Infografía Schroders; Junio 2020 Rebaja de perspectivas de crecimiento para 2020.

Rebajamos las previsiones de crecimiento global

Hemos rebajado nuestra previsión de crecimiento mundial una vez más para reflejar la debilidad observada en el primer trimestre. Prevemos que la actividad mundial caiga un 5,4% este año, en comparación con nuestra previsión anterior del -2,9%. Este empeoramiento se debe principalmente a los recortes de perspectivas para EE.UU. y China. Esperamos que la recuperación sea gradual, ya que los hogares y las empresas siguen siendo cautelosos.

No obstante, en 2021 el crecimiento mundial debería repuntar hasta el 5,3%, sobre la base de que la política fiscal y monetaria siga siendo flexible y, en el frente médico, se haya desarrollado con éxito una vacuna contra el Covid-19 a mediados de año.

¿Hemos pasado lo peor?

Algunos datos sugieren que ya hemos pasado la peor parte.Los cierres se suavizaron a finales de mayo y aún más en junio, por lo que la actividad en el tercer trimestre debería experimentar cierto rebote, aunque en menor medida de lo que habíamos previsto anteriormente. Creemos que la economía no recuperará todo el terreno perdido en la primera mitad del año.

¿Por qué esperamos un rebote más débil?

Hay cuatro factores que explican por qué no recuperaremos los niveles de actividad anteriores a la crisis hasta finales de 2021, haciendo que el pronóstico de la forma que tomará la recuperación se parezca más a una U que a una V:

– Dificultades para levantar los cierres: debido al compromiso al que se enfrentan los gobiernos entre poner las economías a trabajar y los riesgos para la salud de exponer a la gente al Covid-19. Muchos científicos advierten del peligro de una segunda ola de contagios.

– Consumidores cautelosos: la experiencia del virus hará que la gente sea más cautelosa en general. En algunas áreas, los hábitos de gasto no se recuperarán en un tiempo, como en los sectores de viajes, hotelería y ocio.

– Retroceso en el apoyo del gobierno: un menor apoyo a las empresas significa una mayor incertidumbre en los hogares sobre el futuro empleo, lo que aumenta la reticencia de los consumidores a gastar.

– La inversión empresarial se verá afectada: a nivel corporativo, la incertidumbre sobre las perspectivas pesará sobre la inversión y, tras el fuerte aumento del endeudamiento, esperamos un período de desapalancamiento de las empresas conforme avanzamos hacia 2021. Las compañías priorizarán la reducción de la deuda a los dividendos o al gasto en nuevos equipos y tecnología.

¿Cómo difiere la situación en las distintas regiones?

EE.UU.: hemos reducido la previsión de crecimiento a -8,2% para 2020 (desde -3,9%) tras un primer trimestre más débil de lo esperado y una rebaja de nuestras perspectivas para la segunda mitad del año.

Eurozona: el crecimiento de la zona euro ha sido revisado a la baja hasta el -6,1% (desde el -5,7%) para 2020, debido a la nueva información recibida de los datos del PIB del primer trimestre.

Reino Unido: hemos rebajado el crecimiento del PIB a -8,5% (desde -7,2%) para 2020 por la misma razón.

Japón: esperamos que la economía se contraiga un 5,4% en 2020 (mejor que la mayoría de sus homólogos de los mercados desarrollados), lo que refleja una escala menor de cierres y un fuerte apoyo del Gobierno.

Mercados emergentes: el mayor cambio en nuestras previsiones para los mercados emergentes es para China; revisamos nuestra previsión de crecimiento para China al 2,2% para este año, desde el 5% que preveíamos anteriormente. También hemos rebajado las perspectivas al resto de economías BRIC (Brasil, Rusia, India, China). ahora prevemos que experimenten una contracción del -2,2%, frente al crecimiento del 1,8% que pronosticábamos anteriormente. Esto se debe en parte a que han tenido que imponer cierres más duraderos de lo que barajábamos previamente y porque, a nivel mundial estamos asumiendo que la recuperación se prolongará en el tiempo, lo que tendrá consecuencias para el comercio.

¿A qué otros escenarios podríamos enfrentarnos?

Creemos que el riesgo más probable para nuestro escenario base es que veamos una recuperación en forma de W. Esto sería resultado de una segunda oleada de contagios a finales de año, que llevaría a que se reimpusieran los cierres creando una doble recesión.

La recuperación en forma de V es el siguiente escenario más probable. En este escenario, el virus sigue siendo moderado y el sector privado responde de forma más positiva al levantamiento de los cierres y al apoyo de los gobiernos y los bancos centrales.

Que haya otra crisis de deuda en la eurozona es el tercer riesgo que consideramos más probable.

 

El porqué de un enfoque ESG en deuda emergente

Claudia Calich, Directora de renta fija de mercados emergentes en M&G

 

Tradicionalmente, la renta fija de mercados emergentes (ME) ha ofrecido a los inversores potencial de crecimiento atractivo y ventajas de diversificación. Desde un punto de vista macroeconómico, además, la expansión del universo emergente ha continuado: mientras que los mercados desarrollados han crecido a bajo ritmo, las economías emergentes han aportado una proporción cada vez más grande del crecimiento del PIB mundial. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), estos países representaban un 40% del PIB global en 2019 en dólares estadounidenses a precios actuales.

Por supuesto, debemos reconocer la amenaza que representa la pandemia de COVID-19 para el crecimiento mundial, que seguramente provocará un marcado descenso de la producción global en 2020 del que podrían resentirse especialmente las naciones emergentes. No obstante, pese a la enorme incertidumbre y lo fluido de la situación, no creemos que el papel de los ME como motor de crecimiento global vaya a verse afectado de medio a largo plazo.

 

Incorporar la evaluación ESG en los ME

La renta fija emergente ofrece un conjunto de oportunidades muy diversificado en términos de regiones, divisas, sectores de actividad, calidades crediticias y vencimientos. Compuesto de deuda soberana y corporativa denominada en moneda local y en divisa fuerte, el universo total alcanza los 24,5 billones de dólares, que representan aproximadamente un 22% del mercado de renta fija global [1] .

El abanico de condiciones económicas y políticas diferentes en los países emergentes ofrece oportunidades y ventajas de diversificación adicionales. A la hora de invertir en renta fija emergente solemos identificar ciclos económicos diferenciados, y optamos por la estrategia más adecuada para el entorno específico de cada país. Además del análisis de valoraciones, el posicionamiento de cartera en los países que seleccionamos refleja nuestra expectativa de lo bien o no que podrán responder los emisores soberanos y corporativos a cambios en estos ciclos.

De este modo tratamos de añadir exposición en el momento oportuno, seleccionando el punto de inflexión para capturar potencial al alza, o de reducirla si consideramos que aumenta el riesgo de caídas. Este proceso también refleja nuestra creencia de que un mandato muy flexible es crucial para explotar el rango completo de oportunidades que ofrecen las clases de activos de deuda soberana y corporativa de mercados emergentes, así como los mercados de divisas de estas regiones. En general, pensamos que no solo es posible encontrar oportunidades en economías que crecen o cuya situación está mejorando, sino también en aquellas que atraviesan fases difíciles y cuyo potencial todavía no está descontado en las valoraciones.

Los inversores deben ser conscientes de que invertir en mercados emergentes conlleva una mayor probabilidad de sufrir pérdidas debido a mayores riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, regulatorios y de liquidez, entre otros factores. Podrían surgir dificultades en la compra, venta, custodia o valoración de inversiones en tales países.

 

Junto a la rigurosa evaluación de las medidas financieras en el marco del análisis de deuda emergente, invertir en la clase de activos suele implicar riesgos adicionales de carácter político y jurisdiccional respecto a los mercados desarrollados. Consideramos esencial comprender y examinar a fondo todos los factores potenciales capaces de afectar al perfil crediticio de un emisor, sobre todo teniendo en cuenta que los países emergentes suelen tener menos flexibilidad financiera para soportar conmociones externas. Por consiguiente, nuestro enfoque de inversión incluye un análisis de aspectos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) que inciden de forma notable en los precios de la renta fija. En especial, prestamos atención a la trayectoria de estos factores ESG, al influir en las perspectivas de un emisor soberano o corporativo. A este respecto, vemos la evaluación de factores ESG como un importante complemento al análisis financiero tradicional, que contribuye a un análisis de crédito más exhaustivo y a decisiones de inversión mejor fundadas.

Si bien es cierto que los inversores han prestado tradicionalmente una mayor atención a los temas sociales y de gobierno corporativo, el pasado reciente revela que las consideraciones medioambientales no pueden ignorarse, sobre todo teniendo en cuenta la amenaza que representa el cambio climático.

El valor de los activos del fondo podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente. Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

 


[1] Fuente: Banco de Pagos Internacionales (BPI), FMI, marzo de 2019. Datos disponibles más recientes.

Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su posterior distribución. Ninguna otra persona o entidad debe utilizar la información contenida en el presente documento. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.
.
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar

Diversificación por clases de activos y renta, incorporando factores ESG

Alex Araujo, Gestor del M&G (Lux) Global Listed Infrastructure Fund.

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

 

Rentas crecientes impulsadas por activos esenciales

El M&G (Lux) Global Listed Infrastructure Fund invierte en infraestructura cotizada y ofrece potencial de mayores dividendos y de menor volatilidad que la renta variable global, así como exposición a flujos de ingresos ligados a la inflación.

Mediante la aplicación sistemática de este enfoque, el fondo trata de proporcionar una rentabilidad total (compuesta de renta y crecimiento del capital) superior a la del mercado de renta variable global en cualquier periodo de cinco años.

El fondo se ha diseñado con la diversificación en mente, y creemos que una cartera de infraestructura cotizada puede hacer mucho más si ampliamos el universo de inversión para capturar su gran diversidad. Invirtiendo más allá del ámbito tradicional de la infraestructura económica (suministro público, energía y transporte) y diversificando hacia la infraestructura social (sanitaria, educativa y cívica) evolutiva (comunicaciones, transaccional y de regalías), intentamos crear una cartera equilibrada que refleje las mejores cualidades que puede ofrecer la infraestructura cotizada.Fuente: M&G, 2019. * Aumento esperado del dividendo anual, únicamente a efectos ilustrativos. Cifras definidas por el equipo solamente como un parámetro interno, pueden ser objeto de cambios.

El fondo se gestiona con un horizonte de inversión a largo plazo que encaja con la naturaleza longeva de los activos de infraestructura, y sigue un proceso de inversión disciplinado para lograr su objetivo de renta. La valoración es un aspecto clave en la selección de valores, para asegurar que la cartera se concentra en buenas inversiones, y no solo en buenas compañías. Además, la evaluación de cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) está integrada en el proceso de inversión, lo cual asegura que los activos y negocios en los que invertimos son sostenibles, y por consiguiente viables en el largo plazo. De este modo, la exposición a las centrales térmicas convencionales (carbón) y a la energía nuclear está estrictamente limitada por motivos económicos.

El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

 

¿A qué nos referimos con «infraestructura»?

En M&G aplicamos un enfoque cuidadosamente sopesado para definir la clase de activos de infraestructura cotizada. Solamente invertimos en compañías que poseen o controlan infraestructura física crítica, concesiones de larga duración o regalías perpetuas. Se trata de empresas de las que dependemos en nuestra vida cotidiana, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos vamos a dormir por la noche.

Muchas de nuestras rutinas diarias se apoyan en una red de infraestructuras físicas cuyos servicios permiten que el mundo moderno funcione fluidamente. A menudo, sin saberlo, las tocamos varias veces al día.

¿Por qué infraestructura cotizada?

Existen distintas formas de acceder a las características favorables de la infraestructura, pero la inversión en compañías de infraestructura cotizadas ofrece varias ventajas:

  • Liquidez.
  • Acceso a la infraestructura para inversores particulares.
  • Mayor renta y menor volatilidad que la renta variable global.

 

¿Qué ventajas tiene la infraestructura para la cartera de un inversor?

Los flujos de caja predecibles que generan los activos de infraestructura aportan claras ventajas de diversificación a las carteras de los inversores. La historia muestra que la inversión en infraestructura, según nuestra definición estricta, mejora las rentabilidades generadas por la exposición de un inversor a la renta variable y reduce el nivel general de riesgo.

La importancia de adoptar un enfoque a largo plazo no puede recalcarse lo suficiente: cuanto mayor es su periodo en cartera, mayor es el beneficio obtenido.

 

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse ninguna recomendación, previsión o consejo.

 

Riesgos asociados al fondo

Puesto que el fondo posee un número pequeño de inversiones, la caída en el valor de una única inversión podría tener un mayor impacto que si el fondo poseyese un mayor número de inversiones.

El fondo puede estar expuesto a diferentes divisas. Las variaciones en los tipos de cambio podrían afectar al valor de su inversión.

Otros factores de riesgo a los que está expuesto el fondo figuran en el Documento de datos fundamentales para el inversor (DFI o KIID).

 


M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G (Lux) Investment Funds 1 nº de inscripción 1551. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto, que incluye una descripción de los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento financiero independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg.

ASEAFI – NEWSLETTER TRIMESTRAL Nº 13, Junio de 2020

.

Ya puede consultar el nuevo newsletter trimestral de ASEAFI con los siguientes contenidos:

 

  • ASEAFI: “Es en los momentos convulsos de los mercados, en los que la figura del asesor financiero adquiere mayor relevancia”
  • ASEAFI y Mapfre Inversión se unen para ofrecer soluciones tecnológicas a los asesores financieros
  • BALANCE 2019
  • Infografía Schroders: Panorámica de la economía global en Mayo de 2020
  • IMANTIA, Oportunidades en el mercado de renta fija.
  • La CNMV responde la consulta de la Comisión Europea sobre la MiFID II y el MiFIR

 

Puede acceder al newsletter aquí >>

.

 

Infraestructuras: un activo más a incorporar en tu cartera

.

Con el paso del tiempo, las infraestructuras se han convertido en un activo que está ganando peso y que ha experimentado uno de los crecimientos más rápidos en las carteras de inversión tanto de clientes particulares como institucionales. Un fenómeno que no se ciñe a nuestro país, sino que se ha extendido a nivel internacional.

 

¿A qué tipo de activo nos referimos cuando hablamos de infraestructuras?

Las infraestructuras comprenden activos de una amplia variedad de sectores que inciden directamente en la competitividad de la economía de una región o país. Existen infraestructuras de energía, de transporte, de telecomunicaciones, de distribución y saneamiento de agua e incluso sociales. Pero también concesionarias, activos como los yacimientos energéticos y sistemas de baja emisión de carbono.

Los activos que representan las infraestructuras no son nada nuevo, pero con un sector público menguante en recursos, la necesidad de cubrir la inversión en las mismas está siendo acometida de forma masiva por un capital privado ávido de rentabilidades ciertas, pues las infraestructuras presentan unas características muy atractivas e incluso únicas como la capacidad de generar caja de forma recurrente, una protección muy alta frente a la inflación y unos flujos de caja predecibles y estables ligados a la solidez de los contratos que las sustenten.

Tradicionalmente, la deuda en estos negocios ha sido provista únicamente por prestamistas de financiación de proyectos y de capital de infraestructura, a partir de los balances de los participantes involucrados en el desarrollo de la infraestructura de turno. Sin embargo, la crisis financiera, tanto la del 2008, como por la que se acaba de implantar, empujó y empujará la entrada de inversores en los mercados de capital adicionales, que buscan rendimientos invirtiendo en deuda o capital mediante inversiones directas (private equity) o a través de otros instrumentos financieros.

En general, los inversores en infraestructuras, como decíamos antes, son de tipo institucional, destacando las compañías de seguros, family offices, planes de pensiones y fondos soberanos, si bien se está extendiendo una tendencia – o una moda, llámenlo como ustedes quieran- entre un número cada vez mayor de inversores minoristas que a través de fondos de inversión, se están atreviendo a incorporar estos activos a sus carteras.

 

¿Qué ventajas ofrecen los activos en infraestructuras?

Además de las bondades antes expuestas como la de ser un activo anti inflación, las inversiones en renta variable referenciadas a estos activos ofrecen en el largo plazo, una atractiva descorrelación con los mercados y el hecho de ofrecer flujos de caja estables, ciertos y de larga duración, los hacen especialmente atractivos para los inversores más conservadores. Se trata de apostar claramente, por el mundo de lo tangible.

En lo relativo a la deuda de compañías vinculadas a las infraestructuras cabe destacar su mínimo y prácticamente inexistente riesgo de defaults e históricamente una recuperación más rápida con respecto a la renta fija tradicional.

Todas estas características hacen que la inversión en infraestructuras ofrezca un perfil retorno-riesgo realmente atractivo, una baja volatilidad, una baja correlación con otros activos y una alta y positiva diversificación de una cartera de inversión. Además, sus retornos que históricamente han sido mayores tanto a los de la renta fija como a los de la variable, son independientes de los ciclos macroeconómicos, generando alfa y protección en entornos macro adversos.

 

Y algún que otro inconveniente

Las pegas del activo aparecen, como no podía ser de otra manera, por su alta dependencia con respecto a la regulación gubernamental de las mismas, aunque suavizada por la percepción política de que estas inversiones brindan beneficios reales, sociales y sostenibles, y que cada euro o dólar invertido en un proyecto de este tipo produce aumentos medibles del PIB del país constituyendo una importante palanca de crecimiento económico, especialmente en momentos críticos como el que estamos viviendo actualmente. Por otra parte, dado el déficit de financiación de infraestructuras en todo el continente, la mayoría de los gobiernos se cuidan mucho de realizar cambios que puedan desalentar la inversión del sector privado,

En lo que respecta a cifras y para poner en situación el tamaño de este mercado, y solo en Europa, el Banco Europeo de Inversiones ha estimado en 335.000 millones de euros la inversión anual necesaria de aquí a 2030 para que la unión europea cumpla con sus necesidades en infraestructuras. Una cifra ya de por sí exigente, pero que tras el azote del Covid 19 y sus correspondientes restricciones fiscales, van a necesitar de todo el pulmón financiero posible que sean capaces de aportar los inversores privados.

 

Para concluir:

La ausencia de rentabilidad en la inversión tradicional es una realidad que lleva ya tiempo moldeando el mapa de la oferta de activos financieros. Gestoras, entidades de banca privada y especialistas en el capital riesgo llevan muchos años aproximándose a esta vía de inversión, ya sea a través de vehículos específicos o de fondos de fondos. Unas inversiones que tradicionalmente han ofrecido rentabilidades anuales superiores al 10% con ciertas pegas –es cierto – como la iliquidez o sus notas de entrada altas en importe, pero que las gestoras están flexibilizando cada vez más, especialmente en un momento de desaceleración económica como el actual, donde pueden resultar más apreciadas y atraer a mayor número de inversores.

 

 

 

 

.

TR3A WEBINAR, 16 de JUNIO – SECTORES RESISTENTES A LA CRISIS

ASEAFI y MAPFRE INVERSION se unen para ofrecer soluciones tecnológicas a los asesores financieros

Madrid, 10 de junio de 2020. La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) y MAPFRE Inversión han alcanzado un acuerdo de colaboración mediante el que buscan fomentar la difusión del conocimiento y de la educación financiera entre los profesionales del sector, principalmente EAF, a través de la formación. Para ello, las dos entidades trabajarán conjuntamente en la organización de encuentros, jornadas y eventos.

Una formación que estará adaptada a los requisitos de la ESMA y la CNMV, tras la puesta en marcha de la directiva comunitaria MiFID II y que, además, será válida para las recertificaciones de EFPA European Investment Assistant (EIA), European Investment Practitioner (EIP), European Financial Advisor (EFA) y European Financial Planner (EFP).

Para MAPFRE Inversión y, en concreto, para el área de asesoramiento financiero,  Mapfre Gestión Patrimonial (MGP), la tecnología es clave en su negocio y su proyecto se basa en ella desde sus inicios. Un aspecto que, además, jugará un papel fundamental tras el Covid-19.

En este sentido, apuntar que, aunque MGP también ofrece tecnología para cliente retail, su interfaz se destina principalmente a asesores financieros bajo la transparencia y cumpliendo cuatro principios: seguridad, tanto financiera como en los procesos, independencia, accesibilidad y libertad de elección, tal y como ha asegurado Enrique Palmer, director de desarrollo de negocio de MGP.

Una plataforma tecnológica integral que incorpora como principal novedad la automatización completa de los procesos de alta de cuenta del cliente y del envío y ejecución de propuestas, además de la monitorización de las posiciones del cliente y demás servicios de reporting. Todo ello, permitiendo a los asesores su uso con total independencia.

El objetivo, según MGP, es facilitar al asesor financiero la trazabilidad de la ejecución de las operaciones, el reporte y el control transaccional de todas las operaciones de los clientes, con absoluta transparencia y buscando la exclusión de conflictos de interés.

En definitiva, se trata de una asociación para difundir los conocimientos entre todos desde la plataforma tecnológica de MGP al servicio de los asesores financieros, con soluciones tecnológicas que aportan un importante valor añadido.

Cabe recordar que, para la asociación, el asesoramiento financiero es un servicio que cada día demandan más los inversores y, en gran medida, motivado por las últimas normativas europeas que penalizan los sistemas de distribución de productos financieros a favor de un asesoramiento profesional y de calidad que sitúe al cliente en centro.

Para el presidente de ASEAFI, Carlos García Ciriza, esta alianza supone una gran oportunidad para ambas partes ya que esta plataforma tecnológica “resultará de gran utilidad para los asesores financieros” y permitirá ofrecer cada día un mejor servicio a sus clientes que, en definitiva, es el objetivo que persiguen las EAF.

 

  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para Hindi -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar
  • Añadir al diccionario de frases
    • No hay listas de palabras para English -> Spanish…
    • Crea una nueva lista de palabras
  • Copiar

Carta Diverinvest EAF junio 2020: «El efecto hipnótico de los bancos centrales»

Estimado amigo,

 

No me considero un cinéfilo, pero sí que guardo con cariño mi colección de películas de Woody Allen. Seguramente habréis reído con muchas de ellas y recordaréis “La maldición del escorpión de Jade” no como una de sus mejores películas, pero sí por su guion y la música hipnotizadora del mago Voltan, que no tienen desperdicio.

Hoy los bancos centrales me recuerdan al mago Voltan. Estos han conseguido hipnotizarnos a todos, especialmente a los mercados financieros. Todo parece indicar que estamos bajo un proceso de hipnosis profunda y lo que es peor, nadie quiere despertar, ni encontrar al ladrón. Parece que el modesto y eficaz investigador CW Giggs no va a entrar en acción.

Los datos macro sugieren unas pérdidas sin precedentes en la actividad económica de muchas economías del mundo. El BCE estima caída en el segundo trimestre del 25% del PIB y el Banco de Inglaterra del 35% del PIB, sin olvidar los 36 millones de nuevos parados en USA. Pero esto ahora parece no importar a los mercados. Los bancos centrales están consiguiendo que miremos hacia adelante y no hacia atrás. La recuperación en V, en U o en L parece haber pasado a la historia.

Un factor importante para tener en cuenta es que normalmente cuando se produce una corrección de más del 30% en las bolsas, sirve para reventar la burbuja. Como dice mi amigo César Molinas con un ejemplo más cotidiano, una corrección es como tirar de la cadena del water, algo muy necesario.

Pues señores, las caídas de estos últimos dos meses solo han servido, por el momento, para crear otra burbuja aún más grande. El mago Voltan se está saliendo con la suya. La euforia parece haberse adueñado de los mercados y ahora es una carrera por comprar. No te dejes llevar por la alegría del momento. Como ya dije, ni estábamos tan mal durante la crisis, ni estamos tan bien hoy.

Nuestra opinión es que el mercado nos está dando una oportunidad para rebalancear el riesgo de tu cartera, si todavía no lo has hecho, antes de que el astuto investigador Giggs resuelva este enigma financiero.

Un abrazo fuerte,

David

 

Oportunidades en el mercado de renta fija

Ya han transcurrido casi tres meses desde que comenzó la crisis de la COVID-19. En este tiempo, el mercado de renta fija ha vivido numerosos episodios que han recordado a pasadas crisis: la financiera de 2008, la soberana de 2012 o la del petróleo en 2016… Sin embargo, las inyecciones monetarias de los bancos centrales han servido en este caso para estabilizar el sistema bancario, evitando así un crac financiero y mostrando varias oportunidades en renta fija.

Actualmente, casi todos los activos de renta fija presentan pérdidas desde el comienzo de la crisis, aunque las curvas soberanas core han actuado como activo refugio en estos meses. En este sentido, el castigo más intenso se ha producido en deuda privada, donde el investment grade llegó a caer un 8% en la zona euro y el high yield sufrió caídas superiores al 15%, con un incremento de las tasas de insolvencia.

Estos factores han provocado efectos de segunda y tercera ronda en el mundo corporativo, sobre todo en las compañías más vulnerables y con más dependencia de los ciclos económicos. Las agencias de rating tuvieron una reacción sin precedentes y provocaron una oleada de revisiones a la baja en las calificaciones crediticias de las compañías. Así, la mayor parte de los activos corporativos de la zona euro pasaron a tener un rating BBB y un mayor riesgo de caer en el segmento de high yield, lo que ha agravado aún más el castigo.

Como respuesta, las compañías han comenzado a aplicar todo tipo de medidas enfocadas a proteger su balance: recorte de dividendos, reducción de gastos en capital, uso de líneas de crédito… En este sentido, abril cerró como el mes con mayor volumen de emisiones corporativas de la historia. La necesidad de obtener liquidez por parte de muchas compañías les ha obligado a ofrecer altas primas de emisión, lo que se ha traducido en un incremento del coste de financiación. Este factor ha afectado en mayor medida a las compañías con peor calificación, que se han visto obligadas a acudir al mercado primario.

¿Qué oportunidades identificamos desde Imantia?

En este entorno, a pesar de las pronunciadas caídas de mercado, han surgido oportunidades en renta fija que no se habían visto en muchos años. Los episodios de pánico han provocado distorsiones en las cotizaciones y las curvas de emisores de valores cíclicos y pertenecientes al high yield. Por ello, nuestro fondo Imantia Renta Fija Flexible, que invierte en crédito corporativo y financiero, ha seguidos varios caminos:

  • Elevar la liquidez como medida de protección.
  • Aprovechar las oportunidades en plazos cortos ante vendedores forzados.
  • Aprovechar las altas primas de emisión en el mercado primario de compañías de alta calidad (con una calificación superior a BBB+) y de sectores defensivos, reforzando este apartado de la cartera en términos de solvencia.

La actuación de los bancos centrales, juntos a los avances en la apertura de las economías, nos hacen descartar en este momento la posibilidad de volver a la zona de mínimos, pensando que lo peor en el mercado de renta fija ya ha pasado. Así, los rendimientos a futuro del fondo son asimétricos: no llegaría a mínimos anuales en caso de una segunda oleada, y podría mostrar recuperaciones cercanas al 4% si la situación mejora gracias a la aparición de tratamientos o vacunas.

 

Invertir en salud y biotecnología para luchar contra las enfermedades autoinmunes

Argenx ha conseguido resultados muy positivos en su tratamiento experimental contra una enfermedad autoinmune, volviendo a mostrar la importancia de invertir en los sectores de salud y biotecnología. Por eso, forma parte de la cartera del fondo Imantia Futuro Healthy, que acumula una rentabilidad positiva desde su lanzamiento a pesar de la crisis del coronavirus.

Argenx y la miastenia gravis

Fundada en el 2008 y con sede en los Países bajos, Argenx es una compañía dedicada a la investigación de anticuerpos y tratamientos contra enfermedades autoinmunes. En las últimas semanas, ha conseguido desarrollar con éxito un tratamiento que mitiga los efectos de la miastenia gravis, una enfermedad neuromuscular que afecta a unas 15.000 personas al año solo en España, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

La enfermedad se produce cuando los anticuerpos interrumpen la comunicación entre los músculos y el tejido nervioso, provocando parálisis, debilidad e incluso el fallecimiento de las personas que la padecen. Tras efectuar las pruebas del tratamiento de Argenx con un grupo de pacientes, la respuesta ha resultado ser muy positiva.

La buena noticia se transformó en grandes resultados en los mercados. La cotización de la compañía en la Bolsa de Bruselas subió un 29,6% el 26 de mayo, alcanzando los 190 euros por acción, lo que muestra la importancia del descubrimiento que, sin duda, ayudará a mejorar la vida de miles de personas en todo el mundo.

Rentabiliza tus ahorros mientras contribuyes a la sociedad

Invertir en salud y biotecnología es ahora más importante que nunca. En medio de la pandemia global de los últimos meses, muchas empresas están destinando todos sus recursos al desarrollo de tratamientos capaces de responder a las nuevas enfermedades que amenazan nuestro modo de vida.

Aunque Argenx ya mostraba una evolución muy buena antes de su reciente descubrimiento. La compañía obtuvo unos ingresos de 20,73 millones de dólares durante el primer trimestre del año, por encima de las previsiones. Además, en 2019 se revalorizó un 68,5%. Estos datos ponen de manifiesto, una vez más, la importancia de la salud y la biotecnología en un momento de pandemia e incertidumbres en los mercados. Justo las tendencias en las que invierte nuestro fondo Imantia Futuro Healthy.

El fondo pone el foco en empresas europeas y estadounidenses que ayudan a mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad en cuatro temáticas: nutrición, deporte, medicina y longevidad. Desde el momento de su salida al mercado, en septiembre de 2019, acumula una rentabilidad del 7,93% (a 29 de mayo), una cifra muy positiva, teniendo en cuenta la crisis bursátil resultado del comienzo de la pandemia.

Apoyar la aparición de tratamientos claves para nuestro futuro como el de Argenx puede ir de la mano con obtener una rentabilidad positiva por tus ahorros. De esta forma, contribuyes por partida doble a la mejora de tu futuro y el de los tuyos. La posibilidad de conseguirlo está tan solo a cinco minutos.