ASEAFI – NEWSLETTER TRIMESTRAL Nº 11, Noviembre de 2019

.

Ya puede consultar el nuevo newsletter trimestral de ASEAFI con los siguientes contenidos:

 

  • ASEAFI celebra un encuentro para analizar las oportunidades y las claves de inversión en Mercados Emergentes
  • Artículo de opinión con motivo del Día de la Educación Financiera: El potencial círculo virtuoso de la educación financiera en España
  • Nueva gama de fondos IMANTIA FUTURO.
  • ASEAFI organiza en Barcelona un encuentro dirigido a profesionales de la industria de servicios de inversión
  • Las EAF, las entidades financieras que menos reclamaciones reciben
  • El brexit y la importancia de adoptar una perspectiva a largo plazo
  • Sobrerregulación y volatilidad, los principales retos de los asesores financieros
  • Las 5 diferencias entre la figura de asesor financiero y la del gestor de fondos
  • Infografía: Panorámica de la econocmía global en Octubre de 2019

 

Puede acceder al newsletter aquí >>

.

.

  • Añadir a la guía de conversación
    • No hay listas de palabras para Español -> Español…
    • Crear una nueva lista de palabras…
  • Copiar

Diverinvest EAF Carta Noviembre 2019: ¡No existe ninguna burbuja!

Estimado amigo,

Llevamos décadas hablando de burbujas: en la bolsa, en el inmobiliario… pero, ¿sabemos qué es realmente una burbuja y el por qué se produce? A menudo, usamos conceptos bastante abstractos para definir situaciones, y que nos suelen llevar a conclusiones erróneas o confusas.

Intentar explicar que es una burbuja no es fácil pues, a priori, ésta se da en una situación en la cual los activos se negocian muy por encima de su valor intrínseco, pero este concepto de valor intrínseco de un activo puede variar y mucho según a quien le preguntemos. Lo que, si está claro, es que los origines suelen variar según el tipo de activo y no tienen una temporalidad. Hay burbujas que tardan años en cimentarse y otras, por el contrario, se producen con cierta celeridad.

También hay que tener en cuenta que son varios los factores que permiten que una burbuja empiece a formarse: el comportamiento humano (avaricia), el momentum, exceso de liquidez, la propia inestabilidad de la economía, altos niveles de apalancamiento, crédito privado elevado, beneficios empresariales futuros, periodos de mucha estabilidad, … factores que poco a poco nos llevan a altos niveles de optimismo y confianza.

La teoría economía clásica asegura que las burbujas son imposibles. Ya que tanto compradores como vendedores son racionales, tienen la misma información, y los precios tenderán siempre hacia su valor intrínseco.

Todos conocemos de sobras el comportamiento del ser humano. En las últimas décadas ha sido más frecuente la “producción” de burbujas. Y lo que es peor, sólo tenemos la certeza absoluta de que la ha habido una vez que está ya ha explotado.
En mi caso personal, cuando empecé a trabajar el dos de septiembre de 1997, mi broker al finalizar la sesión me dijo: felicidades, David, el Dow Jones ha marcado un nuevo máximo histórico. Pensé para mis adentros, esto va a ser coser y cantar…La fiesta duró poco ya que en octubre explotó la burbuja en Japón, superamos el Y2K cambio de milenio que propicio la burbuja de las punto com. Mención especial para la crisis financiera más importante de la historia cocinada a fuego lento durante casi 10 años por el sector inmobiliario, ese sector que nunca baja…

Hoy en día, y con el mercado lleno de agoreros anunciando el final del ciclo día si y día también, con los enormes controles financieros, con los estados vigilando cada tick que se produce en bolsa, … parece poco problema estar ante una burbuja, y menos que esta vaya a estallar.

No descarto que podamos ver alguna corrección, especialmente en USA con las famosas FAANG: Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, o incluso podría volver a explotar otra vez la mini burbuja del Bitcoin que ya avisamos en la carta de noviembre del 2017 de su sobre valoración.

Nuestra recomendación es seguir disfrutando del momento, como dice la pegadiza canción de Chayanne:

“oye
abre tus ojos
mira hacia arriba
disfruta las cosas buenas que tiene la vida”.
Aunque estoy seguro de que, antes de mi jubilación, el mercado me seguirá dando la oportunidad de surfear nuevas crisis

Un abrazo,

David Levy

Infografía Schroders; panorámica sobre la economía global del mes de Noviembre 2019

El 91 % de las empresas españolas tiene una política de reducción de emisiones, pero sólo el 37% cuenta con objetivos claros para llevarla a cabo. Estudio Refinitv

Madrid, 12 de noviembre de 2019

En España, el 91 % de las empresas tiene una política de reducción de emisiones, en comparación con un 80 % hace 5 años, lo que supone un incremento del 14 %. Unos datos que muestran el avance de las compañías españolas en este sentido si se comparan con la media europea, que es de un 81%.

Sin embargo, solo el 37 % de las firmas españolas tiene objetivos claros en materia de emisiones, frente al 35% de Europa, lo que significa que muchas empresas están estableciendo políticas sin objetivos específicos para respaldarlos.

Un informe elaborado por Refinitiv que analiza lo que las industrias, los países y las empresas están haciendo para reducir su impacto negativo en el medio ambiente ha incluido en la encuesta a 45 grandes empresas españolas de sectores tan diversos como el bancario, hotelero, tecnológico y energético, entre otros.

Para realizar este análisis, Refinitiv ha utilizado su base de datos de ESG con la finalidad de saber qué empresas se están posicionando para ser exitosas en la transición hacia economías con emisiones cada vez más bajas en carbono. En este sentido, el informe destaca que también el 91 % de las empresas españolas tiene iniciativas de reducción de residuos, lo que supone un aumento del 3 % en 5 años.

En España, la media de empresas encuestadas produce 86.691 toneladas de residuos por cada millón de dólares generados y tiene un ratio de reciclaje del 55 %. En cuanto a la cadena de suministro, en España, el 84 % de las empresas establece políticas medioambientales para sus proveedores. Respecto la gestión del agua, el 68 % de las empresas tiene una política de eficiencia del agua, aunque sólo el 25% de éstas cuenta con objetivos en esta materia.

Según expertos de Refinitiv, hay cinco “pilares clave” que determinan la viabilidad y sostenibilidad a largo plazo de un negocio: propósito, personas, prácticas, desempeño y socios. “No adaptar el propósito comercial a estas tendencias afectará gravemente el crecimiento empresarial a largo plazo”, advierten los expertos de la compañía.

“Las empresas ya no pueden darse el lujo de ignorar las consideraciones ambientales y sociales, o no comunicarse sobre ellas. El impacto que tiene una organización en la sociedad que lo rodea, la mayor demanda de transparencia de los clientes a los inversores o empleados, el ferviente ritmo de la innovación tecnológica y la transición a una economía baja en carbono son todas las mega tendencias que existen ahora”, afirman Luke Manning, Head of Sustainability and Strategic Initiatives, y André Chanavat, Director of Product Management, en Refinitiv.

Acerca de los datos ESG de Refinitiv

Refinitiv destaca por ser socio de confianza en materia de datos y soluciones ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) de grandes empresas en todo el mundo. Ofrece soluciones de este tipo desde principios de la década de 2.000, con la finalidad de ayudar a las compañías a tomar decisiones de inversión sólidas y sostenibles.  Los datos de ESG de Refinitiv cubren el 70% de la capitalización de mercado global y más de 400 métricas.

Para más información, por favor, contactar con Marta Docampo: 609 08 01 02

El brexit y la importancia de adoptar una perspectiva a largo plazo; Artículo de M&G Investments

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

 

Consultar el valor de sus inversiones a diario puede ser un hábito angustiante, especialmente con altibajos como los registrados por la renta variable en los últimos meses.

 

El brexit no es ni mucho menos la única causa de esta volatilidad del mercado, pero obviamente ha sido un importante motor de las recientes oscilaciones de la bolsa británica. La cuestión abierta de la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea continuará poniendo a prueba el temple de los inversores durante un tiempo.

 

En épocas como la actual, las emociones pueden imponerse fácilmente a las decisiones de inversión sopesadas. No obstante, adoptar un enfoque a largo plazo —ignorando los altibajos diarios de los mercados— puede ayudarle a lograr sus objetivos financieros.

 

He aquí tres razones por las que vale la pena mantener las cosas en perspectiva.

 

  1. El pánico puede resultar costoso

 

Cuando caen las cotizaciones, uno puede sentirse inclinado a vender y esperar hasta que los mercados parezcan menos turbulentos para reinvertir su dinero. Pero a pesar de lo segura que parece, esta forma de proceder es bastante arriesgada.

 

Las decisiones instintivas de vender sus posiciones durante una fase bajista pueden cristalizar cualquier pérdida transitoria. Por supuesto, no existe garantía alguna de que mantener una posición acabe siendo rentable, pero toda venta motivada por el pánico conlleva el riesgo de pérdidas permanentes.

 

De cara al largo plazo, es importante recordar que lo importante no son los cambios diarios en los precios de los activos, sino la rentabilidad que hayan generado sus inversiones en el momento que acaba vendiéndolas.

 

  1. El market timing es complicado

 

La idea de que uno puede entrar y salir de los mercados de forma selectiva, evitando lo peor de cualquier retroceso generalizado y comprando de nuevo cuando las cotizaciones ya han caído, es tentadora.

 

Lograrlo es posible, claro, pero incluso los inversores más experimentados lo consideran complicado, ya que predecir de forma fiable el rumbo de los mercados a corto plazo es extremadamente difícil.

 

Dicho market timing requiere acertar dos veces —en el momento de vender, y en el momento de reinvertir—, pero es igualmente posible equivocarse y vender cuando los precios han tocado fondo, justo antes de una recuperación. En tal caso, el inversor perdería al comprar de nuevo a mayores precios (con lo que terminaría con menores acciones o participaciones que antes) o si decide no volver a comprar (perdiéndose las ganancias potenciales a largo plazo que pueden aportar las inversiones).

 

  1. La única certeza es la incertidumbre

 

Incluso cuando se supere el impase político creado por el brexit —del modo y en el momento en que se resuelva la saga—, ello no supondrá el fin de la turbulencia en los mercados globales. Al fin y al cabo, gran parte de la volatilidad del valor de las inversiones en los últimos años es atribuible a las tensiones comerciales entre las dos mayores economías del mundo (Estados Unidos y China) y a la preocupación en torno a la salud de la economía global.

 

El futuro es siempre incierto. En lugar de dejarse distraer por las noticias a corto plazo o por las alzas y bajas del mercado, puede ser más sensato concentrarse en los motivos por los que invirtió inicialmente.

 

Mientras sus objetivos de inversión sean a largo plazo, es importante mantener una perspectiva a futuro. Esto puede ayudarle a evitar decisiones de inversión precipitadas, y ahorrarle el angustioso ritual de comprobar su valor un día tras otro.

 

M&G Investments

 

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

 

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

 

 

 

ASEAFI celebra un encuentro para analizar las oportunidades y las claves de inversión en Mercados Emergentes

.

La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) celebró el pasado 16 de octubre el III Encuentro dirigido a profesionales e inversores particulares titulado ‘Oportunidades de Inversión en Mercados Emergentes’, en la sede de la Bolsa de Barcelona, Passeig de Gràcia 19.

Los asistentes recibieron la bienvenida por parte de Carlos García Ciriza, presidente de ASEAFI, miembro directivo de EFPA y socio de C2 Asesores, y Roser Micó, responsable de mercados e información de la bolsa de Barcelona, que además explicó el funcionamiento del LATIBEX.

En el siguiente espacio, David de David Ley, presidente de Diverinvest EAF, y Josep Soler, consejero de EFPA Europa y delegado ejecutivo de EFPA España, hablaron sobre la importancia de la educación financiera, entendida como el proceso que cada uno de nosotros debemos hacer para entender el entorno financiero que nos rodea, y además contar con un asesor profesional, que nos ayude a ampliar el conocimiento y contrastar nuestras decisiones.

Posteriormente, Miguel Ángel Cicuéndez, socio director de Consulae EAF, analizó en profundidad el mercado LATIBEX, destacando como ventaja principal que se trata de un mercado que nos permite invertir en empresas latinoamericanas en moneda local (euros), evitando así el riesgo divisa.

A continuación, se desarrolló una mesa redonda moderada por David Levy, presidente de Diverinvest, y que contó con Inés del Molino, directora de cuentas de Schroders, Nicolás Da Rosa, institucional sales para España y Portugal en Degroof Petercam Asset Management, y Luis Martín, director de ventas BMO Global Asset Management. Los ponentes entraron de lleno en exponer su visión de estos mercados, y en el posicionamiento estratégico de cada una de sus casas en estos mercados.

Por último, David Cano, socio director de AFI Analistas Financieros, realizó un análisis pormenorizado de la renta fija en estos mercados.

Un evento promovido por ASEAFI dentro de su marco de promoción de la educación financiera, dirigido a profesionales e inversores particulares, con interés en   profundizar su conocimiento en los mercados emergentes, así como conocer las claves para invertir en ellos con éxito.

El evento contó con el patrocinio directo de LATIBEX, Degroof Petercam Asset Management, Schroders y BMO Global Asset Management, y con la colaboración de AFI Analistas Financieros, EFPA España, Escuela de Finanzas de Intereconomía, CONSULAE EAF y DIVERINVEST EAF.

.

 GALERÍA DE IMAGENES

.

 

ASEAFI organiza en Barcelona un encuentro dirigido a profesionales de la industria de servicios de inversión

.

La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) celebró el pasado 16 de octubre, en la sede de la Bolsa de Barcelona, la jornada ‘Perspectivas y Selección Cuatro Trimestre 2019’, para tratar aspectos determinantes en el desarrollo de la industria como cumplimiento normativo, fiscalidad del asesoramiento, coyuntura macroeconómica y posicionamiento estratégico.

Carlos García Ciriza, presidente de ASEAFI, y miembro de la junta directiva de EFPA España, dio la bienvenida a los asistentes. El siguiente espacio, para comentar los aspectos normativos más relevantes, corrió a cargo de Ana Benítez, asociada principal de Finreg360, y Jorge Fernández, director de servicios legales y regulatorios en EY, quienes abordaron, entre otros temas, la propuesta de guía sometida a consulta pública por CNMV sobre el proceso de autorización de nuevas entidades.

Jaime Puig, CEO y CIO de GVC Gaesco Gestión SGIIC, desarrolló un panel sobre los mercados financieros globales, detallando los factores que están afectando a los mercados, los niveles actuales y su visión sobre la posible evolución de estos.

Por su parte, Damià Rey, responsable de Análisis de Mercados y del Servicio de Estudios de BME, bajo el título ‘El asesoramiento se hace imprescindible en un entorno atípico’, expuso los condicionantes actuales que pesan sobre las certezas económicas y financieras de economía e inversiones.

En el siguiente espacio con formato de mesa redonda, titulado ‘Posicionamiento estratégico de cara al cuarto trimestre de 2019, se expusieron los diferentes posicionamientos y estrategias en el mercado actual. Los intervinientes fueron Fernando Vega Gámez, socio director del GRUPO EDM, Inés del Molino, de Schroders, y Nicolás da Rosa, Institucional Sales para España y Portugal de Degroof Petercam Asset Management y fue moderado por Miguel Ángel Cicuéndez, socio director de CONSULAE EAF.

El último espacio, estuvo dedicado al análisis tributario en el servicio de asesoramiento financiero, analizando la evolución de la aplicación de los diferentes tributos, como el IVA en la facturación a clientes, o la deducibilidad de las comisiones de custodia.  El panel lo desarrollaron Jorge Lozano, Fiscal partner de EY, y Ana Mayo, de Mainlegal.

.

 GALERÍA DE IMAGENES

.

 

Infografía Schroders; octubre 2019, especial Brexit

 

Please see our Privacy Policy to learn how we handle personal data

Visit Schroders Talking Point for market news and expert views http://www.schroders.com/talkingpoint This email is confidential and is for the addressee only. If it has been sent to you in error, please do not forward it or copy it or act on its contents, but report it to postmaster@schroders.com. For important disclaimers and regulatory information, please refer to www.schroders.com (Privacy Statement; and Important Information). Schroder Investment Management Limited is authorised and regulated by the Financial Conduct Authority (FCA reference number 119348). Registered in England and Wales under company number 1893220 with registered office address at 1 London Wall Place, London EC2Y 5AU. VAT identification number GB 243 8687 30.

LA INVERSIÓN ACTIVA, LISTA PARA PROTAGONIZAR UNA RECUPERACIÓN

Exclusivamente para inversores profesionales

Un aspecto clave de la mayor fase alcista de la historia en renta variable ha sido el auge inexorable de las estrategias pasivas, que han captado un patrimonio gestionado considerable a expensas de las gestoras activas. Este artículo explora la naturaleza cíclica de las rentabilidades de la inversión activa y pasiva, y pone de relieve el potencial de las gestoras activas para beneficiarse de un cambio de tendencia a medida que la valoración vuelve a un primer plano. También examina cómo la mayor demanda de inversión ESG está contribuyendo a restaurar el equilibrio entre la gestión activa y la inversión pasiva.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

 

¿Puede seguir confiando en la tendencia?

Las estrategias pasivas han jugado un papel importante en el rally protagonizado por la renta variable desde los mínimos de la crisis financiera, hace más de una década, que se ha convertido en lo que muchos consideran como la fase alcista más larga de la historia. Esto ha sido sobre todo palpable en Estados Unidos, donde los fondos basados en índices (o trackers, en terminología anglosajona) han doblado su ponderación en el mercado más grande y más líquido del mundo. Incluso durante el retroceso bursátil de 2018, las estrategias pasivas continuaron captando dinero, mientras que en las activas predominaron los reembolsos, según análisis de SPDR Americas1.

En base a datos de Bank of America Merrill Lynch, los inversores han volcado 2,3 billones de dólares en fondos de renta variable de gestión pasiva en la última década, y retirado 2,6 billones de dólares de fondos activos. La entidad calcula que, a este ritmo, el patrimonio gestionado de los vehículos pasivos superará al de los fondos de gestión activa en agosto de 2022 (gráfico 1).

 

 

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Fuente: “The Flow Show: Fed Farce & Beyond”, BofA Merrill Lynch Global Investment Strategy, datos de EPFR, 25 de julio de 2019.

 

A la luz de esta tendencia, no sorprende que Vanguard Group, la gestora estadounidense de fondos de inversión fundada por John Bogle (el pionero de la inversión pasiva), haya sido la de mayor crecimiento a nivel mundial en los últimos siete años. La gestora ha marcado este hito tras una caída de las entradas netas de capital en 2018 desde su máximo histórico un año antes2. En 2017, Vanguard captó una impresionante cifra de 1000 millones de dólares de nuevo negocio en cada día del año, con un 90% de las entradas netas dirigidas a trackers. Los fondos basados en índices se han consolidado como un elemento integral del paisaje de inversión.

Con su bajo coste y la simplicidad de su enfoque, el atractivo de estos productos es indudable, pero el aumento de su popularidad como modalidad de inversión también coincide con un momento en que las estrategias pasivas superaron a las activas: como puede verse en la tabla, los fondos indexados han registrado rentabilidades superiores en siete de los últimos diez años. Los trackers estaban en mejor posición para capturar el alza de un mercado impulsado por el crecimiento y por su propia inercia alcista; las gestoras activas sufrieron, ya que las valoraciones básicamente se ignoraron.

 

Fuente: Hartford Funds y Morningstar, 1 de enero de 2019. * Para representar al segmento de gestión activa, todos los fondos indexados y de indexación mejorada se han eliminado de la categoría Morningstar Large Blend. ** Los fondos sobre el índice S&P 500 son representados por la categoría Morningstar S&P 500 Tracking.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

 

Con un impulso tan favorable para la rentabilidad, la estampida hacia los fondos indexados es fácil de entender, al menos en retrospectiva. No obstante, las rentabilidades pasadas no son indicativas de resultados futuros, y deberíamos evitar extrapolar en base a tendencias recientes. Al fin y al cabo, las cosas no siempre han sido así.

 

Ascenso y declive

Es bien sabido que las personas tendemos a exagerar la importancia de nuestra experiencia más reciente, pero si profundizamos en la historia podemos ver que los fondos indexados no siempre han generado rentabilidades superiores.

 

Fuente: Hartford Funds con datos de Morningstar Direct, 1 de enero de 2019. * Para representar al segmento de gestión activa, todos los fondos indexados y de indexación mejorada se han eliminado de la categoría Morningstar Large Blend. ** Los fondos sobre el índice S&P 500 son representados por la categoría Morningstar S&P 500 Tracking.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

 

En los nueve años previos al actual mercado alcista, volviendo al pico de la burbuja tecnológica, los fondos activos proporcionaron mejores rentabilidades en todos los años menos uno. En algunos casos, la magnitud de su rentabilidad excedente fue considerable. El reventón de la burbuja tecnológica en el año 2000 fue una ocasión en que los enfoques selectivos favorecieron al inversor.

En la década de los noventa, en cambio, tuvo lugar un patrón similar al actual: la gestión pasiva superó a la activa en siete de esos diez años.

Observando a los mercados de renta variable desde una perspectiva de varias décadas, llegamos a la conclusión de que la rentabilidad de la inversión activa y pasiva se mueve en ciclos. En nuestra opinión, es un error desestimar la gestión activa por considerarla estructuralmente deficiente. También cabe destacar que la rentabilidad superior de las estrategias pasivas se halla cerca de su máximo histórico, y que el rezagamiento de las activas ronda su mínimo histórico (gráfico 2).

 

Fuente: Morningstar Direct y Hartford Funds, enero de 2019.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

 

La inversión pasiva no está exenta de peligros. Según un informe de análisis publicado por el Banco de Pagos Internacionales (BPI)3, si las entradas de capital en fondos pasivos son considerables, estos podrían contribuir a subidas excesivas de las cotizaciones en coyunturas favorables, pero también a descensos rápidos en fases bajistas. Con tantos índices ponderados por capitalización de mercado, las grandes entradas y salidas de dinero en fondos pasivos pueden exacerbar las tendencias en ambas direcciones.

Otro efecto indirecto de la inversión pasiva con consecuencias potencialmente negativas para el mercado es que podría reducir la eficiencia de la bolsa, al reducir la calidad de la información que proporcionan los precios de las acciones. Los inversores pasivos se basan en gran medida en consideraciones macroeconómicas —como expectativas sobre inflación y políticas monetaria y fiscal— para decidir dónde asignan su capital. Las compañías que su dinero acaba respaldando les interesan poco, pues no analizan valores individuales antes de comprarlos. En palabras de los analistas del informe del BPI, «en efecto, se aprovechan de los esfuerzos de los inversores activos a este respecto». No obstante, esto significa que con el auge de la inversión pasiva disminuye la cantidad de información incluida en las cotizaciones de los valores, y con ello aumenta el riesgo de asignación errónea del capital y de ineficiencias en la formación de los precios.

 

Consideraciones ESG

La incapacidad de las estrategias de inversión pasiva para analizar y seleccionar valores individuales también es una desventaja en lo que respecta a la inversión basada en criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG).

Los fondos pasivos han intentado satisfacer el apetito creciente de inversión ESG, pero de momento, su éxito ha sido dispar. La mala implementación y monitorización por parte de los proveedores de índices de referencia ha provocado anomalías, con lo que fondos cotizados (ETF) concentrados en ESG han tenido brevemente en cartera acciones que no cumplen con estos criterios. Para las gestoras pasivas, tales percances son más difíciles de prevenir y de corregir, precisamente por su falta de gestión activa.

Por lo que respecta al gobierno corporativo, las gestoras activas también parecen ser superiores: los inversores activos concentrados en ESG interactúan con las empresas en las que invierten, reuniéndose con sus equipos directivos para fomentar mejores prácticas o contribuir a cambios positivos. Asimismo, son capaces de ejercer sus derechos de voto para presionar a las compañías en la dirección correcta. En un informe de análisis publicado el pasado mes de febrero, la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA)4 examinó varios estudios sobre el crecimiento de la inversión pasiva, e identificó tres áreas de desempeño corporativo en los que podría tener efectos peores a los deseados: innovación, actividad de fusiones y adquisiciones, y comportamiento del inversor.

Una conclusión importante es que la actividad innovadora de las compañías aumenta con la proporción de los fondos no basados en índices (es decir, de gestión activa) en su capital. Una posible explicación podría ser la eventual renuencia de sus directores a arriesgarse a innovar si ello significa que, de no tener éxito, su acción será eliminada del índice debido a una caída (transitoria) de su cotización, lo cual reduciría su capitalización de mercado. Tal salida del indicador exacerbaría el problema de la compañía, ya que los fondos pasivos que reproducen la composición del índice venderían automáticamente sus acciones.

En el frente de fusiones y adquisiciones, la probabilidad de que las empresas se embarquen en estrategias «imperialistas» —caracterizadas por adquisiciones que destruyen valor en lugar de crearlo— aumenta en línea con la proporción de fondos pasivos en su capital, según un estudio mencionado en el informe de la FCA. Esto se debe a que, al ampliarse dicha proporción de capital pasivo, el equipo directivo de la compañía afianza su control y aumenta la probabilidad de que opte por operaciones societarias que destruyan valor.

Por último, otro estudio señaló que las empresas con un mayor porcentaje de capital en manos de fondos pasivos reparten una mayor parte de sus beneficios e invierten en menor medida. Un posible motivo podría ser que sus directivos se concentran en cumplir objetivos a corto plazo a fin de mantener su posición en los índices de mercado, en lugar de invertir con un horizonte a largo plazo.

 

De cara al futuro

La importancia de la valoración para las rentabilidades de la inversión en renta variable a largo plazo apunta a un entorno más favorable para las gestoras activas. La dispersión de las valoraciones en todo el mercado supera con creces la media a largo plazo, y la historia revela que los periodos de descenso de las dispersiones coinciden con rentabilidades superiores de las estrategias activas. Aunque las disparidades no son tan extremas como en los años 2000 y 2009, su disminución debería ayudar a las gestoras activas a generar alfa a través de la selección de valores.

En los últimos años, a las gestoras activas les ha costado aguantar el ritmo de un mercado impulsado por el crecimiento y por su propia inercia alcista, pero detectamos potencial para un cambio en las circunstancias. Existen razones para el optimismo. La naturaleza cíclica de las rentabilidades de la inversión activa y pasiva, unida al auge de la demanda ESG y unas dispersiones de valoración favorables para la generación de alfa, brinda una oportunidad a las gestoras activas para obtener rentabilidades superiores. En última instancia, su éxito dependerá de una pericia inversora superior y de la fortaleza de las estrategias individuales. Creemos que la aplicación de sus conocimientos y experiencia para invertir en ideas respaldadas por la convicción de sus equipos puede permitir a las gestoras activas generar rentabilidades atractivas y superiores a las de sus homólogas pasivas en los próximos años.

De ser correcta nuestra aseveración de que la rentabilidad de ambos estilos de inversión es cíclica, la reversión a la media debería conducir a un comportamiento superior de las estrategias activas en los próximos años. Los buenos tiempos de la inversión pasiva no durarán para siempre.

 

M&G Investments

 

 


Notas

1https://global.spdrs.com/blog/post/2019/Feb/investing-is-never-passive-active-vs-passive-investing-series-part-1.html

2Financial Times, 13 de agosto de 2019, accedido por internet: https://www.ft.com/content/4245e135-d719-311c-a9d2-d9a75ec8ac79

3The implications of passive investing for securities markets, Informe Trimestral del BPI, marzo de 2018, accedido por internet: https://www.bis.org/publ/qtrpdf/r_qt1803j.html.

4Does the growth of passive investing affect equity market performance?: A literature review, febrero de 2019. www.fca.org.uk/publication/research/research-note-does-growth-passive-investing-affect-equity-market- performance.pdf

 

Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su posterior distribución. Ninguna otra persona o entidad debe utilizar la información contenida en el presente documento. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg

.

ASEAFI celebrará la jornada ‘Perspectivas y Selección Cuatro Trimestre’, en Barcelona

Madrid, 7 de octubre de 2019. La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) celebrará el próximo 16 de octubre la jornada ‘Perspectivas y Selección Cuatro Trimestre 2019’, encuentro dirigido a profesionales de la industria en el que se analizará en detalle la situación macroeconómica global y se debatirá sobre aspectos tecnológicos, normativos y fiscales de total relevancia para la industria.

Un evento que acogerá la sede de la Bolsa de Barcelona en horario de mañana y que contará con Carlos García Ciriza, presidente de ASEAFI, y miembro de la junta directiva de EFPA España, para dar la bienvenida a los asistentes.

El primero de los paneles abordará, de la mano de Ana Benítez, socia de Finreg360 y Jorge Fernández, director de servicios legales y regulatorios en EY, la propuesta de guía sometida a consulta pública por CNMV sobre el proceso de autorización de nuevas entidades, la dicotomía entre facilitar la entrada de nuevos players y la necesaria restructuración del sector, así como directrices de ESMA sobre idoneidad y proyectos en curso de entidades. Además, de tener en cuenta otros aspectos críticos que las EAF y ESIS tienen que estar revisando, también se analizará cómo han adaptado las ESIS sus modelos de negocio, tras dos años de la entrada en vigor de MiFID II.

Asimismo, habrá espacio para los Mercados Financieros Globales con Jaime Puig, CEO y CIO de GVC Gaesco Gestión SGIIC, quien desgranará las principales claves de los mercados financieros y las perspectivas que ofrecen.

Por su parte, Damià Rey, responsable de Análisis de Mercados y del Servicio de Estudios de BME, bajo el título ‘El asesoramiento se hace imprescindible en un entorno atípico’, será el encargado de exponer los condicionantes actuales que pesan sobre las certezas económicas y financieras de economía e inversiones. Y, de ahí, la especial importancia del concepto de protección del inversor que las Bolsas sitúan en lugar preminente para bajar a la importancia de un asesoramiento profesional y herramientas y medios como los que desde las Bolsas se favorecen u ofrecen para cumplir ese cometido.

En el panel sobre Transacciones se analizará la exposición de los movimientos corporativos en el sector financiero en el espacio ‘Apetito de las aseguradoras en el sector inversor y sus consecuentes adquisiciones’.

En la mesa redonda ‘Posicionamiento estratégico de cara al cuarto trimestre de 2019’ contaremos con Fernando Vega Gámez, socio director del GRUPO EDM, con Inés del Molino, de Schroders, y con Nicolás da Rosa, Institucional Sales para España y Portugal de Degroof Petercam Asset Management.

Durante el encuentro, también se analizará la fiscalidad del asesoramiento financiero y, en particular, la actualidad sobre la aplicación del IVA en el asesoramiento financiero, la evolución de las prácticas de facturación a clientes, así como las nuevas consultas propuestas a la DGT. Todo ello, con Jorge Lozano, de EY, y con Ana Mayo, de Mainlegal,

Por otro lado, apuntar que la asistencia será válida por 3 horas de Formación para la recertificación EIA, EIP, EFA y EFP.

Registro e inscripción

En definitiva, una jornada con contenidos de máximo interés para las ESIS y resto de players de la industria del asesoramiento financiero. Para asistir pueden enviar un mail con sus datos al correo electrónico info@aseafi.es o bien, hacerlo a través del siguiente enlace de la página web de ASEAFI completando el formulario de registro habilitado para este encuentro:

http://www.aseafi.es/evento/perspectivas-y-seleccion-ultimo-trimestre-2019-para-publico-profesional/