¿Es la ISR una tendencia de éxito en la inversión?

 

Amparo Ruiz Campo, Country Head Spain & LatAm de Degroof Petercam Asset Management

Las diversas crisis, ya sea en el frente económico o financiero, han alentado a los reguladores, empresas, inversores y la sociedad civil a que estén más atentos y aún más exigentes en términos de la licencia ética para operar.
Fue la crisis del euro de 2011 que dio lugar a varias reflexiones sobre la sostenibilidad económica de los países y por ejemplo llevó a DPAM a crear modelos ASG para valorar Estados, independientemente de las agencias de rating. Asimismo, la exclusión de inversiones en empresas cotizadas que no cumplen con ciertos estándares, participan en actividades / sectores / tienen comportamientos que se consideran controvertidos, o peores calificaciones ASG en su categoría tiene como objetivo principal evitar las inversiones con el mayor riesgo.
Esto explica por qué la integración de los factores de ASG se ha vuelto más extendida y generalizada, ya que un número creciente de inversores menciona la protección contra el riesgo reputacional como la razón principal para adoptar los métodos de ASG.
En esta sociedad que busca cada vez más un propósito, las generaciones actuales también quieren saber el impacto de sus inversiones. Los factores que sustentan el crecimiento del mercado para inversiones sostenibles y responsables destacan la importancia de este asunto y la tendencia secular de su desarrollo. Esta tendencia está aquí para quedarse, como también se puede ver en la competencia cada vez mayor en el mercado y el deseo creciente de las autoridades de regular en este campo.
El inversor español se está haciendo sostenible porque es una tendencia que está impulsando el inversor institucional, siendo los pioneros los fondos de pensiones. Por su parte, el inversor particular está empezando a conocer más y mejor la oferta que hay y las oportunidades y todas las ventajas que tiene este tipo de aproximación.
El interés por la inversión socialmente responsable está mucho más avanzado en el resto de Europa, sobre todo Europa Central, Escandinavia y Europa del Norte. Empezó con una directiva de la Comisión Europea, que lanzó a todos los países, y se ha traspasado a la normativa española en el 2017, exigiendo a las comisiones de control de los fondos de pensiones de empleo, no los particulares, información sobre su incorporación de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), en su política de inversión.
También los fondos de inversión de las grandes entidades españolas que se han adherido a los principios que se llaman Global Compact de Naciones Unidas, están empezando a introducir gamas de productos ISR, y ya se ven forzados a empezar a movilizar toda su maquinaria para producir por lo menos una gama. Lo siguiente es que al particular le sea explicada la conveniencia de estas posibilidades de inversión, sobre todo en banca privada.

 

 

¿Cómo impulsamos la ISR en DPAM?
La historia de Degroof Petercam Asset Management (DPAM) en inversión sostenible y responsable se remonta a 2001. La firma está convencida de que la inversión sostenible es una tendencia a largo plazo, tanto en las finanzas como en la sociedad civil, que está aquí para quedarse.
Aprovechando nuestra curva de aprendizaje, hemos establecido un sólido proceso de inversión sostenible en estos años, capitalizando nuestra experiencia interna en evaluaciones de sostenibilidad positivas (el mejor en su clase / el mejor en el universo, tarjetas de puntuación integración de criterios ASG, selección temática de valores), en evaluaciones negativas (basadas en normas, actividades controvertidas), así como en compromiso corporativo y voto por poder, y más recientemente en impacto financiero.

Por ejemplo: DPAM ha decidido deshacerse de varias de las actividades controvertidas. Destacando entre ellas:

– Extensión de la exclusión del tabaco a toda la gama de estrategias DPAM gestionadas activamente.

– Extensión de la exclusión de las armas nucleares a toda la gama de estrategias DPAM.

– Específicamente para nuestras estrategias sostenibles, hemos actualizado nuestra posición sobre el alcohol. En este sentido, hemos decidido excluir a los productores de alcohol que no cumplen con una política responsable comercial (es decir, cuyas prácticas comerciales advierten insuficientemente a los consumidores contra los riesgos asociados con el consumo inadecuado de alcohol). Esto se hace siguiendo un compromiso sistemático con la dirección de las compañías, de manera que éstas tengan la oportunidad de mejorar y adoptar las mejores prácticas.

En definitiva, en DPAM la ISR es más que una de las especialidades de la casa, ya que permite mejorar el perfil rentabilidad/riesgo de cualquier cartera. En la gama de Degroof Petercam Asset Management, el año pasado, nuestros fondos de renta variable y renta fija que tenían el apellido “Sostenible”, cerraron a 31 de diciembre mucho mejor que nuestros fondos equivalentes no sostenibles. La sostenibilidad es como un sello, es una capa adicional que hace que la inversión sea menos arriesgada, y esto es un hecho.