El brexit y la importancia de adoptar una perspectiva a largo plazo; Artículo de M&G Investments

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

 

Consultar el valor de sus inversiones a diario puede ser un hábito angustiante, especialmente con altibajos como los registrados por la renta variable en los últimos meses.

 

El brexit no es ni mucho menos la única causa de esta volatilidad del mercado, pero obviamente ha sido un importante motor de las recientes oscilaciones de la bolsa británica. La cuestión abierta de la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea continuará poniendo a prueba el temple de los inversores durante un tiempo.

 

En épocas como la actual, las emociones pueden imponerse fácilmente a las decisiones de inversión sopesadas. No obstante, adoptar un enfoque a largo plazo —ignorando los altibajos diarios de los mercados— puede ayudarle a lograr sus objetivos financieros.

 

He aquí tres razones por las que vale la pena mantener las cosas en perspectiva.

 

  1. El pánico puede resultar costoso

 

Cuando caen las cotizaciones, uno puede sentirse inclinado a vender y esperar hasta que los mercados parezcan menos turbulentos para reinvertir su dinero. Pero a pesar de lo segura que parece, esta forma de proceder es bastante arriesgada.

 

Las decisiones instintivas de vender sus posiciones durante una fase bajista pueden cristalizar cualquier pérdida transitoria. Por supuesto, no existe garantía alguna de que mantener una posición acabe siendo rentable, pero toda venta motivada por el pánico conlleva el riesgo de pérdidas permanentes.

 

De cara al largo plazo, es importante recordar que lo importante no son los cambios diarios en los precios de los activos, sino la rentabilidad que hayan generado sus inversiones en el momento que acaba vendiéndolas.

 

  1. El market timing es complicado

 

La idea de que uno puede entrar y salir de los mercados de forma selectiva, evitando lo peor de cualquier retroceso generalizado y comprando de nuevo cuando las cotizaciones ya han caído, es tentadora.

 

Lograrlo es posible, claro, pero incluso los inversores más experimentados lo consideran complicado, ya que predecir de forma fiable el rumbo de los mercados a corto plazo es extremadamente difícil.

 

Dicho market timing requiere acertar dos veces —en el momento de vender, y en el momento de reinvertir—, pero es igualmente posible equivocarse y vender cuando los precios han tocado fondo, justo antes de una recuperación. En tal caso, el inversor perdería al comprar de nuevo a mayores precios (con lo que terminaría con menores acciones o participaciones que antes) o si decide no volver a comprar (perdiéndose las ganancias potenciales a largo plazo que pueden aportar las inversiones).

 

  1. La única certeza es la incertidumbre

 

Incluso cuando se supere el impase político creado por el brexit —del modo y en el momento en que se resuelva la saga—, ello no supondrá el fin de la turbulencia en los mercados globales. Al fin y al cabo, gran parte de la volatilidad del valor de las inversiones en los últimos años es atribuible a las tensiones comerciales entre las dos mayores economías del mundo (Estados Unidos y China) y a la preocupación en torno a la salud de la economía global.

 

El futuro es siempre incierto. En lugar de dejarse distraer por las noticias a corto plazo o por las alzas y bajas del mercado, puede ser más sensato concentrarse en los motivos por los que invirtió inicialmente.

 

Mientras sus objetivos de inversión sean a largo plazo, es importante mantener una perspectiva a futuro. Esto puede ayudarle a evitar decisiones de inversión precipitadas, y ahorrarle el angustioso ritual de comprobar su valor un día tras otro.

 

M&G Investments

 

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

 

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.