ASEAFI celebrará la jornada ‘Perspectivas y Selección Cuatro Trimestre’, en Barcelona

Madrid, 7 de octubre de 2019. La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) celebrará el próximo 16 de octubre la jornada ‘Perspectivas y Selección Cuatro Trimestre 2019’, encuentro dirigido a profesionales de la industria en el que se analizará en detalle la situación macroeconómica global y se debatirá sobre aspectos tecnológicos, normativos y fiscales de total relevancia para la industria.

Un evento que acogerá la sede de la Bolsa de Barcelona en horario de mañana y que contará con Carlos García Ciriza, presidente de ASEAFI, y miembro de la junta directiva de EFPA España, para dar la bienvenida a los asistentes.

El primero de los paneles abordará, de la mano de Ana Benítez, socia de Finreg360 y Jorge Fernández, director de servicios legales y regulatorios en EY, la propuesta de guía sometida a consulta pública por CNMV sobre el proceso de autorización de nuevas entidades, la dicotomía entre facilitar la entrada de nuevos players y la necesaria restructuración del sector, así como directrices de ESMA sobre idoneidad y proyectos en curso de entidades. Además, de tener en cuenta otros aspectos críticos que las EAF y ESIS tienen que estar revisando, también se analizará cómo han adaptado las ESIS sus modelos de negocio, tras dos años de la entrada en vigor de MiFID II.

Asimismo, habrá espacio para los Mercados Financieros Globales con Jaime Puig, CEO y CIO de GVC Gaesco Gestión SGIIC, quien desgranará las principales claves de los mercados financieros y las perspectivas que ofrecen.

Por su parte, Damià Rey, responsable de Análisis de Mercados y del Servicio de Estudios de BME, bajo el título ‘El asesoramiento se hace imprescindible en un entorno atípico’, será el encargado de exponer los condicionantes actuales que pesan sobre las certezas económicas y financieras de economía e inversiones. Y, de ahí, la especial importancia del concepto de protección del inversor que las Bolsas sitúan en lugar preminente para bajar a la importancia de un asesoramiento profesional y herramientas y medios como los que desde las Bolsas se favorecen u ofrecen para cumplir ese cometido.

En el panel sobre Transacciones se analizará la exposición de los movimientos corporativos en el sector financiero en el espacio ‘Apetito de las aseguradoras en el sector inversor y sus consecuentes adquisiciones’.

En la mesa redonda ‘Posicionamiento estratégico de cara al cuarto trimestre de 2019’ contaremos con Fernando Vega Gámez, socio director del GRUPO EDM, con Inés del Molino, de Schroders, y con Nicolás da Rosa, Institucional Sales para España y Portugal de Degroof Petercam Asset Management.

Durante el encuentro, también se analizará la fiscalidad del asesoramiento financiero y, en particular, la actualidad sobre la aplicación del IVA en el asesoramiento financiero, la evolución de las prácticas de facturación a clientes, así como las nuevas consultas propuestas a la DGT. Todo ello, con Jorge Lozano, de EY, y con Ana Mayo, de Mainlegal,

Por otro lado, apuntar que la asistencia será válida por 3 horas de Formación para la recertificación EIA, EIP, EFA y EFP.

Registro e inscripción

En definitiva, una jornada con contenidos de máximo interés para las ESIS y resto de players de la industria del asesoramiento financiero. Para asistir pueden enviar un mail con sus datos al correo electrónico info@aseafi.es o bien, hacerlo a través del siguiente enlace de la página web de ASEAFI completando el formulario de registro habilitado para este encuentro:

http://www.aseafi.es/evento/perspectivas-y-seleccion-ultimo-trimestre-2019-para-publico-profesional/

Artículo de opinión con motivo del Día de la Educación Financiera

.

El potencial círculo virtuoso de la educación financiera en España

 

 

 

 

Fernando Ibáñez

Vicepresidente de Aseafi. Director general de Ética

 

Madrid, 07 de octubre de 2019. El 73% de los españoles de entre 18 y 79 años admite haber firmado alguna vez un contrato financiero sin saber o entender completamente su contenido y casi la mitad considera que tiene “poca o ninguna” cultura financiera, con desconocimiento de conceptos básicos esenciales para tomar decisiones de endeudamiento o inversión –según la ‘Encuesta de Competencias Financieras’ promovida por el Banco de España y la CNMV-. Unos datos que revelan que, pese a las crecientes exigencias de reguladores y consumidores, poco se ha avanzado y ponen sobre la mesa la necesidad de afrontar, de una vez por todas, programas de educación financiera que permitan dotar de mayor seguridad y estabilidad no solo al usuario, sino al sistema en su conjunto, evitando crisis de confianza y negocio como las que se han vivido en los últimos años y convirtiéndose en factor mitigador, en lugar de agravante, ante otra potencial recesión.

Estamos asistiendo a un cambio fundamental en tres ámbitos: el mercado laboral, el sistema de pensiones y los mercados financieros. El ciudadano se enfrenta hoy a la tesitura de gestionar sus recursos de cara a su jubilación en un contexto de productos y mercados cada vez más complejos, interconectados y digitalizados. Sin embargo, el 70% reconoce que ha adquirido un producto financiero basándose solo en la información del folleto y la facilitada por el personal de la entidad financiera, o por recomendación de un amigo.

Los ciudadanos deben ser capaces de gestionar sus finanzas personales y de tener el suficiente criterio como para pedir asesoramiento financiero especializado. Solo los asesores financieros independientes orientamos a nuestros clientes sin ningún conflicto de interés, porque no percibimos retrocesos de los productos que aconsejamos.

No se trata únicamente de la salud financiera de las familias. Las personas con mayores niveles de educación financiera –entendida como la capacidad de entender los distintos productos y poder decidir entre los mismos- suelen ahorrar más y presentan mayores niveles de inversión, al mismo tiempo que se propicia una relación más equilibrada y transparente entre el cliente –más informado, con más criterio y que demanda una mayor oferta de productos, que le permita elegir aquellos que den respuesta a sus necesidades concretas- y la institución financiera –que puede ampliar su oferta y ser más innovadora y competitiva-. A su vez, esa progresión de individuos, familias y sistema financiero tiene reflejo directo en la evolución de la economía de un país y en el bienestar del conjunto de sus ciudadanos.

La realidad es que, aunque se han formulado diferentes propuestas sobre educación financiera por parte de legisladores y reguladores –sobre todo, tras los problemas de información y transparencia destapados por casos como los de las preferentes o las cuotas participativas-, no se ha logrado llevarlas a la práctica de forma estructurada. De hecho, el 84% de los centros educativos de España no imparte ningún tipo de formación en esta materia –frente al 48% de media en los países de la OCDE-.

Desde Aseafi reclamamos la necesidad de incluir la educación financiera desde las primeras etapas de escolarización y definir programas específicos para diferentes grupos de población, para que los ahorradores e inversores puedan tomar decisiones basadas en el conocimiento. Una tarea en la que organismos reguladores, entidades financieras y sistema educativo deben ir de la mano.

 

  • Añadir a la guía de conversación
    • No hay listas de palabras para Inglés -> Español…
    • Crear una nueva lista de palabras…
  • Copiar

CARTA DEL MES DE SEPTIEMBRE 2019 DIVERINVEST; La MUERTE del AHORRADOR

Estimado amigo,

Esta carta vuelve a ser una reflexión sobre los importantes cambios que están aconteciendo en el mundo financiero.

Por eso, le he pedido a David Mafoda que exprese con palabras, lo que estamos sintiendo los ahorradores europeos:

“Estamos sin duda viviendo un desquiciado nuevo escenario financiero más propio de Alicia en el País de las Maravillas que de los esquemas propios del capitalismo, al menos tal y como lo habíamos conocido hasta ahora y es que los tipos de interés negativos, esa especie de eutanasia para los ahorradores, están aquí para quedarse y probablemente por mucho tiempo.

El modelo económico impuesto desde la segunda guerra mundial, que trajo consigo la mayor época de bienestar y progreso en el mundo occidental, está en términos prácticos agotado. No es una cuestión política ni ideológica, es sencillamente una cuestión técnica. Las condiciones que se daban hace 70 años sencillamente no existen hoy, básicamente crecimientos sostenidos del PIB con creación de empleo estable y bien remunerado y recursos inagotables y baratos.

A partir de las crisis del petróleo de los años 70, cuando el crecimiento global empezó a descender, la respuesta fue la introducción de deuda como elemento de estímulo. Del crecimiento orgánico de la postguerra, se pasó al crecimiento apalancado vía endeudamiento. Los 80 fue la década gloriosa de la deuda. Se introdujeron las tarjetas de crédito y las hipotecas a treinta años para el consumidor de a pie, se inventó la titularización de todo flujo futuro en forma de CMO´s, ABS etc. y los bonos basura hicieron su aparición para financiar LBO´s, MBO´s…

Esta última fase del modelo funcionó relativamente bien debido principalmente a dos factores: los tipos de interés estaban relativamente altos (existía un risk-premiun elevado por razones históricas) y además la inflación se estaba moderando. Esto permitía a los bancos centrales estimular las economías al final de cada ciclo sencillamente bajando tipos. Es la época dorada del “Maestro” Greenspan. Pero la realidad es que, con cada paso de ciclo, las economías se apalancaban más y el margen de estímulo se iba reduciendo. La introducción del Euro (una unión monetaria sin unión fiscal) con su profundo efecto deflacionista y la crisis de 2008 pusieron definitivamente fin a este modelo.

Los bancos centrales se reinventaron e introdujeron la monetización de la deuda (QE) y los tipos de interés negativos. A los millones de ahorradores de todo el mundo y muy especialmente a los europeos, debido a las condiciones únicas de su divisa, se les ha impuesto una tiranía económica (financial represión) y se les ha condenado a una lenta pero segura eutanasia. Esta decisión es evidentemente política. Al final se trata de decidir entre los intereses de estos ahorradores y la continuidad de la moneda común, una tensión contradictoria que está llamada a permanecer en el tiempo. La unión fiscal que sería el paso lógico para estabilizar la eurozona y para poner en práctica políticas de estímulo no monetario que liberarían la presión sobre los tipos de interés, perjudicaría sobre todo a Alemania de ahí que se niegue en redondo a siquiera considerarla. La monetización de la deuda y los tipos negativos no son más que una concesión de Alemania a los países endeudados del Sur para evitar que el Euro de desintegre sin incurrir en transferencias fiscales. El nombramiento de Christine Lagarde para reemplazar al “mago” Draghi es la confirmación de que el statu quo se prolongará. Esta razón de fondo avala la idea de que los tipos negativos van a durar años.”

David Mafoda

En DiverInvest, recomendamos ante la actual tesitura, mirar hacia otras regiones y zonas geográficas que ofrecen buenas oportunidades. Debemos diversificar y ser aún más activos. Buscar ideas, estrategias y gestores que aporten valor.

Un abrazo,
David Levy

Schroders rebaja sus previsiones de crecimiento para la economía global; Infografía mes de Septiembre 2019

Schroders rebaja sus previsiones de crecimiento mundial como consecuencia de la escalada de tensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Ahora espera un crecimiento del PIB del 2,6% este año y del 2,4% el siguiente (frente al 2,8% y el 2,6% que preveía anteriormente). Si se cumplen estas previsiones, el crecimiento mundial en 2020 sería similar al de 2008, justo antes de la gran recesión de 2009.

Se espera que los tipos de interés se reduzcan más y a un ritmo mayor en todo el mundo, pero el paso de la política acomodaticia a un crecimiento más fuerte será largo, ya que los bancos y prestatarios cautelosos se toman su tiempo para responder. Tanto el riesgo geopolítico como la incertidumbre política son elevados y no se verán afectados por un menor coste del crédito.

Europa: recorte de las previsiones  

Las previsiones de la eurozona se han rebajado significativamente a medida que la guerra comercial entre EE.UU. y China se ha intensificado. Los recortes de tipos de interés y el retorno de la expansión cuantitativa (QE) ayudarán a la economía, pero es poco probable que detengan la propagación de la debilidad de la industria manufacturera a otras industrias.

Emergentes: con el viento en contra

La escalada de la guerra comercial no ofrece muchas posibilidades de mejorar las perspectivas de los mercados emergentes. Por eso, Schroders reduce las expectativas de crecimiento de las economías BRIC este trimestre.

En un tono más positivo, la firma británica cree que hay margen para una mayor relajación cuantitativa por parte de los bancos centrales de los países emergentes, mientras sus homólogos desarrollados adoptan una postura más dovish.

Japón: el Banco de Japón prepara medidas de flexibilización

Un primer semestre más fuerte de lo esperado impulsa una mejora de las perspectivas de crecimiento para 2019, pero el agravamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China empeora las perspectivas para 2020.

Teniendo en cuenta unas perspectivas internacionales más débiles y una mayor apreciación del yen, Schroders espera que el Banco de Japón adopte medidas de relajación. Esto debería ser una respuesta de política interna para suavizar el golpe de la subida de los impuestos al consumo.

 

DPAM alcanza las máximas estrellas como gestora sostenible y responsable

 

La gestora independiente Degroof Petercam Asset Management (DPAM), entidad de ges­tión activa pione­ra e innovadora en inversión responsable y sosteni­ble,  destaca por tercer año consecutivo, con la máxima calificación A+ por su evaluación de los Principios de Inversión Responsable (PRI) respaldados por la ONU.

 

Dichos Principios (6) tienen por objeto promover las mejores prácticas para fomentar la adopción de criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) y fomentar un sector financiero más sostenible y orientado al largo plazo. DPAM es signatario de los Principios de Inversión Responsable desde 2011 y desde 2013, presenta el informe anual obligatorio.

Ophélie Mortier, Estratega de Inversión Sostenible y Responsable en DPAM, explica que «Este es un gran logro, particularmente considerando los requisitos cada vez más exigentes a lo largo de los años, ya que PRI actualiza continuamente el nivel de requisitos. PRI representa a 2.450 firmantes en todo el mundo con cerca de 82 billones de dólares en activos bajo gestión.

 

A+ es el rating más alto y DPAM tiene las máximas estrellas en varias áreas de especialización. En el caso del grupo de signatarios, la calificación media (A) se ha mantenido estable durante el último año, excepto en lo que se refiere a la integración de criterios ASG, en el que la tendencia es negativa. La calificación media, en particular, se ha rebajado a B en los últimos tres años. Sin embargo, gracias a continuos esfuerzos e inversiones, DPAM ha mantenido su máxima puntuación durante tres años consecutivos.

 

Hugo Lasat, CEO de DPAM, argumenta que «La sostenibilidad está en el centro de nuestro ADN. DPAM no es sólo un diseñador y proveedor de estrategias sostenibles, sino también una firma comprometida con la sostenibilidad. Trabajamos continuamente con las empresas y accionistas, como lo demuestra nuestro apoyo a las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima (TCFD, por sus siglas en inglés). Mirando hacia el futuro, continuaremos manteniendo nuestro compromiso con la sostenibilidad y ofreciendo a nuestros clientes soluciones de inversión responsables».

 

PRI fomenta el compromiso y ha añadido preguntas relacionadas con el compromiso en general y centradas en las estrategias de cambio climático en particular. «En DPAM, apreciamos los esfuerzos de PRI por cuestionar continuamente su modelo, gobernanza y objetivos, siempre elevando sus ambiciones», agrega Mortier.

 

Esto es exactamente lo que está haciendo DPAM al aumentar los esfuerzos y mejorar el nivel de requisitos de sus estrategias y áreas de especialización. DPAM sobresale en investigación1 y gestión2, desafiando sus modelos, desarrollando sus propios cuadros de mando y aportando soluciones innovadoras a retos clave como el cambio climático, el derecho a la alimentación o un enfoque constructivo y positivo de la tecnología al servicio de la humanidad.

 

Hechos y cifras clave

 

  • Más de 17 años de experiencia en inversión sostenible
  • DPAM cuenta con 35.900 millones de euros en activos bajo gestión
  • Firmante de -PRI desde 2011 – La más alta calificación A+ por nuestra experiencia
  • Pionero en deuda soberana sostenible – más de 2.300 millones de euros invertidos
  • Hoy en día, DPAM gestiona más de 6.000 millones de euros en estrategias sostenibles, en varias clases de activo.
  • Todos los fondos sostenibles han sido galardonados con la etiqueta ASG de LuxFLAG e informan de forma transparente sobre sus indicadores y desarrollos relacionados con la sostenibilidad de forma trimestral
  • DPAM ejerce derechos de voto en 465 empresas en Europa y Norteamérica
  • DPAM participa activamente en el diálogo con más de 75 empresas sobre prácticas de gobierno corporativo
  • DPAM promueve las recomendaciones del TCFD y es signatario del Climate Action 100+

 

1 Mejor gestora por tercer año consecutivo según la encuesta anual 2019 de Extel 2 Mejor gestora de renta fija y renta variable en 2018 y 2019, galardonada por DeTijd/L’Echo (primer medio financiero de Bélgica)

 

¿QUE ES y COMO OPERAN LOS FAMILY OFFICE?

 

¿Qué es un Family Office? Un Family Office u Oficina Familiar es una forma de organizar el patrimonio que implica la profesionalización de la inversión y gestión. Ello requiere de dotar al patrimonio de una estructura dedicada en exclusiva a la toma de decisiones de inversión y su posterior gestión, así como de criterios (un plan) para evitar la aleatoriedad o los personalismos.

 

¿Cómo se organiza un Family Office? Si la estructura es propia se denomina Single Family Office (SFO). Si la estructura es compartida con otras familias se denomina Multi Family Office (MFO). Los MFO suelen ser despachos profesionales que incluyen todos los servicios necesarios (administración, operaciones, fiscal y legal e inversión divididos en los tipos de activos). Si una familia está planteándose montar una Oficina Familiar, debe saber que, al objeto de optimizar los costes y la eficiencia, se recomienda tener un patrimonio cercano a los 25 millones de euros para el SFO y a partir de 3 millones de euros para el MFO.

 

¿Dónde invierte un Family Office? Una Oficina Familiar española tiene acceso a los mismos activos de inversión que cualquier otro inversor español, con la diferencia del tamaño y los costes asociados a la gestión de la inversión. Mercados de capitales para renta variable, renta fija y fondos de inversión, con unos costes cercanos a inversor institucional (asesoramiento y gestión independiente a la clásica ofrecida por los bancos). En alternativos, los FOs continúan invirtiendo en inmobiliario en rentabilidad, el clásico activo de inversión en España, pero, llevan ya años invirtiendo en capital riesgo y han empezado a valorar la deuda privada. También son objetivo de las modas, como hace un año las renovables o recientemente la inversión en audiovisual, por sus ventajas fiscales.

 

Escucha el audio completo en el siguiente enlace, entrevista a Raúl Aznar

 

http://www.aseafi.es/galeria-audios/

 

Seguimiento del crecimiento de los bonos verdes

La emisión de bonos verdes en el primer semestre de 2019 alcanzó un valor de 86.000 millones de dólares mientras continúa el crecimiento de las finanzas sostenibles. El análisis del mercado de bonos realizado por Refinitiv muestra las tendencias globales (#DealTrends) y revela dónde reside el mayor interés de los inversores en las finanzas verdes.

 

  1. El análisis del mercado de bonos de Refinitiv muestra que la emisión de bonos verdes en el primer semestre de 2019 alcanzó un valor de 86.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 26% con respecto al año anterior.
  2. La emisión de bonos verdes aumentó en todas las regiones, destaca la región Asia Pacífico con un crecimiento interanual del 30% y una cuota de mercado del 22%.
  3. El dominio de Europa en el mercado de bonos verdes está impulsado por Francia con un 13,4% del total mundial, lo que lo convierte en el país emisor más activo.

 

El interés de los inversores en los bonos verdes experimentó un rápido crecimiento en la primera mitad de 2019, con emisiones por valor de 86.000 millones en todo el mundo, lo que supone un aumento del 26% con respecto al mismo período del año pasado.

Descargue aquí la presentaciónde «Green Bonds H1»

El crecimiento de los bonos verdes sigue siendo más fuerte en Europa, con una cuota de mercado del 55% impulsada por Francia con un 13,4% por ciento del total mundial, lo que lo convierte en el país emisor más activo.

El gigante energético francés Engie SA ha sido el mayor emisor corporativo durante este período. Los primeros seis meses también han estado marcados por una gran actividad en Alemania, con una cuota de mercado del 8%, donde el banco KfW Bankengruppe realizó la mayor emisión de bonos verdes por valor de 3.400 millones de dólares.

 

Crecimiento de los bonos verdes

Según Leon Saunders Calvert, Director de inversión sostenible y rating de fondos de Refinitiv: «Los bonos verdes, y las ofertas de financiación sostenible en general, han aumentado de manera constante en los últimos años. Esto refleja el creciente interés de las empresas y de los inversores en las consideraciones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y la manera en la que las empresas pueden obtener resultados en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU”.

Saunders añade que: «esto pone de manifiesto la necesidad de disponer de una mayor cobertura de datos en este ámbito, como por ejemplo la información relativa al uso de los beneficios procedentes de la emisión de bonos verdes y la manera en la que los emisores pueden reducir la huella ambiental».

Los beneficios de los bonos verdes se destinan a proyectos sostenibles. Si bien los bonos verdes representan actualmente una pequeña parte del mercado mundial de bonos, regiones como Asia están realizando grandes esfuerzos para ponerse a la altura de los progresos observados en Europa.

La región Asia Pacífico alcanzó una cuota de mercado del 25% en el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 30% interanual. América se sitúa como el tercer mercado de bonos verdes con una cuota del 19%.

No obstante, la ralentización del crecimiento en China y un aumento del 60% del crecimiento en EE.UU. han propiciado que este último alcance el segundo puesto en el ranking de países emisores más activos, reduciendo así la brecha entre ambas regiones.

 

Empresas prestatarias

Otros ejemplos son el de Japón que experimentó un crecimiento del 73% con una emisión por valor de 2.200 millones de dólares en el primer semestre y Corea del Sur donde también se observó un fuerte crecimiento, con una emisión por valor de 3.900 millones de dólares con respecto a una cifra muy baja el pasado año.

Otros aspectos destacados del primer semestre son la emisión del primer bono verde de Hong Kong por un importe de 1.000 millones de dólares y la emisión de un bono verde soberano de Chile por 1.400 millones de dólares.

El predominio de las agencias gubernamentales y financieras en la emisión de bonos verdes se ha diversificado significativamente en el último año en el que, concretamente, el sector de la energía y la electricidad se ha hecho con una parte mucho mayor de un pastel más grande pasando del 13% en el primer semestre de 2018 al 23% en el primer semestre de 2019.

Empresas prestatarias de diversos sectores han pasado a ser emisores activos como es el caso de Apple, Starbucks y Verizon Communications.

Starbucks, por ejemplo, anunció la emisión de un bono sostenible por 1.000 millones de dólares, cuyos beneficios se destinarán a apoyar la compra de café de origen ético y financiar programas de apoyo a los agricultores. Es el tercer bono de este tipo que emite la compañía y el mayor hasta la fecha.

Nuestro análisis del mercado de bonos verdes y nuestras tablas de clasificación se realizan a través de nuestra colaboración con la Iniciativa de Bonos Climáticos, el estándar de la industria para los bonos verdes.

Descubra el modo en que nuestros informes y tablas de clasificación pueden ayudarle a analizar las tendencias del mercado y evaluar el cambiante panorama competitivo

 

.

GAR Investment Advisors EAF registra el primer Agente de una Empresa de Asesoramiento Financiero-EAF, en España.

El pasado día 31 de Julio la CNMV inscribió en el Registro de Agentes de las ESI a Libreinnova Servicios Empresariales, S.L. como Agente de GAR Investment Advisors EAF, S.L. Con esta inscripción, GAR pasa a ser la primera EAF de España que registra un Agente Financiero.

Ramón Alfonso, Rafael Rabat y Laureano Gris, socios de GAR, afirman: “Estamos muy satisfechos del acuerdo de agencia firmado con Libreinnova. Estamos convencidos de que va a ser una relación de provecho y fructífera por ambas partes”

GAR EAF ha destacado su interés en este tipo de colaboraciones, por lo que buena parte de su crecimiento orgánico puede venir dado por esta figura. “Hemos constituido un Comité de aceptación y seguimiento de Agentes que lo componen los tres socios de la compañía, junto con el Responsable de Cumplimiento Normativo así como con el Responsable Comercial, y en estos momentos estamos evaluando la incorporación de otros agentes”

“Una vez finalizada con éxito la absorción del negocio de C&R EAFI y la incorporación de Libreinnova Servicios Empresariales, S.L. como agente, podemos decir que estamos totalmente preparados para acometer más operaciones corporativas que nos permitan crecer de manera inorgánica”, señalan Ramón Alfonso, Rafael Rabat y Laureano Gris.

 

Por su parte Iván Prieto, Administrador de Libreinnova Servicios Empresariales, radicada en Galicia, y dedicada a prestar servicios empresariales especializados en asesoramiento sobre financiación, fiscalidad y digitalización de negocios, ha señalado: “Estamos muy ilusionados con esta relación que nos permitirá ofrecer a nuestros clientes los magníficos y profesionales servicios de Asesoramiento Financiero de un especialista como es GAR Investment Advisors EAF.”

También apunta Iván Prieto que: “Con este acuerdo, vamos a completar nuestra oferta de servicios para así poder ayudar a nuestros clientes a implementar una estrategia global en sus empresas.”

                                                                                 Barcelona, a 4 de septiembre de 2019

Schroders; Infografía economía global Agosto 2019

¿Qué prefieren los inversores: inversión de impacto o inversión sostenible?

 

Por: Ophélie Mortier, Estratega de inversión sostenible y responsable en DPAM

 

Si bien la redacción de la pregunta parece colocar estos dos enfoques en sentido opuesto, en realidad se complementan, lo que los hace mutuamente beneficiosos y, en última instancia, esenciales entre sí. A continuación 4 ejes básicos de análisis que ofrecemos desde Degroof Petercam Asset Management (DPAM) para comprender el por qué:

 

  1. Las fortalezas y debilidades de ambos tipos de inversión son ampliamente conocidas:

La inversión de impacto, a diferencia de las inversiones privadas, tiene una misión clara: su intención es visible, cuantificable y verificable. Queda el desafío de su acceso limitado a los inversores y, por lo tanto, su tamaño potencial y el alcance de su impacto.

Por su parte, las inversiones sostenibles y responsables se centran en los criterios ESG (Medio ambiente, Sostenibilidad y Buen Gobierno); desde una perspectiva de proceso y producto, incluyendo la licencia social de la compañía para operar y el impacto de sus productos en las cuestiones de ESG. Mientras que la industria aún se enfrenta al desafío de aclarar sus intenciones y en particular en cómo medirlo, el impacto es real y su magnitud y alcance están incrementando.

  1. Enriquecimiento mutuo

En términos financieros, las inversiones sostenibles y responsables ofrecen a la inversión de impacto, la profundidad de la que actualmente carece y le dan el empuje financiero necesario para ampliar su potencial de alcance.

En términos de impacto, la inversión de impacto ha sobrepasado los límites de la inversión sostenible y responsable al forzarla a no solo rechazar los actores del mercado menos ejemplares/virtuosos, sino también a demostrar cómo contribuye de una manera positiva a la sociedad en su conjunto.

Desde DPAM, mirando el largo camino recorrido en nuestra experiencia sostenible hasta la fecha, esta doble lección se puede ver a lo largo de los últimos diecisiete años. Las primeras estrategias que lanzamos reflejaban los enfoques puros del mejor en su clase (best-in-class), que dejaba poco espacio para la transición, el esfuerzo o el compromiso. Hoy en día ya no basta con no invertir en las empresas menos virtuosas de un sector. Se requiere compromiso, impacto y acción. Sin caer en la trampa de la información excesiva, la transparencia requiere unos indicadores relevantes y fiables. Más allá de la cifra de huella de carbono absoluta, es esencial que entendamos qué es lo que contribuye a la huella de carbono y cómo evolucionará en el futuro, adoptando un enfoque más relativo y holístico.

 

  1. Más requisitos y más análisis

Asimismo, existe una actitud más crítica hacia la información recibida. La solicitud de impacto lleva a preguntas sobre el propósito primordial de la empresa, su contribución a un mundo más sostenible y su evolución a lo largo del tiempo. Los temas sostenibles están cada vez más reflejados en las carteras, constituyendo la mayor diferenciación con los fondos ESG, que normalmente integran el riesgo relacionado con los problemas de ESG pero no tienen en cuenta (¡concepto de intencionalidad!) la respuesta a los problemas de sostenibilidad. Esto requiere un análisis cada vez más enfocado y preciso sobre los problemas reales en el sector o subsector.

Aquí también hay un “impacto” para los gestores de activos y otros actores financieros: tenemos que colaborar con las agencias de rating de ESG para asegurar que ambas partes entienden los problemas reales y las puntuaciones o calificaciones que reflejan este aspecto de una combinación de riesgo y oportunidad, en vez del nivel de reporte de la compañía. “Invertir, no invertir, o desinvertir. ¡Una decisión con gran impacto!”

  1. ¿Qué pasa con la sostenibilidad de los países?

Para que la inversión sostenible amplie su impacto a toda la economía y cubra las necesidades de financiación relacionadas con los temas de sostenibilidad, debe utilizar todas los impulsores posibles, incluyendo los bonos soberanos.

Mientras que la evaluación de la sostenibilidad de los países parece ser un ejercicio muy complejo donde el compromiso puede ser particularmente limitado, los bonos soberanos siguen siendo la clase de activo de inversión pública más grande y, por lo tanto, una herramienta financiera importante.

Es cierto que no todo el mundo tiene la capacidad de comprometerse con un país. Sin embargo, decidir si invertir en la deuda de un país o no tiene un impacto por definición. Debemos tener en cuenta que una decisión de inversión implica elegir: invertir, no invertir o desinvertir. ¡Esto lo convierte en una decisión de impacto!

Cualesquiera que sean los límites, la complementariedad y las diferencias entre los dos, lo esencial es apuntar hacia un objetivo común de sostenibilidad en el sentido primario del término: cubrir las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Esto también supone un cuestionamiento constante de enfoques y convicciones para poder evolucionar con el tiempo.

Ante grandes cambios de paradigmas en todos los niveles – democracia, consumo, medio ambiente, tecnología, etc. – existen dos opciones: Por una parte, rechazar el cambio y luchar por el status quo que algunos defienden como más social y humano, o aceptar el cambio y la disrupción, y permanecer abiertos y críticos con las soluciones que forman parte de esta transición en un marco de buenas prácticas e intercambios sobre lasalternativas sostenibles en cada parte de las operaciones de una empresa.