Diverinvest EAF Carta Noviembre 2019: ¡No existe ninguna burbuja!

Estimado amigo,

Llevamos décadas hablando de burbujas: en la bolsa, en el inmobiliario… pero, ¿sabemos qué es realmente una burbuja y el por qué se produce? A menudo, usamos conceptos bastante abstractos para definir situaciones, y que nos suelen llevar a conclusiones erróneas o confusas.

Intentar explicar que es una burbuja no es fácil pues, a priori, ésta se da en una situación en la cual los activos se negocian muy por encima de su valor intrínseco, pero este concepto de valor intrínseco de un activo puede variar y mucho según a quien le preguntemos. Lo que, si está claro, es que los origines suelen variar según el tipo de activo y no tienen una temporalidad. Hay burbujas que tardan años en cimentarse y otras, por el contrario, se producen con cierta celeridad.

También hay que tener en cuenta que son varios los factores que permiten que una burbuja empiece a formarse: el comportamiento humano (avaricia), el momentum, exceso de liquidez, la propia inestabilidad de la economía, altos niveles de apalancamiento, crédito privado elevado, beneficios empresariales futuros, periodos de mucha estabilidad, … factores que poco a poco nos llevan a altos niveles de optimismo y confianza.

La teoría economía clásica asegura que las burbujas son imposibles. Ya que tanto compradores como vendedores son racionales, tienen la misma información, y los precios tenderán siempre hacia su valor intrínseco.

Todos conocemos de sobras el comportamiento del ser humano. En las últimas décadas ha sido más frecuente la “producción” de burbujas. Y lo que es peor, sólo tenemos la certeza absoluta de que la ha habido una vez que está ya ha explotado.
En mi caso personal, cuando empecé a trabajar el dos de septiembre de 1997, mi broker al finalizar la sesión me dijo: felicidades, David, el Dow Jones ha marcado un nuevo máximo histórico. Pensé para mis adentros, esto va a ser coser y cantar…La fiesta duró poco ya que en octubre explotó la burbuja en Japón, superamos el Y2K cambio de milenio que propicio la burbuja de las punto com. Mención especial para la crisis financiera más importante de la historia cocinada a fuego lento durante casi 10 años por el sector inmobiliario, ese sector que nunca baja…

Hoy en día, y con el mercado lleno de agoreros anunciando el final del ciclo día si y día también, con los enormes controles financieros, con los estados vigilando cada tick que se produce en bolsa, … parece poco problema estar ante una burbuja, y menos que esta vaya a estallar.

No descarto que podamos ver alguna corrección, especialmente en USA con las famosas FAANG: Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, o incluso podría volver a explotar otra vez la mini burbuja del Bitcoin que ya avisamos en la carta de noviembre del 2017 de su sobre valoración.

Nuestra recomendación es seguir disfrutando del momento, como dice la pegadiza canción de Chayanne:

“oye
abre tus ojos
mira hacia arriba
disfruta las cosas buenas que tiene la vida”.
Aunque estoy seguro de que, antes de mi jubilación, el mercado me seguirá dando la oportunidad de surfear nuevas crisis

Un abrazo,

David Levy