Seguimiento del crecimiento de los bonos verdes

La emisión de bonos verdes en el primer semestre de 2019 alcanzó un valor de 86.000 millones de dólares mientras continúa el crecimiento de las finanzas sostenibles. El análisis del mercado de bonos realizado por Refinitiv muestra las tendencias globales (#DealTrends) y revela dónde reside el mayor interés de los inversores en las finanzas verdes.

 

  1. El análisis del mercado de bonos de Refinitiv muestra que la emisión de bonos verdes en el primer semestre de 2019 alcanzó un valor de 86.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 26% con respecto al año anterior.
  2. La emisión de bonos verdes aumentó en todas las regiones, destaca la región Asia Pacífico con un crecimiento interanual del 30% y una cuota de mercado del 22%.
  3. El dominio de Europa en el mercado de bonos verdes está impulsado por Francia con un 13,4% del total mundial, lo que lo convierte en el país emisor más activo.

 

El interés de los inversores en los bonos verdes experimentó un rápido crecimiento en la primera mitad de 2019, con emisiones por valor de 86.000 millones en todo el mundo, lo que supone un aumento del 26% con respecto al mismo período del año pasado.

Descargue aquí la presentaciónde “Green Bonds H1”

El crecimiento de los bonos verdes sigue siendo más fuerte en Europa, con una cuota de mercado del 55% impulsada por Francia con un 13,4% por ciento del total mundial, lo que lo convierte en el país emisor más activo.

El gigante energético francés Engie SA ha sido el mayor emisor corporativo durante este período. Los primeros seis meses también han estado marcados por una gran actividad en Alemania, con una cuota de mercado del 8%, donde el banco KfW Bankengruppe realizó la mayor emisión de bonos verdes por valor de 3.400 millones de dólares.

 

Crecimiento de los bonos verdes

Según Leon Saunders Calvert, Director de inversión sostenible y rating de fondos de Refinitiv: “Los bonos verdes, y las ofertas de financiación sostenible en general, han aumentado de manera constante en los últimos años. Esto refleja el creciente interés de las empresas y de los inversores en las consideraciones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y la manera en la que las empresas pueden obtener resultados en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU”.

Saunders añade que: “esto pone de manifiesto la necesidad de disponer de una mayor cobertura de datos en este ámbito, como por ejemplo la información relativa al uso de los beneficios procedentes de la emisión de bonos verdes y la manera en la que los emisores pueden reducir la huella ambiental”.

Los beneficios de los bonos verdes se destinan a proyectos sostenibles. Si bien los bonos verdes representan actualmente una pequeña parte del mercado mundial de bonos, regiones como Asia están realizando grandes esfuerzos para ponerse a la altura de los progresos observados en Europa.

La región Asia Pacífico alcanzó una cuota de mercado del 25% en el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 30% interanual. América se sitúa como el tercer mercado de bonos verdes con una cuota del 19%.

No obstante, la ralentización del crecimiento en China y un aumento del 60% del crecimiento en EE.UU. han propiciado que este último alcance el segundo puesto en el ranking de países emisores más activos, reduciendo así la brecha entre ambas regiones.

 

Empresas prestatarias

Otros ejemplos son el de Japón que experimentó un crecimiento del 73% con una emisión por valor de 2.200 millones de dólares en el primer semestre y Corea del Sur donde también se observó un fuerte crecimiento, con una emisión por valor de 3.900 millones de dólares con respecto a una cifra muy baja el pasado año.

Otros aspectos destacados del primer semestre son la emisión del primer bono verde de Hong Kong por un importe de 1.000 millones de dólares y la emisión de un bono verde soberano de Chile por 1.400 millones de dólares.

El predominio de las agencias gubernamentales y financieras en la emisión de bonos verdes se ha diversificado significativamente en el último año en el que, concretamente, el sector de la energía y la electricidad se ha hecho con una parte mucho mayor de un pastel más grande pasando del 13% en el primer semestre de 2018 al 23% en el primer semestre de 2019.

Empresas prestatarias de diversos sectores han pasado a ser emisores activos como es el caso de Apple, Starbucks y Verizon Communications.

Starbucks, por ejemplo, anunció la emisión de un bono sostenible por 1.000 millones de dólares, cuyos beneficios se destinarán a apoyar la compra de café de origen ético y financiar programas de apoyo a los agricultores. Es el tercer bono de este tipo que emite la compañía y el mayor hasta la fecha.

Nuestro análisis del mercado de bonos verdes y nuestras tablas de clasificación se realizan a través de nuestra colaboración con la Iniciativa de Bonos Climáticos, el estándar de la industria para los bonos verdes.

Descubra el modo en que nuestros informes y tablas de clasificación pueden ayudarle a analizar las tendencias del mercado y evaluar el cambiante panorama competitivo

 

.