia, la TIR nominal del treasury estadounidense a 30 años superaba el 4%, un nivel que hoy en día nos parece increíble; diez años más tarde, tras caer por debajo del 1% en marzo de 2020, rondaba el 1,9% a 31 de enero de 2021. Este descenso de las TIR refleja la caída de la inflación y del crecimiento, a la cual los bancos centrales respondieron bajando sus tipos de interés hasta cero o incluso niveles negativos. Sin haber cumplido sus objetivos de inflación durante muchos años, las autoridades monetarias profesan actualmente una tolerancia de mayor inflación a corto plazo para propiciar mejores niveles de empleo.

Esta nueva realidad de TIR bajas tiene profundas consecuencias para la gestión de carteras multi-activos. Una estrategia buy-and-hold pura tiene poca probabilidad de lograr las rentabilidades a las que nos hemos acostumbrado, ni satisfará las necesidades y expectativas de los clientes. Estamos convencidos de que este entorno obligará a los inversores a plantearse enfoques más dinámicos y tácticos para poder generar rentabilidad.

 

Un enfoque en constante evolución

Adaptarse también significa aprender de nuestros errores. A comienzos de 2020, este entorno se combinó con los efectos del COVID-19 para generar una rentabilidad del fondo inferior a la que esperaban nuestros clientes. El principal problema fue la baja ponderación adjudicada a activos que ofrecían una protección significativa. También erramos en nuestra creencia de que la renta variable no estadounidense generaría mejores rentabilidades que la de Estados Unidos, en base a nuestra evaluación de las valoraciones prevalentes; de hecho, la bolsa estadounidense se destacó. Nuestra posición en renta variable quedó rezagada en el primer trimestre de 2020, debido específicamente a nuestra preferencia por acciones cíclicas y de fuera de Estados Unidos.

Desde marzo de 2020 realizamos cambios significativos en nuestras posiciones en deuda soberana y en renta variable. Asimismo, ampliamos el riesgo y compramos más crédito y valores de mercados emergentes. También compramos bonos soberanos de países core y cerramos la mayoría de nuestras posiciones cortas en deuda, elevando de forma considerable la duración del fondo (gráfico 4) a fin de elevar la diversificación y brindar cierta protección a la cartera. Recientemente recortamos la exposición a la renta variable tras su excelente comportamiento a finales de año. Durante este periodo, todas nuestras clases de activos han realizado contribuciones positivas a la rentabilidad del fondo.

Somos conscientes de que, además de rentabilidad a largo plazo, tenemos que proporcionar una travesía más cómoda a nuestros clientes, con niveles de rentabilidad y de volatilidad que les resulten aceptables (el rango de volatilidad esperada del fondo es del 5% al 12%). Por consiguiente, aunque nuestro enfoque fundamental no ha cambiado, actualmente ponemos más énfasis en la construcción de cartera y la asignación táctica de activos.

Para ello, en julio de 2020 realizamos varios cambios en la organización del equipo Multi-activos. A fin de alinear en mayor medida la construcción de cartera y el posicionamiento de nuestros fondos, formalizamos la reunión semanal de construcción de cartera en todos ellos. De este modo esperamos elevar la concentración en la consistencia y en las expectativas y aspiraciones de los clientes.

La idea es lograr una mayor consistencia a la hora de plasmar perspectivas de mercado en distintos mandatos, y desplegar más capital para explotar oportunidades tácticas. En el marco de estos cambios, Dave Fishwick, Director de inversión del equipo Multi-Activos y cogestor del M&G (Lux) Episode Macro Fund, fue nombrado gestor adjunto del M&G (Lux) Dynamic Allocation Fund.

 

De cara al futuro

Como siempre, seguimos concentrados en la relación entre las expectativas actuales, las valoraciones y las cotizaciones, tratando de identificar casos en los que el mercado podría estar «equivocado».

Actualmente, los motores de rentabilidad más importantes deberían ser nuestra asignación en acciones globales diversas y la selección de créditos y bonos soberanos de mercados emergentes. Al mismo tiempo, trataremos de mitigar eventuales caídas del valor de estos activos mediante posiciones significativas en diversificadores de alta calidad, como por ejemplo treasuries estadounidenses a largo plazo.

Creemos que el actual posicionamiento de la cartera, junto a nuestra voluntad y capacidad para sacar partido a nuevos episodios de volatilidad, nos permite actuar con decisión cuando identificamos oportunidades, sin dejar de ser conscientes del potencial de sorpresas en la evolución del mercado.

 

 


Tenga en cuenta: El fondo permite el extenso empleo de instrumentos derivados.

Otros factores de riesgo a los que está expuesto el fondo figuran en el Documento de datos fundamentales para el inversor (DFI o KIID).

Schroders. Infografía Marzo 2021

Nuevo Colaborador. ASEAFI y D4Suite colaboran para hacer llegar soluciones integrales a los asesores financieros

.

.

ASEAFI y D4Suite colaboran para hacer llegar soluciones integrales a los asesores financieros

.

La consultora D4Suite y la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI), han alcanzado un acuerdo de colaboración por el cual la consultora podrá ofrecer soluciones integrales a las Empresas de Servicios de Inversión (ESIS) que forman parte de nuestra asociación.

D4 SUITE está especializada en entidades que prestan servicios de asesoramiento financiero y gestión de patrimonios. Cuenta con profesionales expertos en las distintas dimensiones del negocio de las ESIS y SGIICs y su objetivo es que las organizaciones pequeñas también puedan aprovechar las oportunidades que ofrece un mundo cada vez más digital, ganando en competitividad para seguir aportando el mismo valor diferencial que siempre las ha caracterizado.

La consultora pone a disposición de esta industria un conjunto de soluciones y servicios diseñados a su medida y capacidad económica. Además, ofrece a los asociados de ASEAFI, de manera totalmente gratuita, un análisis de tres aspectos clave de su actividad:

 

  1. Procesos core del negocio
  2. Arquitectura Tecnológica ( incluyendo integraciones con terceros)
  3. Estado de la entidad a nivel regulatorio

 

La consolidación de los datos obtenidos les permitirá ajustar su oferta a las necesidades reales de nuestros asociados, y les proporcionará la base para trabajar con los principales fabricantes de software y entidades financieras en el diseño de soluciones que hagan más eficiente el día a día de nuestro colectivo.

Desde ASEAFI consideramos que tanto el estudio como sus servicios pueden resultar de especial interés para nuestros asociados.

 

Puede ver la ficha de D4 SUITE aquí.

.

Colaborador ASEAFI. ¿Qué es Lighthouse?

.
El director de análisis de Lighthouse, Alfredo Echeverría, nos cuenta en qué consiste esta iniciativa creada por el Instituto Español de Analistas Financieros, con el apoyo de BME, dedicado 100% a dar cobertura a compañías huérfanas de análisis (sin cobertura de analistas).
.
Actualmente cubren alrededor de 20 compañías y esperan alcanzar las 40 en un futuro próximo, también es destacable que este año comienzan los informes de cobertura ESG para todas las compañías.
.

 

ASEAFI trabajará con Rankia con el objetivo de promover el conocimiento financiero y el asesoramiento regulado

.

.

La asociación de ESIS cierra una nueva alianza para difundir la importancia del asesoramiento financiero a través de acciones de comunicación en el portal:

  • Fernando Ibáñez asegura que la colaboración con Rankia ha de afianzar nuestro posicionamiento como entidad de referencia en el asesoramiento financiero y consolidar nuestra representatividad y nuestra independencia, desde el conocimiento del sector

  • Desde Rankia valoran la transparencia e independencia para ayudar a sus usuarios a tomar las mejores decisiones financieras.

.

Madrid, 05 de marzo de 2021. El portal Rankia y la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI), han alcanzado un acuerdo de colaboración con el objetivo de contribuir a la difusión del conocimiento financiero, y de la importancia del servicio de asesoramiento financiero regulado entre sus usuarios a través de acciones de comunicación conjuntas que puedan contribuir a mejorar la educación financiera de los inversores.

Los objetivos de Aseafi son representar los intereses de las Empresas de Servicios de Inversión (ESI) autorizadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que presten servicios de asesoramiento financiero, así como contribuir a la difusión del conocimiento financiero y poner el valor el asesoramiento financiero regulado de calidad.

Rankia es la mayor comunidad financiera de habla hispana a nivel mundial. Con más de 600.000 usuario registrados, tiene como misión aportar más transparencia a un sector tan complejo como el financiero, ayudando a sus usuarios a tomar las mejores decisiones financieras.

Con este acuerdo de colaboración las dos entidades organizarán de manera conjunta jornadas formativas, colaborarán en la creación y difusión de contenido especializado financiero de máxima calidad, y trabajarán para acercar a asesores financieros y usuarios finales, poniendo en valor el servicio de asesoramiento. financiero y cómo puede ayudar a mejorar la salud financiera del inversor.

Aseafi será la que aporte el contenido a través de la colaboración de sus asociados en diferentes artículos, estudios y análisis y, por parte de Rankia será la que apoya en la divulgación de los mismos.

Un acuerdo que, en palabras de su presidente, Fernando Ibáñez, “es una apuesta de futuro de la asociación por el crecimiento, ya que Rankia es la plataforma con más usuarios de habla hispana en el sector financiero y que llega no sólo a inversores profesionales, sino también a particulares”.

Fernando Ibáñez asegura que “la colaboración con Rankia ha de afianzar nuestro posicionamiento como entidad de referencia en el asesoramiento financiero y consolidar nuestra representatividad y nuestra independencia, desde el conocimiento del sector”.

Por su parte Miguel Arias, CEO de Rankia mostraba su satisfacción con el acuerdo con ASEAFI en los siguientes términos «la alianza con ASEAFI es un acuerdo natural de dos entidades cuya motivación es ayudar a los inversores finales a tomar mejores decisiones financieras. Rankia aporta una capa de información y formación y ASEAFI la de asesoramiento personalizado»