Los asesores financieros se adaptan a las nuevas reglas del juego

 

De izquierda a derecha, arriba: Mathias Blandin, Responsable de...
De izquierda a derecha, arriba: Mathias Blandin, Responsable de desarrollo de negocio de LFDE en Iberia; Berta Ares, Directora general de BME Inntech; y Leonardo López, Director de Oddo BHF Asset Management en España. Debajo, también de izquierda a derecha: Sebastien Senegas, Director de Edmond de Rothschild AM en España; Javier Villabrille, Director general de Flossbach von Storch; y Amparo Ruiz Campo, Directora de Degroof Petercam AM en España. JMCadenas / J.L. PindadoEXPANSIÓN

El asesoramiento entra en una nueva dimensión con Mifid II y el empuje de la ola tecnológica: más profesionalización, transparencia e inversiones temáticas, con la sostenibilidad por bandera.

Con año y medio de retraso, Mifid II ya funciona a pleno rendimiento en España. De la mano de la innovación y la tecnología, la nueva directiva europea ha transformado la actividad de los asesores financieros, que deben ofrecer un servicio cada vez más profesionalizado y transparente a sus clientes y cumplir unos estándares mínimos en cuanto a sus competencias.

Así lo reconocieron los expertos que participaron en el encuentro Asesores financieros y redes de agentes, organizado por EXPANSIÓN con el patrocinio de Banco Mediolanum, La Financière de l’Echiquier, Flossbach von Storch, Degroof Petercam Asset Management, Oddo BHF Asset Management, Edmond de Rothschild AM y BME Inntech. Asimismo, la jornada contó con la colaboración de Aseafi, El Asesor Financiero, Finect y Funds Society.

  • Mathias Blandin, Responsable de desarrollo de negocio de LFDE en Iberia: «Vemos una cierta pérdida de libertad de los asesores; hemos pasado de la arquitectura abierta a otra semiabierta».
  • Berta Ares, Directora general de BME Inntech: «Las entidades usan la tecnología para aportar valor, ser más eficientes en costes y automatizar, entre otros aspectos».
  • Leonardo López, Director de Oddo BHF Asset Management en España: «Tenemos el primer fondo que invierte en inteligencia artificial utilizando la misma, con 4 millones de datos diarios».
  • Sebastien Senegas, Director de Edmond de Rothschild AM en España: «Los fondos de impacto social no son una moda:en unos años, la mayoría seguirá criterios de inversión responsable».
  • Javier Villabrille, Director general de Flossbach von Storch: «Hay que ampliar los plazos de inversión y también adecuar las necesidades a los objetivos que tenemos».
  • Amparo Ruiz Campo, Directora de Degroof Petercam AM en España: «Estamos inmersos en un proceso de desglobalización, re-regulación y dolarización, que durará una década».

Formación

La entrada en vigor de Mifid II ha traído consigo distintos cambios: «Ha sido fundamental que se establezca una obligación de formación continua, porque este sector evoluciona muy rápido», aseguró Beatriz Alejandro, directora del Instituto BME. Además, señaló que la reestructuración del mercado hizo que profesionales con experiencia dejasen sus entidades y la actividad se profesionalizase. Así, «surge una figura que puede dar apoyo a la banca para distribuir sus productos y llevar el servicio de asesoramiento a zonas donde se están cerrando sucursales».

De esta forma, «antes los agentes vendían sobre todo productos de los propios bancos, mientras que ahora se está entrando más en el terreno del asesoramiento», afirmó Juan Abellán, director del máster de banca y finanzas del IEB.

Desde la perspectiva de los profesionales, «la clave es prestar un servicio de calidad, centrarte en lo que haces -la especialización es muy importante- y trabajar para una entidad que tenga en su estrategia contar con asesoramiento de patrimonios y agentes financieros», subrayó José Miguel Maté, vicepresidente de EFPA España.

No obstante, «vemos cierta pérdida de libertad de los asesores: con Mifid II hemos pasado de una arquitectura abierta a otra semiabierta, porque los bancos siempre tienen fondos seleccionados o recomendados y los profesionales tienen que seguir esa lista», dijo Mathias Blandin, responsable de desarrollo de negocio en Iberia de La Financière de l’Echiquier (LFDE).

Javier Villabrille, director general de Flossbach Von Storch, hizo énfasis en que «los asesores están cada vez mejor formados y, sin embargo, tienen menos libertad que nunca». De manera similar, «es sorprendente ver cómo muchos agentes preferían estar vinculados a un banco y más limitados, mientras que no son tantos los que quieren tener libertad para expresar su opinión», consideró Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de Aseafi.

Inversión

En cuanto a las tendencias, Blandin previó que la inversión temática en tecnología seguirá ganando peso, en especial en robótica e inteligencia artificial. Asimismo, «los fondos de impacto social están de moda pero no son una moda: dentro de unos años, el 95% de los fondos seguirán criterios de inversión socialmente responsable», declaró Sebastien Senegas, responsable de Edmond de Rothschild AM.

Acerca de las tendencias en el mercado, Villabrille consideró que «hay que ampliar los plazos de inversión y adecuar las necesidades a los objetivos que tenemos». De cara a los inversores, «la volatilidad del mercado es una oportunidad que se puede aprovechar a largo plazo», dijo Fernando Luque, editor financiero de Morningstar España.

Por otra parte, «la digitalización es fundamental en las compañías y un soporte imprescindible para el negocio del asesoramiento», comentó Vicente Varó, chief communications officer de Finect. Así, «las entidades financieras ya utilizan la tecnología para aportar valor, que se traduce en mayor eficiencia en los costes, cumplimiento de la regulación, automatización de los procesos y mejor servicio de asesoramiento», agregó Berta Ares Lombán, directora general de BME Inntech.

En la misma línea, «la digitalización nos permite reducir costes y mejorar la atención al cliente de forma muy sencilla», comentó Asier Uribeechebarria, director general de Finanbest. Entre otros avances, resaltó el trabajo con robo advisors, que permiten ofrecer nuevos servicios a los usuarios. Junto a esto, «la omnicanalidad implica que el cliente elige el canal de relación que más le interesa en cada momento», manifestó Victoria Torre, responsable de desarrollo de productos y servicios de Self Bank.

Perspectivas

En la actualidad, las incertidumbres que rodean el mercado y el entorno de tipos bajos dificultan la rentabilidad. «La economía global pierde inercia, los organismos revisan previsiones a la baja y los problemas geopolíticos complican todo», confirmó Elena Santiso, managing partner de Funds Society.

«Estamos inmersos en un proceso de desglobalización, re-regulación y dolarización, y esta tendencia se prolongará durante una década», refirió Amparo Ruiz Campo, directora de Degroof Petercam Asset Management en España y Latinoamérica. Ante esto, aconsejó una cartera de renta fija global flexible, a la que se puede añadir high-yield en euros. Además, «en renta variable recomiendo invertir globalmente y si es posible de forma temática».

Sobre este tipo de inversiones, Leonardo López, director de Oddo BHF Asset Management en España, remarcó que «tenemos el primer fondo del mercado que invierte en inteligencia artificial utilizando la misma: se aíslan 4 millones de datos al día para identificar a las empresas que tienen más exposición y pueden beneficiarse de ella».

 

Fuente: EXPANSION, 17 jul. 2019