ASEAFI ve “injustificado y poco razonable” la negativa de contratar agentes

La transposición de MiFID II a nuestro ordenamiento tendría que servir para potenciar la figura de la EAFI, que tiene como objeto social exclusivo la prestación del servicio de asesoramiento financiero, permitiéndoles crecer mediante la contratación de agentes

Madrid, 11 de septiembre de 2017. La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) cree que la negativa de poder contar con agentes es otro motivo porque el que las EAFI se ven “tremendamente perjudicadas frente al resto de ESI de forma injustificada y poco razonable”. Con la redacción propuesta, “las EAFI se encuentran en una situación de desventaja competitiva frente a otro tipo de ESI, por ejemplo, las Agencias de Valores simplificadas), impidiéndoles el crecimiento a través de una figura que se reconoce al resto de ESI”, apuntan desde la asociación.
Así lo hará saber ASEAFI al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de un escrito en el marco de la consulta del Anteproyecto de Ley del Mercado de Valores y el Real Decreto de adaptación reglamentaria a la Ley del Mercado de Valores.
La asociación considera que debería darse la posibilidad a las EAFI de tener agentes al igual que ocurre con el resto de empresas de servicios de inversión y, en este sentido, añade, las EAFI que opten por tenerlos deberán dar cumplimiento a lo establecido en la ley, resultándoles de aplicación el mismo régimen de responsabilidad establecido para el resto de ESI.
Además, continúa explicando ASEAFI, el riesgo existente es muchísimo menor que para el resto de ESI, dada la actividad que pueden realizar las EAFI, limitada a la prestación del servicio de asesoramiento.
Para la asociación, “esta limitación es totalmente discriminatoria a las EAFI que han demostrado desde su creación (2009) que son capaces de cumplir con las exigentes obligaciones establecidas en las normas, por lo que si optan por la incorporación de agentes deberán contar con los sistemas de control oportunos y la estructura organizativa adecuada”.

Además, consideran que la transposición de MiFID II a nuestro ordenamiento tendría que servir para potenciar la figura de la EAFI que tiene como objeto social exclusivo la prestación del servicio de asesoramiento financiero, permitiéndoles crecer mediante la contratación de agentes.
A juicio de la asociación, las EAFI salen muy perjudicadas tras la reforma propuesta cuando debería haber sido lo contrario y, en este sentido, se ponen a disposición del ministerio para ampliar cualquier tipo de información, así como para participar en el proceso de desarrollo de la normativa española que tenga por finalidad incorporar a nuestro ordenamiento jurídico MIFID II y las recomendaciones de ESMA al respecto.