Solicitud de Documentación digital. III EVENTO ONLINE ASEAFI

.

Tal y como se ha explicado en el desarrollo del III Evento Online ASEAFI, si desea recibir la documentación abordada durante en el encuentro, por favor, rellene el siguiente formulario y, a la mayor brevedad, le haremos llegar un correo electrónico con la información.

.

 

Infografía Schroders Septiembre 2020.

Opinión LendMarket – ¿Qué papel jugarán las Fintech en un entorno de fusiones bancarias?

.

En las últimas semanas, la noticia de la fusión entre Caixabank y Bankia ha dado lugar a la publicación de cientos de artículos, análisis y opiniones sobre todos los aspectos operativos de la misma: de cómo se va a llevar a cabo, de sus ventajas e inconvenientes o de los efectos que provocará sobre clientes y trabajadores.

Uno de los asuntos que conlleva a este retorno al inquietante “too big to fail” al que nos dirigimos a marchas forzadas, es el relativo a la afectación de las macro-concentraciones con respecto a las Fintech que ya colaboran con los bancos, e incluso respecto a los programas de aceleración que, en el seno de los mismos, han surgido durante los últimos años.

 

¿Cómo afectará al sector una nueva ola de fusiones?

La realidad es que el hecho de volver a una concentración bancaria como la de épocas pasadas va a generar una importante reducción de la oferta de productos de inversión tradicionales por parte de las entidades, un peor servicio presencial a causa de la eliminación de miles de puestos de trabajo de comerciales de sus redes y una oportunidad más para que las Fintech, las Welthteach, la gestión indexada y los servicios financieros online sean la opción primera de los clientes para satisfacer sus necesidades económicas.

Tecnológicamente, durante el proceso de fusión de las entidades, la duplicidad de soluciones digitales ya integradas en esos grandes Bancos podrían ocasionar complicaciones tecnológicas relevantes y una transición compleja hasta que las marcas y sus plataformas se integren adecuadamente con los insalvables inconvenientes para los clientes y usuarios de las mismas. Un factor que puede favorecer el que los clientes   dirijan su atención a explorar otras soluciones tecnológicas existentes.

A su vez, esto favorecerá el imparable y sostenido crecimiento de las plataformas de inversión Fintech que ofrecen cada vez más, mejores y nuevos servicios a precios súper competitivos y con una oferta ágil que se adecua a las necesidades del cliente en tiempo real. Sin absurdas permanencias, clausulas imposibles, penalizaciones medievales o comisiones infinitas por servicios deficientes o poco satisfactorios.

 

¿Cómo afectará a los productos de inversión?

Respecto al negocio sobre el pasivo bancario, una fusión obligaría a las entidades (según el manual) a crear productos para retener al cliente que no acabe de ver claras las bondades de la fusión de su entidad de cabecera. El problema actual es que con unos tipos de interés en terreno pírrico (cuando no negativo) y unos Bancos inundados por enormes costes y sujetos con pinzas a base únicamente de cobrar comisiones, el premiar a los depositantes con productos de alta rentabilidad es, hoy por hoy, imposible para ellos.

Otro aspecto clave del modelo de negocios de las instituciones tradicionales fue tener ubicaciones físicas que atraían depositantes como moscas a la miel. Pero la relación entre una red física y la participación de los depósitos, básicamente, se ha roto. El simple hecho de tener una sucursal en cada esquina ya no atrae y, lo dejó de hacerlo hace mucho tiempo, el mismo nivel de depósitos que antes. Imagínense si ya no existe ni la sucursal. Unas circunstancias que de nuevo, sumarán para que los clientes se vayan acercando más hacia soluciones digitales que no soporten los costes de una fusión bancaria tradicional.

 

¿Y con la financiación a particulares o empresas?

Por lo que se refiere al negocio sobre el activo bancario, cuando se producen fusiones de este tipo la consecuencia inmediata es la limitación del número de financiadores a los que los clientes – sean personas físicas o jurídicas- pueden dirigirse. Y lo que es peor, que la masa de crédito disponible se reduce con respecto a los volúmenes previos a la fusión de turno.

Los préstamos hipotecarios no son un negocio de balance para la mayoría de los bancos, y el negocio de las tarjetas de crédito se ha consolidado en gran medida entre unos pocos actores. Todo esto ha restringido el lado de los activos del balance de la mayoría de instituciones financieras al uso.

De nuevo, se abre más la ventana de oportunidad para las empresas digitales que ofrezcan financiación alternativa a la tradicional bancaria tanto para personas jurídicas como físicas.

Así pues, las concentraciones bancarias no han de causar inquietud ninguna a las Fintech. Todo lo contrario, son una oportunidad de negocio y de servicio para el cliente bancario que ante situaciones como estas, se inquieta y necesita de un servicio ágil, eficiente y desburocratizado.

 

¿Cómo se prevé el futuro del sector?

Las fusiones bancarias van a seguir produciéndose por la exigencia de Europa y por el instinto básico de supervivencia de las entidades que solamente pueden seguir existiendo a base de reducir costes vía concentración. El regulador español y las autoridades europeas harán todo lo posible para que se sigan produciendo fusiones.

En un paso más allá, no tardaremos en asistir a un nuevo tipo de fusiones. Las protagonizadas por Fintechs con Bancos. Un tipo de fusiones novedosas y que no se verán acompañadas de las cargas habituales que rodean a estas integraciones: redes de sucursales duplicadas que resolver, edificios que cerrar, tecnología heredada de la que deshacerse y los indeseables recortes de empleos.

Y es que en el entorno futuro de las fusiones, seguiremos asistiendo a integraciones tradicionales, pero también a que algunas organizaciones Fintech extiendan sus servicios mientras que los bancos tradicionales probablemente adquirirán otras organizaciones digitales.

Son tiempos de fusiones, pero también de oportunidades, y de obtener con ellas una mayor transparencia, calidad, eficiencia y beneficio al contratar servicios y productos financieros.

 

 

.

Opinión Imantia. La importancia de la Inteligencia Artificial en el futuro de la economía sostenible

.

La digitalización a través de Inteligencia Artificial será clave en el futuro para avanzar hacia una economía sostenible, pero también lo es en el presente. Tanto es así, que ya generan al menos el 30% del valor añadido al producto final en España.

La Inteligencia Artificial (IA) ya forma parte de nuestro día a día. Un simple “buenos días” basta para que nuestro asistente de voz nos dé la previsión meteorológica del día y nos cuente las últimas noticias. En un futuro no tan lejano, tu vehículo también podrá conducir de forma autónoma, eligiendo la ruta con menos atasco gracias a la conexión con otros vehículos y dispositivos urbanos. Como ves, la IA ha llegado para quedarse.

 

Una nueva revolución industrial

Como es evidente, el primer paso para desarrollar estas tecnologías es la digitalización de las empresas. El Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) de 2018 situaba a España en el décimo puesto europeo en digitalización, una clasificación que mejora año tras año gracias a las grandes empresas, que desarrollan de forma constante herramientas para procesar enormes cantidades de datos que faciliten la toma de decisiones.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Según algunos informes, los procesos de digitalización son en España responsables del 30% del valor añadido al producto final, lo que todavía deja un margen de mejora.

El impacto en la economía sostenible del desarrollo de la Inteligencia Artificial será inmenso durante los próximos años. Tanto es así, que Microsoft estima que las emisiones de CO2 a la atmósfera se reducirán entre un 1,5 y un 4,4% en los próximos años, mientras que la economía crecerá entre un 3,1 y un 4,4%, creándose hasta 38 millones de nuevos empleos.

 

Imantia y la Inteligencia Artificial

Las grandes posibilidades de la Inteligencia Artificial han motivado que Imantia invierta en la temática Mundo Digital, a través del ETF ISHARES DIGITALISATION UCITS E, con un peso del 6,96% en la cartera de Imantia Futuro, que invierte en las temáticas más innovadoras del mercado, como la robótica, el comercio electrónico, la ciberseguridad o la propia Inteligencia Artificial.

 

 

Opinión Imantia. Tras la tormenta… ¿llegará la calma?

.

Iniciamos el último tramo de un año más que atípico. El 2020 ha marcado nuestras vidas y la de los mercados por el fuerte impacto del coronavirus y su evolución. A lo largo de estos meses, hemos señalado que el futuro cercano se presentaba más incierto que nunca, por las dudas generadas por una pandemia al alza y por la respuesta posterior de autoridades monetarias y fiscales, ciudadanos y empresas. Esas dudas se convirtieron en certezas con el confinamiento de la población y con la contundente respuesta en términos de estímulos. Aquí destacamos, los programas de compras de los bancos centrales y el impulso fiscal americano junto al fondo de reconstrucción europeo.

¿Cómo analizamos las perspectivas de mercado?

Para ello toca revisar, en primer lugar, dónde estamos en términos de fundamentales. Así, se podrá analizar el sentimiento de mercado y contrastar cuanto de todo lo anterior está puesto en precio.

  • El ciclo económico se ha deteriorado de forma aguda a nivel global. Esto se traduce en una salida desigual, muy ligada a la estructura productiva de cada país, y al peso relativo de servicios y manufacturas. En agregado, nadie duda que 2021 será un año de recuperación, pero con la incógnita de cuándo recuperaremos niveles de actividad pre-crisis.
  • Las políticas económicas son claramente expansivas. La Reserva Federal está muy sensible a la recuperación del mercado laboral y muestra una senda de tipos bajos durante varios años. Se trabaja ya en nuevos estímulos fiscales para los ciudadanos americanos. En la zona euro, el Fondo de Reconstrucción es un hito en el camino hacia la Unión Fiscal. Mientras tanto, el BCE muestra su disposición a incrementar estímulos si es necesario.
  • Los asuntos geopolíticos tienen un denominador común: Trump. Las elecciones americanas y las relaciones con China son claros catalizadores para el mercado a corto plazo, que irán ganando peso en los titulares progresivamente.

 

Cuando hablamos de sentimiento de mercado, nos referimos a la actitud ante la toma de riesgo de los inversores. Los indicadores habituales de volatilidad cotizada -y pese al reciente ruido con las caídas del sector tecnológico americano-, nos hablan de un mercado confiado en la recuperación a medio plazo con encuestas de sentimiento al alza. Además, no se ha producido una entrada en fondos de renta variable de inversores institucionales (más cómodos en deuda pública y en crédito), lo que otorgaría mayor recorrido a subidas adicionales.

En el frente del virus, y pese a la probable segunda ola de contagios, el tiempo corre a nuestro favor con los avances en tratamientos y vacunas. Estas podrían cristalizar en un 2021 donde miraremos con distancia los malos momentos vividos este año.

Si confrontamos esta foto general con lo que los mercados han puesto en precio, vemos que han dibujado una recuperación en V de libro, – especialmente en el caso americano premiando las compañías ganadoras-. Mientras, los tipos han bajado hasta mínimos históricos (como reflejo de políticas monetarias ultra-expansivas), y los diferenciales de crédito han vuelto a estrechar. La lectura que parece hacer el mercado es que el impacto económico pudiera estar limitado a este año.

¿Cuál es nuestra visión?

A la hora de gestionar las carteras, creemos que es importante mantener altos niveles de inversión en renta fija para no perderse el movimiento de búsqueda de rentabilidad en un entorno de tipos bajos. Además, se pondrá mucha atención a las oportunidades en mercados primarios.

La desconexión de fundamentales (ciclo económico) y valoraciones (¿es excesivo el rally visto en mercados tras las caídas de marzo?), hace aconsejable introducir elementos en cartera que puedan proteger a los partícipes de episodios de volatilidad. Por ello, en las últimas semanas, hemos empezado a construir posición en deuda americana y en dólar, especialmente en las carteras mixtas.

En la parte de renta variable, seguimos muy atentos a la rotación sectorial. Las rentabilidades acumuladas por los índices globales son engañosas. Y es que, esconden el comportamiento diferencial entre ganadores y perdedores. Cualquier clarificación del escenario futuro debería impulsar sectores más ligados a ciclo (aerolíneas o autos), o especialmente castigados en valoración (bancos). Esta rotación podría confirmarse en el último trimestre.

En resumen, nuestra visión es optimista desde la cautela. Es razonable seguir invertidos, pero con elementos de cobertura en las carteras. No se atisbarán grandes riesgos en el horizonte en la medida en que, como señalábamos antes, el tiempo juega a nuestro favor en la lucha contra la Covid (test rápidos, tratamientos y vacunas).

 

 

Opinión Imantia. Invertir en sostenibilidad, clave para la industria de los cosméticos

.

Los productos de cosmética y alimentación saludable están presentes en nuestras vidas cotidianas. Queremos vernos bien por dentro y por fuera, por eso utilizamos productos que nos ayuden a sentirnos mejor. Sin embargo, lo que puede funcionar en nuestros cuerpos no siempre es lo más adecuado para el planeta. A menudo, las industrias utilizan componentes que más tarde vierten en mares y océanos, y que están relacionados con la aparición de enfermedades graves. Por eso, es más importante que nunca invertir en compañías que apuesten por la sostenibilidad en la industria.

La Organización Mundial de la Salud destaca en un informe “la relación mutuamente beneficiosa de la industria con la industria de los alimentos procesados y su impacto en la salud humana y del planeta, incluidas las prácticas de cultivo perjudiciales que están relacionadas con las enfermedades respiratorias, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la contaminación”. Para corregir este impacto, es necesario cambiar el modelo de producción hacia otro que cuide más el planeta.

Son muchas las compañías que ya apuestan por este cambio. Una de ellas es Symrise, una empresa fundada en Alemania en el año 2003 y dedicada a la producción de cosméticos y alimentos con técnicas que permiten preservar el ambiente natural sin perder calidad.

En su catálogo, Symrise ofrece productos alimentarios como bebidas y dulces, con recetas basadas en ingredientes sostenibles y naturales. En el apartado cosmético, la compañía ofrece perfumes, cremas solares o productos de cuidado capilar, entre otros. Todo ello, con el compromiso de mitigar la huella ecológica y social que a menudo la industria provoca. Por eso cuentan con la máxima calificación ambiental de la organización CDP.

El cuidado de Symrise por la sostenibilidad está ligado a unos excelentes resultados económicos. Desde su salida a la Bolsa de Frankfurt en 2006, la cotización de sus acciones ha crecido más de un 400%. Además, durante 2019 consiguió un beneficio bruto de 674 millones de euros y una revalorización del 28,02%.

Imantia Futuro Healthy invierte en Symrise. De esta forma, obtenemos una rentabilidad para nuestros inversores mientras contribuimos a mejorar el futuro de toda la sociedad. Y tú también puedes hacerlo, solo te hacen falta cinco minutos.

 

 

III Evento Online ASEAFI. ASEAFI expondrá la situación de los mercados financieros y las oportunidades de inversión en las temáticas protagonistas de la recuperación

.

.

Para consultar el programa completo y realizar el registro al evento puede hacerlo a través del siguiente enlace:

https://www.aseafi.es/evento/iii-evento-online-aseafi

.

Madrid, 09 de septiembre de 2020. La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) celebrará el próximo 23 de septiembre su III Evento Online, ‘Actualidad y perspectivas de los mercados. Temáticas protagonistas de la recuperación, con el doble objetivo de analizar la evolución de los mercados financieros globales y sus perspectivas en el medio plazo y descubrir oportunidades de inversión en temáticas que están siendo protagonistas en la cada vez más próxima recuperación económica.

El presidente de ASEAFI, Fernando Ibáñez, abrirá la sesión dando la bienvenida a un evento que será presentado y moderado por la periodista de Radio Intereconomía Susana Criado.

David Cano, socio director de AFI Analistas Financieros, será el encargado de analizar la actual situación de los mercados y explicar las perspectivas en la ponencia ‘6 meses después del inicio de la COVID-19: actualización del entorno macroeconómico y posicionamiento en los mercados’.

Posteriormente, los profesionales de las reconocidas gestoras participantes en el encuentro expondrán distintas oportunidades de inversión en temáticas relacionadas con las infraestructuras, la salud, la conectividad tecnológica y la inversión responsable bajo criterios ESG.

Alejandro Domecq, sales manager de M&G Investments, lo hará en el panel ‘Las principales temáticas incorporadas en la infraestructura cotizada’ y Óscar Esteban, director de ventas para España y Portugal de Fidelity International, con la ponencia ‘La aceleración de la conectividad derivada de la crisis de la COVID-19’.

‘Sector salud, de moda a norma’, será el título del espacio de Álvaro Ramírez, Vice President y ejecutivo de ventas para el mercado español en JP Morgan AM, y Álvaro Antón Luna, country head of distribution Iberia en Aberdeen Standard Investments, abordará la inversión responsable en el panel ‘Factores ESG en la encrucijada: ¿será 2020 la década de Europa?’.

En definitiva, un programa formativo que profundizará en la situación de los mercados financieros, directamente afectados por la crisis sanitaria de la COVID-19, los efectos de las medidas de estímulo adoptadas por los gobiernos, y los planes y vías de recuperación que van a conducirnos a un nuevo mundo.

Además, este encuentro será especialmente interesante para aquellos inversores que quieran conocer de la mano de reconocidos profesionales las temáticas que protagonizarán la recuperación en los mercados de inversión.

 

Un evento promovido por ASEAFI, que se desarrollará gracias al patrocinio de Fidelity International, M&G Investments, Aberdeen Standard Investments y JP Morgan Asset Management y que cuenta con la colaboración de Efpa España, AFI Analistas Financieros, IEAF, Finect y con El Asesor Financiero, Citywire, Funds Society, Valencia Plaza y Rankia como media partners.

Para realizar el registro, todos los interesados pueden hacerlo a través del formulario que ASEAFI ha habilitado en el siguiente enlace https://www.aseafi.es/evento/iii-evento-online-aseafi-actualidad-y-perspectivas-de-los-mercados-tematicas-protagonistas-de-la-recuperacion/ y, en cuanto a la difusión del evento, todos los usuarios registrados recibirán un enlace a través del que podrán conectarse.

 

Por otro lado, apuntar que la asistencia será válida por 1,5 horas de formación para la recertificación EIA, EIP, EFA y EFP, visualizado el evento completo y transcurrido el mismo, superando un test que, todos los profesionales registrados recibirán en sus correos electrónicos. Y será válido por 1 hora de formación continua impartida por la escuela del Instituto de Analistas Financieros (IEAF).

 

La agilidad de las startups en tiempos de pandemia

.

La aparición del coronavirus y la crisis económica derivada hizo que ciertas empresas emergentes, entre las que destacan las conocidas como startups, pudiesen parecer particularmente vulnerables. Sin embargo, gracias a su legendaria agilidad, las startups también pueden –y algunas han podido- aprovecharse de esta situación sin precedentes.

Los casos son muy numerosos y entre ellos, alguno paradigmático, como por ejemplo el de Nannyfy, una startup que nació para dar servicios de nannying con niñeras y cuidadoras. El problema: su actividad quedaba invalidada debido a la prohibición de movilidad impuesta por el estado de alarma. Lejos de arrugarse, la empresa reorientó por completo su modelo lanzando actividades online dinámicas y lúdicas para los pequeños de la casa. De este modo, pasaron de un modelo 100% presencial a uno totalmente digital, aumentando su facturación, ayudando a los padres, y atrayendo a las empresas, que se dieron cuenta que no tenían un beneficio social en materia de conciliación.

En otros casos la adaptación ha sido imposible, y ni toda la agilidad del mundo ha podido con la fragilidad de actividades totalmente incompatibles con las servidumbres del coronavirus. Por ejemplo, en el mercado de oficinas, modelos de negocio de coworking como el de Wework han sufrido una caída en facturación cercana al 100%.

En cualquier caso, el mercado ha evolucionado muy rápidamente, y con él, han surgido nuevas necesidades emergentes, una actitud positiva en términos de negocio y empleo, y un cambio evidente de la mentalidad de los socios comerciales y de los clientes. Las barreras a la digitalización están cayendo una por una. Más allá de los productos y servicios adaptados a tiempos de crisis, es una oportunidad para aprovechar eso, para optimizar los negocios, sus métodos de trabajo y comunicación, y emprender acciones que puedan inspirar a los actores económicos establecidos.

 

¿Qué deben plantearse las startups?

Las startups deben aprovechar estos momentos de zozobra planteándose y respondiéndose cuestiones aparcadas por la normalidad empresarial del día a día:

  • ¿Cuáles son las adaptaciones digitales para mantener e incrementar el negocio?
  • ¿Cómo la evolución acelerada del mercado ha conducido a una reducción de los obstáculos para la adopción de herramientas digitales?.
  • ¿Qué ha cambiado en la organización del trabajo diario y cómo adaptarse a ello?

Y no dudar ni por un instante en la vital importancia de comunicarse, comunicarse y comunicarse para mantenerse visibles durante esos períodos de distanciamiento social y desaceleración económica que, además, pueden volver a presentarse.

Por otra parte y para las startups que se encontraban en dificultades con anterioridad a la crisis, vienen tiempos difíciles. Aquellas que estaban en la fase de recaudación de fondos vieron reducirse las inversiones en más del 30% en comparación con el mismo período del año pasado.

 

¿Cómo han adaptado su modelo de negocio al entorno actual?

Si estaban en una fase media del desarrollo del negocio, la mayoría de ellas tuvieron que detener sus actividades e imaginar nuevas formas de negocio como la adquisición de clientes a través de conferencias o exposiciones especializadas; un recurso que durante estos últimos meses ha sido puesto a prueba más que severamente. Incluso la capacitación y el entrenamiento en aceleradoras han migrado al mundo virtual. Las empresas más jóvenes carecen de liquidez, y hasta hace poco no entraban necesariamente en las candidaturas para obtener subsidios otorgados por el estado. Afortunadamente, se han implementado herramientas de apoyo financiero público y privado, principalmente en forma de préstamos bancarios flexibles y en países de nuestro entorno como Francia, Holanda o Italia, a través de fondos de capital de riesgo.

La legendaria agilidad y el firme optimismo de estas empresas emergentes les ha permitido encontrar soluciones creativas como las iniciativas empresariales nacidas durante el hackatón Versus Virus, que actualmente incuba algunas de las ideas más prometedoras.

Algunas startups han podido adaptar su producto a la crisis de salud, optimizar su oferta para integrar la dimensión digital o incluso pivotar para satisfacer una necesidad vinculada a la situación sin precedentes que estamos experimentando. Algunos ejemplos que muestran la diversidad de posibles desarrollos: aplicaciones de gestión de flujo en hospitales, pruebas moleculares relacionadas con infección viral o equipos de protección en tiempos de pandemia.

Más allá del producto, es todo el modelo de negocio el que se ha podido revisar a la luz de la desmaterialización forzada por la pandemia, incluido –como decíamos más arriba- el impacto de todo esto en los métodos de trabajo y de comunicación. El distanciamiento social ha tenido la ventaja de sumergir a las empresas, sin ningún paliativo, en el mundo virtual. Y en esta área, las startups están sin duda un paso por delante del mundo más tradicional de las pymes. Ya eran antes teletrabajadoras y son principalmente ágiles en las redes sociales y otras plataformas de intercambio y comunicación. Sin duda, un modelo a seguir. Otro efecto beneficioso de la crisis actual: los socios comerciales de repente se encuentran más disponibles y están listos para embarcarse en el camino de la imperiosa digitalización, que ya no será nunca más posible posponerlo para mañana.

 

.

Infografía Schroders agosto 2020.

Carta Diverinvest Septiembre 2020: “Messi t´estimo»

 

Estimado amigo,
Vaya por delante que declaro públicamente, por nidad de motivos, mi amor incondicional al mejor deportista de la historia.

 

Pero la carta no va del pasado o presente, ni de la rocambolesca situación futbolística que estamos viviendo, sino que va del futuro bursátil.

Leonel Andrés Messi, en términos empresariales, es un producto (por ejemplo, un IPhone) que ha hecho que el FC Barcelona (por ejemplo, Apple) haya sido una de las mejores inversiones de este siglo.

 

Por todos son sabidos los excelentes resultados y el extenso palmarés de Leo, que en términos económicos se han reflejado en grandes beneficios para el FC Barcelona y también para todas las entidades que se relacionan con este equipo. Marcas deportivas, televisión, prensa, la Liga, la UEFA, … y un sinfín de empresas. En definitiva, la “cotización” del FC Barcelona y de muchas otras empresas relacionadas han tendido al alza gracias a este maravilloso “producto” que tanto hemos disfrutado en los campos de fútbol del mundo entero.

Seguro que estarás de acuerdo en que si Leo finalmente se va, la acción del Barça seguirá bajando. Si Leo se queda, y somos capaces de crear un nuevo proyecto deportivo ganador, la acción volverá a subir. Una sencilla reflexión que de la misma forma se cumple en la cotización de las acciones en bolsa a medio plazo.

 

Por eso, que Messi se vaya del Barça no tiene impacto económico sobre el mundo del fútbol a corto plazo, pero sí que lo tiene en el FC Barcelona. Por el momento, es una simple corrección bursátil de cierta magnitud que va a afectar más a unas empresas que a otras, pero Leo seguirá jugando y el fútbol seguirá entusiasmando a sus fans. El problema vendrá cuando se jubile. Para entonces ya tenemos que haber creado otros nuevos ídolos que sigan alimentando las ansias del consumidor.

El fútbol es el opio del pueblo y mueve miles de millones, aunque al final son las personas, las grandes estrellas, como Ronaldo, Neymar, M’Bappe… que mueven a los espectadores y nos hacen pagar lo que sea por una tarde de fútbol. Ahora urge buscar a la nueva estrella emergente que será la que mayor rentabilidad aportará.

 

Pero por encima de todos estos pensamientos están los números. Se habla mucho de la burbuja económica del fútbol y también se habla mucho de la situación poco saneada de muchas de las empresas relacionadas.

Donde existe mucha deuda, se “sobrepagan” productos, se funciona sin criterios económicos y los beneficios escasean.

Algo parecido es lo que está pasando en algunas empresas que cotizan en los mercados financieros.

 

¿Se convertirá Messi también en el detonante de la próxima crisis financiera?

Un abrazo fuerte,
David