¿Es la ISR una tendencia de éxito en la inversión?

 

Amparo Ruiz Campo, Country Head Spain & LatAm de Degroof Petercam Asset Management

Las diversas crisis, ya sea en el frente económico o financiero, han alentado a los reguladores, empresas, inversores y la sociedad civil a que estén más atentos y aún más exigentes en términos de la licencia ética para operar.
Fue la crisis del euro de 2011 que dio lugar a varias reflexiones sobre la sostenibilidad económica de los países y por ejemplo llevó a DPAM a crear modelos ASG para valorar Estados, independientemente de las agencias de rating. Asimismo, la exclusión de inversiones en empresas cotizadas que no cumplen con ciertos estándares, participan en actividades / sectores / tienen comportamientos que se consideran controvertidos, o peores calificaciones ASG en su categoría tiene como objetivo principal evitar las inversiones con el mayor riesgo.
Esto explica por qué la integración de los factores de ASG se ha vuelto más extendida y generalizada, ya que un número creciente de inversores menciona la protección contra el riesgo reputacional como la razón principal para adoptar los métodos de ASG.
En esta sociedad que busca cada vez más un propósito, las generaciones actuales también quieren saber el impacto de sus inversiones. Los factores que sustentan el crecimiento del mercado para inversiones sostenibles y responsables destacan la importancia de este asunto y la tendencia secular de su desarrollo. Esta tendencia está aquí para quedarse, como también se puede ver en la competencia cada vez mayor en el mercado y el deseo creciente de las autoridades de regular en este campo.
El inversor español se está haciendo sostenible porque es una tendencia que está impulsando el inversor institucional, siendo los pioneros los fondos de pensiones. Por su parte, el inversor particular está empezando a conocer más y mejor la oferta que hay y las oportunidades y todas las ventajas que tiene este tipo de aproximación.
El interés por la inversión socialmente responsable está mucho más avanzado en el resto de Europa, sobre todo Europa Central, Escandinavia y Europa del Norte. Empezó con una directiva de la Comisión Europea, que lanzó a todos los países, y se ha traspasado a la normativa española en el 2017, exigiendo a las comisiones de control de los fondos de pensiones de empleo, no los particulares, información sobre su incorporación de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), en su política de inversión.
También los fondos de inversión de las grandes entidades españolas que se han adherido a los principios que se llaman Global Compact de Naciones Unidas, están empezando a introducir gamas de productos ISR, y ya se ven forzados a empezar a movilizar toda su maquinaria para producir por lo menos una gama. Lo siguiente es que al particular le sea explicada la conveniencia de estas posibilidades de inversión, sobre todo en banca privada.

 

 

¿Cómo impulsamos la ISR en DPAM?
La historia de Degroof Petercam Asset Management (DPAM) en inversión sostenible y responsable se remonta a 2001. La firma está convencida de que la inversión sostenible es una tendencia a largo plazo, tanto en las finanzas como en la sociedad civil, que está aquí para quedarse.
Aprovechando nuestra curva de aprendizaje, hemos establecido un sólido proceso de inversión sostenible en estos años, capitalizando nuestra experiencia interna en evaluaciones de sostenibilidad positivas (el mejor en su clase / el mejor en el universo, tarjetas de puntuación integración de criterios ASG, selección temática de valores), en evaluaciones negativas (basadas en normas, actividades controvertidas), así como en compromiso corporativo y voto por poder, y más recientemente en impacto financiero.

Por ejemplo: DPAM ha decidido deshacerse de varias de las actividades controvertidas. Destacando entre ellas:

– Extensión de la exclusión del tabaco a toda la gama de estrategias DPAM gestionadas activamente.

– Extensión de la exclusión de las armas nucleares a toda la gama de estrategias DPAM.

– Específicamente para nuestras estrategias sostenibles, hemos actualizado nuestra posición sobre el alcohol. En este sentido, hemos decidido excluir a los productores de alcohol que no cumplen con una política responsable comercial (es decir, cuyas prácticas comerciales advierten insuficientemente a los consumidores contra los riesgos asociados con el consumo inadecuado de alcohol). Esto se hace siguiendo un compromiso sistemático con la dirección de las compañías, de manera que éstas tengan la oportunidad de mejorar y adoptar las mejores prácticas.

En definitiva, en DPAM la ISR es más que una de las especialidades de la casa, ya que permite mejorar el perfil rentabilidad/riesgo de cualquier cartera. En la gama de Degroof Petercam Asset Management, el año pasado, nuestros fondos de renta variable y renta fija que tenían el apellido “Sostenible”, cerraron a 31 de diciembre mucho mejor que nuestros fondos equivalentes no sostenibles. La sostenibilidad es como un sello, es una capa adicional que hace que la inversión sea menos arriesgada, y esto es un hecho.

 

Carta Diverinvest Febrero 2019: “Si China estornuda, el mundo se resfría”

Estimado amigo,

Napoleón se refirió a China como “el gigante dormido”. Hoy China está muy despierta y tiene un papel preponderante en la economía mundial. Estamos a punto de llegar a otro acuerdo comercial entre USA y China, pero no podemos olvidar que lo que se está librando es una batalla más por ostentar el poder económico mundial. Desde mi punto de vista, es una guerra fría en toda regla entre las dos súper potencias económicas del mundo.

Antes decíamos, si USA estornuda, el mundo se resfría. Hoy no quiero ni pensar que pasaría si China estornudara. USA lo sabe y no le queda más remedio que negociar e ir cediendo poco a poco. Aunque el actual acuerdo de Donald Trump nos lo quieran vender como otra victoria yankee.

En Barcelona, hace pocos días, hemos celebrado el Mobile World Congress (MWC) donde se ha librado una de las batallas más apasionantes de esta guerra fría. Huawei quiere el control del 5G, no para darnos un mejor servicio y conexión más rápida, sino para tener el control de los datos para los próximos años. La geopolítica se gana en la red.

China sabe que esta guerra fría la ganará el que tenga el dominio mundial a nivel tecnológico. China invirtió el año pasado Usd 370.000 millones en I+D. USA destinó Usd 470.000 millones. Ambos abarcan casi todo el presupuesto mundial en I+D. Europa, ni sale en la foto. China quiere dominar las patentes, el big data y ser el líder mundial.

China ya es la segunda economía del mundo, y a nivel de inversiones financieras pensamos en ella como en un país emergente. De hecho, así lo ponemos dentro de nuestras carteras de inversión. Con lo cual su peso, es ínfimo. Por ejemplo, empresas como IQ (el Netflix chino con más de 500 millones de usuarios) o JD.com con más de 75.0000 millones en ventas por internet, serán las Nestlé o las Apple de un futuro muy próximo en nuestras carteras de inversión.

China a nivel doméstico está en una fase crítica de su ciclo económico y a corto plazo tiene muchas vicisitudes por superar: altos niveles de deuda, ralentización de su crecimiento, … Sin embargo, las valoraciones son atractivas el MSCI China Index tiene un PER de 12 veces versus el S&P500 que lo tiene de 21.

Los inversores hemos de cambiar de mentalidad y mirar con firmeza hacia Asia, donde se concentra el 70% de la población mundial. Además, China se ha comprometido en tener una mayor participación en el mercado de capitales del mundo ya que actualmente sólo representa menos del 5% del MSCI World (índice mundial de las bolsas). El compromiso es que China llegue a representar el 12% del MSCI World en los próximos años, algo que tendrá un efecto muy positivo para sus compañías.

En definitiva, seguimos recomendando invertir selectivamente en China a corto plazo, pero en un futuro próximo estamos convencidos que su peso en las carteras será estructural y tendrá un peso elevado.

Un abrazo,

D. Levy

Carta Enero Diverinvest EAF – “Buy the Rumour, Sell the News”

Estimado amigo,

Como sabes el año 2018 fue uno de los peores años que se recuerdan de la historia. Para mí lo más destacable fue que TODOS los activos financieros, a excepción del dólar, bajaron con fuerza: Eurostoxx -14% y la renta fija corporativa global -4%. No se recordaba un año tan malo desde 1931 o 1969. El último trimestre del año vivimos una oleada de tsunamis constantes, donde el S&P 500 bajó un -20% en dos meses, y diciembre fue el peor mes de la historia.

Para mí, que he vivido muchas crisis, lo más importante es entender por qué ha ocurrido. La verdad es que durante el año 2018 se han sucedido una cantidad significativa de hechos relevantes: Trade War, Brexit, Crisis italiana, quiebra argentina… pero si lo analizamos en detalle, nada ha cambiado tanto a nivel macroeconómico. Los fundamentales siguen sólidos y el mundo crece a tasas del 3%.

Apple bajó un -30% desde máximos, pero la realidad es que sus beneficios han sido de Usd 84.300 millones en vez de Usd 91.000 millones en un trimestre. Todo parece indicar que los mercados estaban caros y que ahora se están abaratando. No ha sucedido nada que justifique una corrección tan fuerte en tan poco tiempo.

Los mercados en enero están teniendo un comportamiento muy positivo, ya estamos recuperando una gran parte de las bajadas del 2018. Pero no debemos dejarnos llevar. El 2018 ha avisado de que algo se está cocinando…

La gran mayoría de economías están en un ciclo cada vez más maduro y con beneficios positivos, pero con tendencia a la baja. Sin olvidar los altos niveles de deuda masiva que existe en todas las zonas del mundo. En condiciones normales, si no estuviéramos en un periodo desinflacionario y con tipos muy bajos, las bolsas hubieran caído hace tiempo y sin rebote.

La mayoría de los activos financieros han corregido en precio, pero muchos siguen caros. Recomendamos ser muy tácticos en este tipo de mercados: vender en máximos y comprar en mínimos.

Algo sencillo para los que tenemos la bola de cristal.

Un abrazo,

D. Levy

Carta Diciembre Diverinvest: Perspectivas 2019, Listos para disfrutar

Estimado amigo,

La mayoría de los analistas apuntan a una recesión económica en el 2020.

Además, el comportamiento de los mercados suele dar pistas de lo que va a acontecer en la economía real en los próximos meses. Con la evolución del último trimestre del año 2018, la crisis económica parece ya inminente.

 

La realidad es que el mundo lleva varios años con crecimientos lentos y estables del 3.00%. La voluntad de los bancos centrales es mantener este crecimiento y todo apunta a que seguirán apoyando a la economía. Si no son capaces de gestionarlo correctamente, podríamos vivir una pequeña recesión.

 

En DiverInvest, a pesar de que somos muy conscientes de los riesgos evidentes que se presentan a corto plazo, empezamos a ser optimistas. En los entornos más inciertos, surgen las buenas inversiones. Si los mercados siguen abaratándose, va a ser una oportunidad de comprar activos de calidad a buen precio.

 

Así lo reflejamos en nuestro cuadro de previsiones para el 2019:

Estamos seguros de que las bolsas han marcado sus máximos en 2018. Ahora lo más complejo es saber dónde están los mínimos para empezar a comprar ya que deberíamos entrar en un mercado de rangos los próximos años.

 

Para volver a superar estos máximos, el mundo debería encontrar un nuevo driver de crecimiento: ¿será la India?

 

Por ello, deberíamos implementar una gestión activa siendo flexibles y adaptarnos a las oportunidades que surjan en cada momento. Los bonos de gobierno americano a 2 años con una TIR del 2.75% y vender volatilidad del DAX a un año cobrando un 12% serán buenas inversiones.

 

A corto plazo, la geopolítica, la guerra comercial, Brexit, falta de liquidez o riesgos de cola aportarán mucha volatilidad a los mercados.

Hay varios factores de peso que no debemos olvidar: menor crecimiento en China, alto endeudamiento en bonos corporativos, riesgo quiebra entidad bancaria y riesgo de impago de algún estado. Sin embargo, no debemos malvender ni sobreactuar.

 

Si somos disciplinados, activos, medimos bien los riesgos e invertimos en activos de calidad, 2019 será un año para disfrutar.

 

Un abrazo fuerte,
David Levy

Infografía Noviembre Schroders

En la infografía de este mes sobre el estado de la economía global, Schroders analiza:

  • Si los gobiernos de Reino Unido, Italia, China y Japón están siguiendo y adoptando las mismas medidas fiscales que Trump.
  • La situación en la zona Euro después de que se haya producido un descenso en la producción de automóviles en Alemania y sus perspectivas de crecimiento.
  • Los mercados emergentes después de la victoria de Bolsonaro.

Para más información, consulta el informe completo.

 

Infografía Octubre Schroders;

En la infografía de este mes, Schroders resume el estado de la economía global. En concreto analiza la situación de la guerra comercial y el impacto de estas en el ciclo económico. La situación de Italia y las consecuencias del elevado nivel de endeudamiento de su Gobierno y, finalmente, el endurecimiento de la política del Banco de Japón.

Infografía Schroders; El crecimiento económico se ralentizará al son del recrudecimiento de la guerra comercial.

Por segundo trimestre consecutivo, hemos revisado a la baja nuestras expectativas de crecimiento mundial y prevemos un crecimiento más lento tanto en 2018 como en 2019.

  • Buena parte de esta ralentización puede atribuirse al efecto de la guerra comercial. Esperamos que la guerra comercial entre EE. UU. y China sea más prolongada y tenga mayores repercusiones. El comercio mundial, la inversión de capital y, por tanto, el crecimiento global se verá lastrado por la incertidumbre derivada de esta situación.

 

  • Dos de las economías más orientadas a las exportaciones del mundo, Europa y Japón, han arrojado unas cifras de crecimiento decepcionantes en el primer semestre del año, con el menor crecimiento de las exportaciones como rasgo distintivo en un contexto de recrudecimiento de la guerra comercial.

 

  • En China, el crecimiento se ha debilitado recientemente y, de acuerdo con nuestros indicadores seguirá haciéndolo durante el resto del año. Por el momento, la mayor solidez de los datos comerciales resulta favorable, pero esperamos que este efecto se diluya con la imposición de aranceles: el adelanto de los pedidos en previsión de los aranceles sobre los productos agrícolas se hizo patente a principios de año, y creemos que actualmente está sucediendo algo similar.

 

  • La mayor debilidad del comercio neto también justifica la revisión a la baja de nuestras perspectivas para el Reino Unido y esperamos que la economía siga teniendo dificultades tras el Brexit.

 

Accede a continuación a la infografía resumen del estado de la economía global o descárgate el informe completo que encontrarás en la web de Schroders: